Blog
¿Se Pueden Congelar Los Pimientos Picantes?
4 min

¿Se Pueden Congelar Los Pimientos Picantes?

4 min

En este artículo, exploramos un método para conservar los pimientos picantes frescos: la congelación. Cuando tengas una cosecha abundante, ¡puedes recurrir al congelador para mantener tus guindillas frescas durante los próximos meses!

Cultivar pimientos picantes es relativamente fácil y muy gratificante. Tras cuidar de tus plantas durante varios meses, llegará el momento de la cosecha, y si todo va bien será una cosecha abundante. Entonces, ¿qué puedes hacer con todos esos pimientos picantes?

A no ser que tengas algún tipo de adicción al picante, probablemente querrás buscar una forma de almacenar tu tesoro de guindillas. En este artículo veremos cómo congelar los pimientos picantes, para que puedas utilizarlos durante los próximos meses.

¿Se pueden congelar los pimientos picantes?

¿Se pueden congelar los pimientos picantes?

Es totalmente posible congelar los pimientos picantes frescos. La congelación es una gran forma de conservar su frescura, ya sea congelándolos enteros, vaciados o cortados en rodajas.

Hay todo tipo de opciones para quienes quieren transformar sus chiles en diferentes formas, como por ejemplo:

Cada una de estas opciones proporciona una experiencia única, pero ninguna mantiene la frescura de una guindilla recién cosechada de la planta. Si buscas la “auténtica” experiencia y quieres mantener tus pimientos frescos, ¡lo mejor es congelarlos!

¿Qué ocurre cuando se congelan los pimientos picantes?

Parece lógico pensar que la congelación podría afectar a la calidad y el picor de las guindillas, pero afortunadamente esta preocupación es infundada. Si los chiles frescos se congelan correctamente, deberían conservar su picor y frescor seguir durante mucho tiempo.

¿Cuánto tiempo pueden congelarse los pimientos picantes?

¿Cuánto tiempo pueden congelarse los pimientos picantes?

Los chiles congelados deberían conservar plenamente su calidad durante un mínimo de seis meses, si se almacenan debidamente. Podrían incluso durar más tiempo. Pasados los seis meses, la calidad no se reducirá repentinamente; más bien, los pimientos se irán volviendo menos picantes de forma gradual, y puede que incluso empiecen a sufrir quemaduras por congelación.

Sin embargo, aunque tras mucho tiempo puede que no alcancen el mismo estándar que tenían inicialmente, no deberían esconder ninguna sorpresa desagradable, siempre y cuando no huelan mal o tengan mal aspecto.

Cómo congelar los pimientos picantes

Congelar pimientos picantes es bastante fácil, pero hay algunas cosas que debes tener en cuenta para lograr los mejores resultados y facilitarte la vida a la hora de descongelarlos.

En primer lugar, conviene etiquetar las bolsas, al menos si tienes más de un tipo de pimiento. Puede que pienses que al cabo de seis meses podrás identificarlos o recordarás que pusiste los jalapeños a la izquierda y los habaneros a la derecha, pero una vez metidos en el congelador, ¡será difícil saber cuáles son!

Asimismo, es buena idea repartirlos en varias bolsas, en lugar de congelarlos todos en la misma; esto es especialmente importante si decides cortarlos en rodajas antes de congelarlos. Tener que descongelar un kilo entero de guindillas en rodajas, simplemente para añadir un toque picante a un plato, puede ser frustrante.

Aplicar estas prácticas al principio te facilitará mucho la vida más adelante.

Cómo congelar pimientos picantes enteros

Cómo congelar pimientos picantes enteros

Paso 1: Selecciona tus pimientos

Seleccionar unos pimientos sanos te garantizará que aún sigan frescos cuando vayas a consumirlos. Por tanto, asegúrate de que no tengan ningún tipo de podredumbre o signos de tizón.

Paso 2: Límpialos

Lava bien los chiles (asegúrate de usar guantes). Después, seca totalmente su superficie.

Paso 3: Pélalos y vacíalos (opcional)

Algunas personas optan por pelar los pimientos picantes y rasparlos para obtener su carne. Pero no es necesario. Además, la piel de los pimientos picantes descongelados se desprende muy fácilmente.

Según el nivel de picor que quieras en el producto final, puedes quitar las semillas y la membrana blanca del interior del pimiento. La mayor parte de la capsaicina (el compuesto que aporta picor a las guindillas) se encuentra en estas partes. Así que, si quieres que conserven todo su picor, deja su interior intacto.

Si decides rasparlos, córtalos por la mitad a lo largo y vacíalos con una cuchara.

Paso 4: Ponlos en bolsas

Divide tus pimientos en porciones adecuadas, ponlos en sus bolsas y etiquétalos como corresponda. Elimina todo el aire posible de la bolsa, y mételos en el congelador.

Congelar pimientos picantes en rodajas

Congelar pimientos picantes en rodajas

Congelar chiles en rodajas es un procedimiento similar. Al cortarlos en rodajas, es aún más importante tener en cuenta el tamaño de las bolsas y etiquetarlas, ya que una vez congelados se convertirán en una gran masa de rodajas de guindillas.

En cuanto a los pasos a seguir, repite lo mismo que en el caso anterior, y cuando llegues al paso 3, trocea los pimientos en el tamaño que desees. Y así como en el método anterior, el hecho de raspar o no las semillas y la carne del pimiento depende de tus preferencias.

A la hora de congelar las rodajas de chile, procura no comprimirlas demasiado, ya que si se aplastan y se congelan juntas, ¡acabarán formando una gran masa picante!

Cómo descongelar y usar los pimientos picantes

Cómo descongelar y usar los pimientos picantes

A la hora de usar tus pimientos congelados, agradecerás haberlos dividido en porciones.

Simplemente sácalos del congelador y espera a que se hayan descongelado lo suficiente para utilizarlos como quieras, ya sea troceándolos o añadiéndolos directamente a un plato que estés cocinando. Si piensas comerlos crudos, espera a que estén totalmente descongelados.

¿Se pueden volver a congelar los pimientos picantes?

Puedes volver a congelarlos, siempre que no estén completamente descongelados. Si no quieres usar todos los pimientos picantes que has sacado del congelador, coge la porción que necesitas en cuanto puedas separarlos, y luego devuelve el resto al congelador.

Según las recomendaciones sanitarias, si todavía hay cristales de hielo en los pimientos picantes descongelados, se pueden volver a congelar. Sin embargo, descongelar parcialmente y volver a congelar las guindillas acelerará su deterioro, con lo que podrían perder picor y calidad más rápidamente.

No dejes que tus pimientos picantes se echen a perder

No dejes que tus pimientos picantes se echen a perder

Si te has esforzado por cultivar y cuidar tus pimientos picantes, es esencial encontrar una forma de almacenarlos. Dedicar todo ese cariño, solo para dejar que se echen a perder, no es una opción para la mayoría de gente.

Artículo relacionado

Cómo Almacenar Pimientos Y Guindillas (A Corto Y Largo Plazo)

Como hemos comentado, hay muchas formas de conservar los pimientos picantes, y la congelación no es más que una de ellas. Explora las distintas opciones y opta por uno o varios métodos que te convenzan. Cada uno es delicioso por sí mismo, y te ayudará a diversificar tu experiencia con las guindillas.

Max Sargent
Max Sargent
Max escribe desde hace más de una década, y en los últimos años se dedica al periodismo del cannabis y psicodélico. Tiene experiencia en numerosos aspectos del sector, y colabora con empresas como Zamnesia, Royal Queen Seeds, Cannaconnection, Gorilla Seeds, MushMagic, etc.
Peppershop Tutoriales
Buscar por categorías
o
Buscar