¿Cuál es el agua ideal para las plantas de marihuana?

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCultivo de Marihuana

¿Cuál es el agua ideal para las plantas de marihuana?

La calidad del agua y la técnica de riego apropiada son los factores más importantes para el éxito de una plantación de marihuana. ¡Conoce los trucos del agua ideal para tus plantas de cannabis!

Puedes dedicarle todo el tiempo del mundo al cultivo de cannabis e invertir mucho dinero en preparar tu espacio de crecimiento y en nutritientes y aditivos. Pero si tu agua no es la mejor o cometes errores en el riego, provocará problemas que puedes aprender a evitar.

La calidad del agua lo es todo cuando plantas marihuana. El agua es el transporte que ayuda a llevar los nutrientes y el oxígeno que necesitan tus plantas. Cuando algo falla con la calidad del agua, las plantas no reciben lo que necesitan para crecer y esto provocará problemas.

LA IMPORTANCIA DEL PH DEL AGUA

El valor del pH es lo que determina la acidez o alcalinidad de los líquidos. Agua ácida tiene un pH bajo y el pH del agua alcalina es mayor. Un pH 7 significa que el agua es neutral. Cualquier agua puede ser más alcalina o más ácida, dependiendo de su origen y otros factores.

Si analizamos la escala de pH que va de 0 (extremadamente ácida) hasta 14 (muy alcalina), nos damos cuenta de que la marihuana sólo crece bien en una franja muy estrecha. Ése margen es apenas desde pH 6 al 7, siendo 6,5 el término medio ideal. Ahí es cuando la marihuana es capaz de absorber muchos nutrientes, como nitrógeno, fósforo o calcio, entre otros. Si el pH del agua se sale de esta franja aunque sea ligeramente, la planta no puede absorber ciertos nutrientes, aún incluso estando presentes. La planta desarrollará deficiencias. Esta privación de alimento está relacionada normalmente con problemas de agua más que con los nutrientes que le aportamos.

Por ejemplo, cuando el pH del agua es muy alto (alcalina), las plantas no absorben hierro mientras que pH bajos causarán problemas porque las plantas no absorberán suficiente calcio ni magnesio.

Ahora entenderás por qué el pH correcto del agua es tan importante para el crecimiento adecuado de tus plantas.

¿CÓMO AJUSTAR EL PH DEL AGUA?

Dado que lo más probable es que el agua de grifo de tu ciudad no tenga el pH correcto, tendrás que saber cómo aumentar o disminuir su pH para que esté en su rango óptimo de aproximadamente 6,5 (para tierra) o incluso inferior para cultivos hidropónicos.

Por eso, todo cultivador de marihuana debería tener un producto para subir o bajar el pH. Lo deberías encontrar en cualquier grow shop decente. Los productos para reducir el pH son generalmente un ácido fuerte, de manera que al añadir una mínima cantidad al agua incrementará su acidez bajando el valor de su pH. En la mayoría de los casos lo más probable es que necesites un producto acidificante. Antes de regar, deberías asegurarte de que sea con el pH adecuado, como hemos dicho, en torno a 6,5.

NUTRIENTES, CULTIVO ORGÁNICO Y EL PH DEL AGUA

Hay ciertos casos excepcionales en los que no necesitarás ajustar el pH de tu agua. Muchos preparados comerciales para marihuana ya reducen el pH del agua. Esos productos se elaboran teniendo en cuenta que la mayoría de la gente tiene agua corriente con pH's elevados. Por ejemplo, si el agua del grifo en tu ciudad tiene un pH alto de 8,5, usando la cantidad recomendada de nutriente disminuirá hasta el 6,5 por lo que no tendrás que añadir ningún producto acidificante a mayores. De todas formas, no todos los preparados nutricionales tienen esta ventaja, algunos no alteran demasiado el pH, por lo que necesitarás medirlo y ajustarlo. Importante: haz esto después de añadir nutrientes o cualquier otro aditivo que uses en el agua. Si ves que el agua está fuera de su rango de pH objetivo de 6 a 7, necesitarás equilibrarlo.

Si cultivas orgánicamente en tierra, el pH del agua no será tan importante. En los cultivos orgánicos, los pequeños micoorganismos vivos ayudan a las plantas a absorber alimento. De hecho, mucha gente recomienda no ajustar el pH del agua para nada en cultivos orgánicos en tierra, podría ser más perjudicial que beneficioso.

¿VALE EL AGUA DEL GRIFO PARA LA MARIHUANA?

Como venimos diciendo, el pH y la calidad del agua en general pueden variar. La mayoría de aguas del grifo tienen un pH alto, por lo que no son ideales para plantar cannabis. Puedes averiguar el pH exacto de tu agua midiendo la acidez con papel indicador de pH o con un medidor digital. El proveedor de agua de tu ayuntamiento también debería tener informes disponibles al público, donde anuncian los resultados de los tests de calidad de agua, incluyendo su pH.

¿ES UN PROBLEMA EL CLORO DEL AGUA DEL GRIFO?

El valor del pH de tu agua, su acidez o alcalinidad, no es lo único que tienes que vigilar. El agua del grifo contiene normalmente cloro, que se añade al agua para evitar el crecimiento de bacterias y microorganismos dañinos para la salud humana. Pero para el cultivo orgánico el cloro es un problema. El cultivo orgánico necesita esos activos microorganismos tan beneficiosos. El cloro del agua del grifo no distingue entre buenas y malas bacterias. Si regases tus plantas cultivadas orgánicamente con agua directa del grifo, estarías matando los microorganismos beneficiosos.

En cambio, si tu cultivo no es orgánico, y esto incluye los sistemas hidropónicos, el cloro que se añade al agua del grifo supone un problema menos grave. Simplemente ten en cuenta que algunos aditivos o pesticidas biológicos pueden ser microorganismos vivos que no se llevarán bien con el cloro del agua del grifo corriente.

ELIMINAR EL CLORO DEL AGUA DEL GRIFO

A pesar de que el cloro no es un gran problema para la mayoría de cultivos no orgánicos ni hidropónicos, muchos productores prefieren descalcificar el agua antes de regar. En realidad, es bastante fácil de hacer. Lo único que hay que hacer es dejar el agua se asiente en un cubo durante unas 24 horas. La gran parte del cloro se habrá evaporado y el agua ya es válida para regar.

¿CÓMO REGAR ADECUADAMENTE TUS PLANTAS DE MARIHUANA?

Como mencionábamos, la calidad del agua y regarlas correctamente es fundamental para un crecimiento sano. En realidad, gran parte de los problemas de la marihuana vienen por fallos en el riego. En el caso de cultivadores principiantes se encuentran con problemas por culpa de exceso o falta de riego.

El exceso de riego puede taponar y ahogar las raíces de las plantas haciendo que no les llegue el oxígeno. Esto supone un problema para los novatos, que suelen creer erróneamente que es consecuencia de los nutrientes que aportan. En vez de solucionar el verdadero problema (exceso de riego), a veces aportan más nutrientes. El cultivador puede seguir regando en exceso o incluso dar por sentado que el problema se produce por falta de agua y empeorar el problema al seguir regando más y más. La mayoría de los problemas PUEDEN solucionarse si el riego se hace precisamente.

¿CUÁL ES LA MANERA ADECUADA DE REGAR LA MARIHUANA?

Existe un dicho entre los cultivadores que dice que "es mejor poco riego que el exceso de riego". Es beneficioso para las plantas cuando la tierra se llega a secar entre riegos. Esto ayuda a llevar oxígeno a las raíces de las plantas. Incluso hay cultivadores que sólo riegan cuando aprecian los primeros signos de falta de riego. Es decir, cuando las plantas se empiezan a marchitar ligeramente. Esto no es un problema en absoluto, se recuperarán pronto.

Deja que la tierra de la maceta se seque antes de regar de nuevo. Una comprobación habitual para ver que la tierra se haya secado es metiendo un dedo en ella y ver que los primeros 5 cm hacia abajo estén secos. Otra forma sencilla, e incluso mejor, para comprobar esto es levantar la maceta y ver su peso. Riega sólo cuando la maceta es muy ligera, es decir, cuando la tierra está seca.

¿CUÁNTO REGAR TUS PLANTAS?

No deberías regar en base a un calendario. El exceso de riego no significa echar mucha agua junta, sino hacerlo muy a menudo, sin dar tiempo a que la tierra se seque. En vez de regar a menudo, debes regar cuando las plantas lo necesitan. Sin embargo, cuando riegues asegúrate de hacerlo bien. Riega de forma que toda la tierra de la maceta se empape. Una buena regla es echar agua hasta que empieza a salir por los agujeros de la parte de abajo de la maceta. (Es aconsejable que las macetas tengan un drenaje adecuado. Las macetas deberían tener siempre agujeros en el fondo para que el agua no se estanque en ellas).

Algunas mezclas de sustrato y medios como la turba necesitan un plazo para empaparse de agua, especialmente cuando ya estaban bastante secos. Es una buena costumbre empezar a regar las plantas y esperar media hora para añadirle más agua, asegurándose de que la mezcla absorbe toda el agua. En caso contrario, podría ocurrir que el agua simplemente se escurriese hacia el fondo sin haber calado en el medio.

Tal y como os hemos mostrado, el agua ideal para tus plantas de marihuana puede depender de muchos factores. El método de cultivo (orgánico, en tierra, hidropónico etc.) juega un papel tan importante como la calidad del agua en tu zona. En la mayoría de los casos, puedes tratar y mejorar la calidad del agua para hacerla ideal para tus plantas y tu método de cultivo. Ten siempre en cuenta la importancia que el agua y una técnica de riego adecuada tienen para el éxito de tu cultivo. La mayoría de los problemas de la marihuana están relacionados de una manera u otra con el agua. Riega adecuadamente usando el agua correcta y tus plantas prosperarán

 

         
  Georg  

Escrito por: Georg
Instalado en España, Georg pasa mucho tiempo frikeando no sólo con ordenadores, sino también en su jardín. Con una pasión ferviente por el cultivo de cannabis y la investigación de psicodélicos, Georg es un experto de todo lo psicoactivo.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores