¿Qué es un mal viaje?

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisEducación sobre drogasPsicodélicos
Última edición :

Mal Viaje


Prepárate para el viaje antes de lanzarte a la aventura. Simplemente tomando algunas precauciones puedes aumentar las posibilidades de tener un gran viaje. Pero ¿qué es un mal viaje?

Nadie quiere pasar un mal rato al tomar alucinógenos. Pegarse un viaje debería ser una aventura, un lugar para el auto-descubrimiento. Pero desafortunadamente, no siempre es así. A veces las cosas pueden tomar un giro inesperado hacia lo peor y no hay nada como un mal viaje para fustrar una experiencia que podría haber sido fantástica.

PERO, ¿QUÉ ES UN MAL VIAJE?

Qué es un mal viaje?

Los psicodélicos como el ácido, las setas e incluso la marihuana o la cocaína, tienen la capacidad de cambiar la percepción del entorno mientras se está bajo su influencia. Este cambio de enfoque, se suele llamar “viaje”. Los alucinógenos no sólo alteran lo que un individuo ve físicamente, sino que también pueden cambiar su estado mental y emocional, además de su función auditiva.

Existe una escala de malos viajes. A veces se manifiestan en una leve molestia que puede aliviarse fácilmente, mientras que en otras ocasiones puede ser una sensación abrumadora y francamente aterradora. Durante estos momentos, puede costar más esfuerzo volver a un estado tranquilo y relajado.

¿QUÉ PUEDE CAUSAR UN MAL VIAJE?

Qué puede causar un mal viaje?

Dado que los alucinógenos provocan una percepción distorsionada de la realidad, los sentimientos incómodos experimentados en este estado alterado pueden desembocar en un mal viaje.

• Tiempo: el sentido del tiempo puede ondular entre pasar rápidamente y quedarse completamente parado. Esto puede provocar un gran malestar a los consumidores, que sienten que la experiencia no acaba nunca. Si alguien tiene un mal viaje, es útil recordarle que ha consumido una droga alucinógena y que los efectos no van a durar para siempre.

• Paranoia: cuando estás colocado con alucinógenos, los sentimientos pueden cambiar enseguida. Las emociones pueden pasar rápidamente de ser positivas a negativas, para luego volver a percibirse como positivas. Si resulta imposible consolar a una persona que tiene un mal viaje debido a su paranoia hacia los demás, puede ser interesante ofrecerle un espacio tranquilo y discreto donde ordenar sus pensamientos. Eso sí, vigílala de vez en cuando, tratando de asegurarte de que esté lo más cómoda posible.

• Alucinaciones: en este tipo de viajes es habitual tener alucinaciones visuales y auditivas. Por lo general, los consumidores son conscientes de esto antes de tomar cualquier droga. Pero durante un viaje desagradable, puede ayudar asegurarles que lo que está pasando es normal, y que es simplemente otra parte de la experiencia.

¿CÓMO EVITAR UN MAL VIAJE?

Cómo evitar un mal viaje?

Una vez que la persona ha tomado un alucinógeno, básicamente está atrapada en lo que sea que se encuentre en su camino, por lo menos hasta que los efectos desaparezcan. Si se produce un mal viaje, hay muchas formas de darle la vuelta. Por lo general, el momento más intenso de un viaje con LSD sucede de una a tres horas después de su consumo. La experiencia completa puede durar de seis a diez horas. Probablemente resulte muy difícil conciliar el sueño, así que lo que mejor se puede hacer, es preparar desde el principio un viaje agradable. Tómate tu tiempo para crear un espacio en donde la mente pueda deambular por un ambiente positivo.

• No bebas alcohol: se sabe que el alcohol disminuye los efectos alucinógenos del LSD, pero también puede aumentar el pánico, la ansiedad y la hostilidad. Evita situaciones en las que puedan aparecer estas emociones. Si alguien esta a punto de hacerse daño a sí mismo o a otros, pide ayuda.

• Trauma pasado: los alucinógenos han sido utilizados con fines terapéuticos, así que no sería sorprendente que estas drogas trajesen de vuelta recuerdos y traumas del pasado. Esto puede conducir rápidamente a un mal viaje. Ser consciente de que esto puede ocurrir es un recordatorio útil antes de cualquier aventura. Si finalmente se sufre un mal viaje, podría ser beneficioso buscar ayuda psicológica después de la experiencia.

• Busca un compañero de viaje: rodéate de alguien comprensivo y paciente que vigile tu viaje. Esta persona suele estar sobria y puede ser un guía útil para quien esté teniendo un momento complicado. Un compañero de viaje también es una excelente forma de garantizar un viaje seguro en general.

• Satisface tus necesidades: prepárate para mantenerte bien hidratado y tener comida lista. Durante un viaje, puede que no te apetezca comer o beber, pero esto no significa que tu cuerpo no lo necesite. Tener hambre y la boca seca puede causar irritabilidad y mal humor.

Todo el mundo puede tener un mal viaje, desde un principiante hasta un consumidor experimentado. Esto no significa que la mayoría de viajes terminen de esta forma o que el consumidor haya hecho algo mal. Simplemente tomando algunas precauciones, manteniéndote bien hidratado y en alerta, los viajes pueden ser beneficiosos independientemente del resultado.

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados