¿Qué Es Un Ladrillo De Marihuana?


Última edición :
Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisHistoria

Marihuana buena vs mala: Cómo distinguirlas


Érase una vez en que los ladrillos de marihuana eran la forma de cannabis más habitual en todo el mundo. Esto puede sorprender a los fumadores del nuevo milenio. Pero los veteranos cannábicos los conocen bien. Echemos un vistazo a los ladrillos de marihuana y a algunas variedades que merecen mucho más que ser enladrilladas.

¿QUÉ ES EXACTAMENTE UN LADRILLO DE MARIHUANA?

En términos porretas comunes, un ladrillo de marihuana (“brick weed” en inglés) es simplemente cannabis comprimido en forma de ladrillo. Evidentemente, es una definición poco precisa para marihuana compacta en cualquier forma y tamaño. Normalmente, un ladrillo de marihuana callejero solía pesar unos 500g; aunque también era habitual encontrarlos de 1kg.

La edad de oro de los ladrillos de marihuana fue durante los años 70 y 80, aunque en algunas zonas fueron populares hasta poco después del año 2000. La prohibición llevó a la creación del mercado negro del cannabis. Previamente a la revolución del cultivo casero, estos ladrillos eran la mayor forma de consumo de cannabis en todo el mundo. En los viejos tiempos, Europa y EE.UU. estaban repletos de ladrillos de marihuana.

¿DE DÓNDE PROVENÍAN?

¿DE DÓNDE PROVENÍAN?

La mayoría se producían en Sudamérica, México o Tailandia y debían viajar largas distancias para llegar a los fumadores. Las plantaciones exteriores de cannabis se cosechaban rutinariamente y se compactaban en ladrillos usando prensas industriales, para exportar exclusivamente a mercados europeos y estadounidenses. Su tamaño compacto facilitaba el transporte, con lo cual los contrabandistas podían llevar más cantidad de cannabis, aumentando así los márgenes de beneficios.

La marihuana que no estaba en forma de ladrillo era poco común para el típico porreta occidental. Incluso el hachís disponible en el momento era en forma de ladrillo. Se cortaban rebanadas de la típica barra de 250g, que parecía una gruesa tableta de chocolate de bordes redondeados.

EN LOS VIEJOS TIEMPOS REALMENTE NECESITABAS TENER CONTACTOS

El hachís “apaleado”, sucio y adulterado, y los ladrillos de marihuana eran todo lo que ofrecían los típicos camellos de la calle. Ocasionalmente, alguna gente corría el riesgo de traer algunas delicias como charas de la India, hachís turco o afgano. Pero esto era poco común, ya que la película “El expreso de medianoche” aún estaba fresca en la memoria de traficantes y fumadores. A no ser que tuvieras contacto directo con Howard Marks o la Hermandad del Amor Eterno, fumabas marihuana de mala calidad a un precio elevado.

¿CÓMO ES LA CALIDAD DE LOS LADRILLOS DE MARIHUANA?

¿CÓMO ES LA CALIDAD DE LOS LADRILLOS DE MARIHUANA?

La calidad de la marihuana compactada en ladrillo siempre será menor que si no se hubiera compactado. Golpear las flores con una prensa aplasta los tricomas y echa a perder el atractivo del cogollo. Normalmente se usan plantas enteras: los tallos, semillas, hojas y flores se compactan para engordar los ladrillos. A veces se cosechan las plantas y se dejan secar al calor del sol, pero la mayoría de veces los cultivadores cosechan la marihuana y la prensan cuando aún está verde. En cualquier caso, no va a resultar en marihuana de primera calidad.

ARTÍCULO RELACIONADO
Marihuana buena vs mala: Cómo distinguirlas

Los mejores colocones se obtienen con la mejor hierba. Seguro que ya sabes distinguir una marihuana buena de otra mala.

La potencia media de un ladrillo solía ser de un 5% de THC. Obviamente, de vez en cuando aparecían ladrillos de mejor calidad que rondaban el 10% de THC. Los de mayor potencia eran un poco más caros. Pero la potencia variable no era la peor de las inconsistencias.

Esta marihuana podía ser tan seca y áspera que se volvía polvo entre tus dedos. O apestaba a amoniaco y estaba húmeda en el centro. Al comprar ladrillos de marihuana siempre te la jugabas. Según los estándares de hoy en día, era una porquería.

CÓMO REVIVIR TU LADRILLO DE MARIHUANA SECA

CÓMO REVIVIR TU LADRILLO DE MARIHUANA SECA

Si en tu despensa solo queda ladrillo de marihuana, aquí tienes unos consejos para rehidratar el cannabis prensado. Para revivir unos cogollos demasiado secos, puedes guardarlos junto con cogollos frescos. Pero si estás planteándote revivir marihuana enladrillada, probablemente sea porque no dispones de un cogollo tierno y jugoso para añadirle.

1) USA UNA RODAJA DE NARANJA O LIMÓN

USA UNA RODAJA DE NARANJA O LIMÓN

Para empezar, trocea un poco la marihuana; usa tijeras si las necesitas. A continuación, pon los trocitos en un tarro de cristal. Cubre el tarro con papel de aluminio y perfora algunos agujeros con una aguja. Añade una rodaja de cítrico y cierra el tarro con la tapa. Deja que el tarro respire 10 minutos al día y controla su progreso durante aproximadamente una semana. Esto debería rehidratar tus cogollos y también les dará un poco de sabor.

2) USA UN HERVIDOR DE AGUA (CANTIDAD PEQUEÑA)

USA UN HERVIDOR DE AGUA (CANTIDAD PEQUEÑA)

Vale, tienes un poco de marihuana enladrillada y quieres poder disfrutarla. Una manera simple y efectiva de rehidratar una cantidad pequeña es introducirla en un calcetín limpio y, con cuidado, vaporizarla por encima de un hervidor de agua eléctrico durante 30-45 segundos. No te pases. Ve con cuidado al sacarla; volviendo el calcetín del revés perderás menos marihuana. Antes de fumarla, deja que se seque al aire sobre un papel de cocina durante 4-6 horas.

3) USA UNA OLLA Y UN COLADOR (CANTIDAD MAYOR)

USA UNA OLLA Y UN COLADOR (CANTIDAD MAYOR)

De modo similar al método recién mencionado, puede usarse el vapor para revivir una cantidad mayor de ladrillo de marihuana. Es útil dividirla en trozos más pequeños, así que si tienes 30g sepárala en unas cuatro partes. Realmente es necesario medir esto a ojo, ya que los trozos muy secos pueden tardar más de 2 minutos.

Normalmente, basta con unos 60-90 segundos. Pon la marihuana troceada en el colador y sujétalo sobre la olla hirviendo. De nuevo, hazlo con cuidado. Coloca los trozos vaporizados en papel de cocina para que se absorba el exceso de humedad, y deja que se seque al aire durante una noche antes de probarla.

CAÍDA DE LA DEMANDA

Estos son algunos de los motivos por los que los ladrillos de marihuana han desaparecido enormemente del la cultura cannábica.

1. Métodos De Cultivo Modernos

A finales de los 80, la demanda de ladrillos de marihuana comenzó una espiral descendente. Con la explosión del cultivo interior de cannabis nació una especie de fumador completamente nuevo. Los expertos cannábicos exigían marihuana sinsemilla. La aparición de semillas feminizadas fiables durante los 90 llevó el cultivo casero a un nivel superior. Los avances en luces artificiales, técnicas como el método SOG y el ScrOG, y la hibridación, hicieron posible que los fumadores pudieran cultivar y autoabastecerse de marihuana con más de un 20% de THC.

2. Legalización

Mientras la legalización del cannabis continúa extendiéndose de país a país y la percepción continúa cambiando, poco a poco el uso terapéutico del cannabis se ha vuelto más corriente. El uso lúdico ya no tiene el estigma que conllevaba. Los clubs cannábicos, coffeeshops y dispensarios proporcionan marihuana y concentrados de alta calidad, mucho mejores que cualquier ladrillo de marihuana, reduciendo así la demanda del mercado negro.

NO DESCARTES LA MARIHUANA MEXICANA (NI LA JAMAICANA O TAILANDESA)

La mayoría de ladrillos de marihuana provenían de México, Jamaica y Tailandia, pero no descartes las variedades de estos países. El problema eran los métodos de compresión de la planta entera. Estos países han producido variedades que pueden cautivar hasta el experto cannábico más exigente.

Estas son algunas de las mejores cepas de estos países que vale la pena probar:

ACAPULCO GOLD

Acapulco Gold (Barney's Farm)

La Acapulco Gold es una leyenda sativa de la región mexicana de Acapulco. Es conocida por sus cogollos dorados y la mejor fumada cerebral. Con un nivel de THC de hasta un 23%, esta variedad aún se encuentra entre las cepas más potentes, y el premio a la mejor sativa en High Times 2010 lo avala. Los cultivadores cannábicos de la vieja escuela nunca tuvieron acceso a plantas 100% hembras, por lo tanto que no te sorprenda la superioridad de esta reencarnación. moderna

MEXICAN SATIVA

Mexican Sativa (Sensi Seeds)

La Mexican Sativa es un híbrido de dominancia sativa que desciende de las variedades puras Oaxaca, Durban Poison y Pakistani Hashplant. Esta última índica contribuyó a reducir la fase de floración a un tiempo más manejable, unas 8-10 semanas. Mantiene el crecimiento alargado típico de las sativas, y un poco de habilidad con la técnica LST te será muy útil para controlar su altura. Trátala correctamente y podrás disfrutar del humo con olor a sándalo vintage de los 70 y su colocón mental claro.

CANNALOPE HAZE

CANNALOPE HAZE

La Cannalope Haze es una mezcla experta de la Mexican Michoacán y genética Haze original. Esta edición del siglo XXI ha sido finamente adaptada para satisfacer las demandas del cultivador moderno. En unas 8-10 semanas puedes obtener grandes cosechas de estos cogollos sativa de Regreso al futuro. Sus aromas dulces y afrutados a melón y sus sabores cítricos harán que quieras volar alto todos los días. Una fumada altamente recomendable durante el día.

Top Shelf Grower

Escrito por: Top Shelf Grower
Veterano cultivador de marihuana natural de Dublín, Irlanda, que actualmente anda suelto en el sur de España. 100% comprometido en ofrecer los mejores informes sobre el cultivo de marihuana.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados