Cómo almacenar tu Kratom para que conserve su potencia

Publicaciones :
Categorías : BlogHierbas y Semillas

Cómo almacenar tu Kratom para que conserve su potencia

El Kratom se está convirtiendo rápidamente en un instrumento de gran valor en el repertorio del psiconauta, y con razón. Pero, ¿durante cuánto tiempo se puede almacenar? Es más, ¿dónde deberíamos guardarlo?

Recientemente el Kratom ha empezado a ser ampliamente reconocido en Occidente. En sus orígenes en la Tailandia rural, se usaba en primer lugar para revitalizar a la mano de obra agrícola antes de un duro día de trabajo. El estímulo de la capacidad de concentración y la energía que una taza de té de Kratom puede proporcionar lo hacía ideal para ayudar a romper la monotonía de sus trabajos y darles energía para un duro día de esfuerzo bajo el sol abrasador. La planta, que crece salvajemente allí, suele ser hervida en agua para conseguir un té que los tailandeses han consumido tradicionalmente desde hace siglos.

A día de hoy, conserva su capacidad de aportar aire fresco y vigor a una rutina de trabajo aburrida, aunque trabajar después en el campo durante doce horas no es estrictamente necesario. La versatilidad de la planta es, quizás, una de sus características más atractivas; una pequeña dosis estimula y despierta la mente, mientras que una dosis mayor la calma y la seda.

El tema es que, si vas a comprar una gran cantidad de Kratom, tienes que saber cómo almacenarla adecuadamente. La parte más importante para conservar tu Kratom es mantener su potencia intacta.

Aquí tienes las mejores maneras de asegurarte de que tu Kratom sigue igual de potente que cuando lo compraste.

OXIDACIÓN

No lo dejes al aire demasiado tiempo, ya que las hojas podrían envejecer. El Kratom que se expone al oxígeno sufre un proceso llamado reticulación que reduce los efectos de las hojas al ser consumidas. La mejor manera de protegerlo de esto es simplemente guardarlo en un contenedor hermético. Una máquina de envasado al vacío sería ideal, pero no todo el mundo tiene una a mano, así que normalmente una bolsa con cierre hermético o bote de cristal puede funcionar igual de bien.

TEMPERATURA

A pesar de que mucha gente guarda su Kratom en la nevera, esto no es totalmente necesario. El objetivo principal es mantener el Kratom fresco. Esto se puede conseguir casi igual de bien guardando el Kratom en un armario o despensa fresca y reducirá drásticamente la velocidad a la que los alcaloides se degradan.

RADIACIÓN ULTRAVIOLETA

Mantén el Kratom en un lugar oscuro. La exposición prolongada a la luz solar suaviza los compuestos de las hojas y los hacen significativamente menos potentes. Además, incrementará la temperatura, que como acabamos de comentar, acelerará su descomposición.

HUMEDAD

Las hojas de Kratom tienen tendencia a desarrollar moho si se dejan en entornos húmedos durante demasiado tiempo. Si tienes la mala suerte de padecer este problema, es importante que deseches el Kratom porque probablemente ya no sea seguro para su consumo. La mejor manera de combatir la aparición de moho es guardarlo en una bolsa sellada dentro de un frasco de vidrio o cualquier contenedor hermético y dejarlo en un armario fresco.

Siguiendo los consejos que os hemos dado el éxito está asegurado y vuestro Kratom seguirá fresco y potente durante meses.

Conserva su potencia y disfrútalo aún más tiempo.

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores