El Cannabis Y La Economía Estadounidense


Última edición :
Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisLeyes Antidrogas

Top 10 De Variedades De Cannabis De EE.UU.


A medida que nos adentramos en 2019, es el momento de echar la vista atrás en este decenio transformador para el cannabis. El cannabis legal ha generado miles de millones en muchos estados de los Estados Unidos, allanando el camino para un pujante mercado global del cannabis.

Tras décadas de represión internacional, algunos países han comenzado a formar una vanguardia progresista a favor de la reforma del cannabis. Al mismo tiempo que cada vez disponemos de más información sobre el potencial del cannabis, más jurisdicciones permiten el cannabis medicinal, lo que ha servido como estímulo para crear una industria que cultiva, distribuye, vende y promociona el cannabis. Esto también ha servido para cambiar las posturas que había sobre el cannabis, sobre todo durante esta última década.

Pero de todos los prometedores desarrollos que se han venido produciendo en el mundo, los Estados Unidos ha sido pionero en establecer industrias minoristas relacionadas con el cannabis. Si examinamos más detalladamente lo que viene ocurriendo en este país, nos daremos cuenta de lo mucho que han cambiado las cosas en poco tiempo. La ola verde y reformista que se ha producido a lo largo y ancho del país ha generado ya miles de millones para el mercado legal del cannabis. Pero veamos el impacto actual del cannabis en la economía.

LA OLA VERDE DE LOS ESTADOS UNIDOS

El histórico referéndum de Colorado en 2012 fue el que lo empezó todo, ya que condujo al establecimiento de la primera tienda de venta de cannabis legal en ese mismo estado en 2014. A continuación, otros estados siguieron la experiencia de Colorado con un gran interés. A medida que los beneficios sociales y económicos iban quedando claros, los votantes de otros estados querían formar parte de esta nueva industria, incluso si Colorado contaba con la ventaja de ser el primero en adentrarse en esta senda.

En el momento de redacción de este artículo, el último estado en votar a favor del cannabis legal ha sido Michigan, que aspira a que esta iniciativa contribuya a la floreciente recuperación económica del estado. Massachusetts, Maine, Nevada, Washington, Oregón y la enorme economía de California también han seguido sus pasos. Y tanto Vermont como la capital, Washington D.C., han legalizado el consumo de cannabis, pero no su venta. Pero esta ola verde no se reduce a los estados demócratas, puesto que Alaska también ha votado a favor de la legalización de la venta del cannabis. Y muchos estados republicanos han legalizado programas de cannabis medicinal, gracias a los cuales ha nacido una incipiente industria del cannabis medicinal. De hecho, 33 de los 50 estados de los Estados Unidos permiten hoy en día el cannabis medicinal.

Pero el cannabis todavía no ha sido legalizado a nivel federal en los Estados Unidos, aunque la presión para ello va in crescendo. La ola verde se continúa extendiendo a otros estados, como Nuevo Hampshire y Nueva Jersey, donde se preparan para llevar a cabo una reforma sobre el cannabis. Incluso el estado de Nueva York se prepara para su legalización, un hecho clave dado que Nueva York es la ciudad con el mayor consumo de cannabis de todo el mundo. Se estima que anualmente se consumen en este punto neurálgico mundial más de 77 toneladas, por lo que podría suponer otro punto de inflexión para la industria del cannabis.

EL CANNABIS Y LA ECONOMÍA ESTADOUNIDENSE

Los estadounidenses comparten una frontera vastísima con Canadá, país en el que el cannabis ha sido legalizado a nivel federal. Si los Estados Unidos siguieran su ejemplo, ahorrarían de forma considerable en gastos de seguridad. En 2013, la ACLU [Unión Estadounidense por las Libertades Civiles] estimó en 3.600 millones de dólares el gasto anual que las agencias federales destinaban a controlar el tráfico de cannabis. La industria del cannabis ya ha recibido grandes inversiones, y eso pese a no contar con la aprobación del gobierno federal ni de las principales instituciones financieras. No obstante, la industria ha perseverado, realizando la mayoría de sus transacciones en efectivo, y en ocasiones incluso mediante criptomonedas específicas de este sector.

Acview predice que las ventas de cannabis en Norteamérica superarán los 20.000 millones de dólares en 2021, si no antes. Pero la zona gris de prohibición federal en los Estados Unidos provocja incertidumbre en el mercado. Sin embargo, hay confianza depositada en los beneficios que el sector obtiene mediante sus actividades actuales. Tan solo en 2015, Colorado recaudó más de 135 millones de dólares en impuestos derivados del mercado del cannabis. Y no solo eso, sino que produce además otros efectos en cadena en la economía, aparte de crear miles de puestos de trabajo. Los residentes en Denver que viven cerca de un dispensario de cannabis, por ejemplo, han visto cómo el valor de sus hogares se ha incrementado una media de 27.000 dólares.

Arcview Market Research calculó que las ventas de cannabis en América del Norte en 2016 supusieron un total de 6.700 millones de dólares, una cifra registrada antes de que se establecieran los importantes mercados de Nevada, Maine, Massachusetts y California. Las reformas llevadas a cabo en California son particularmente significativas, no solo por la larga tradición de la cultura cannábica de este estado, sino por el tamaño de su economía, comparable con la de la mayoría de naciones representadas en el G20. Según un estudio de ICF International, el mercado del cannabis californiano habría generado más de 15.000 millones de dólares en ventas y 3.000 millones en ingresos fiscales.

TRABAJAR EN EL SECTOR DEL CANNABIS

Al tratarse de una industria con semejantes índices de crecimiento, parecería lógico pensar que este es el momento perfecto para conseguir un trabajo relacionado con el cannabis. California nos sirve como un ejemplo interesante, ya que los cultivadores se enfrentan ahora a más regulaciones e impuestos que con las anteriores leyes estatales. Aunque las regulaciones, por lo general, tienen como objetivo proteger a los consumidores y mejorar la calidad del producto, los agricultores californianos ahora ganan menos dinero. Steve Schain, del Hoban Law Group, afirmó recientemente en declaraciones a The Guardian que "actualmente nadie se está haciendo rico con la marihuana legal."

Nombres reconocidos de la industria farmacéutica, agrícola y de las bebidas alcohólicas financian granjas enormes con miles de hectáreas para competir contra los pequeños agricultores. Si ese cannabis llega al mercado, su precio medio terminará bajando con el paso del tiempo. Esta perspectiva es preocupante para algunos defensores del cannabis, en especial si la corporativización y gentrificación de la industria del cannabis termina por dejar fuera a los pequeños cultivadores. Activistas de distintos estados ya están buscando formas de detener la proliferación de los monopolios corporativos, mientras el mundo de los negocios mantiene su apuesta. Empresas de todo tipo de tamaños se están adentrando en un sector concurrido, por lo que ahora se concentran en aprovechar los recursos beneficiosos del personal que contratan.

"Budtender" es el término anglosajón acuñado para denominar a quienes venden cannabis en los dispensarios. Y para ser uno de ellos no basta con aconsejar a los clientes de acuerdo a sus necesidades, o tener habilidad para la atención al cliente y las ventas. Si eres un profundo conocedor de las cepas, conseguirás que tu perfil destaque, dado que ahora mismo existe una gran demanda de empleados para dispensarios. Según Forbes, los vendedores de hierba estadounidense cobran una media de entre 12 y 16 dólares a la hora, una cifra que no está nada mal siempre que no aumenten el coste de la vida y el salario mínimo. Mike Adams, de Forbes, argumenta que uno de esos dos indicadores se incrementará con casi total seguridad pronto, por lo que sus sueldos tendrán que revisarse.

LA DIVERSIDAD DE LA INDUSTRIA DEL CANNABIS

Pero una vez más, ser vendedor no es más que un puesto en una industria que necesita trabajadores cualificados en el ámbito científico, agrícola, del marketing, las relaciones públicas y muchos más. Forbes revela en un informe las distintas escalas salariales de la industria. Quienes más cobran son los directores de cultivos (hasta 250.000 dólares al año), los directores de extracciones (un máximo de 191.000 anuales) y los representantes de ventas externas (que pueden alcanzar los 150.000 al año). Si consideramos el sector en su conjunto, según cifras del Denver Business Journal los ingresos medios por hora son de 23 dólares, mientras que el Sacramento Business Journal ha concluido que el sueldo medio a la hora en la industria del cannabis californiana se acerca a los 25 dólares.

Así que si estás planteándote entrar a formar parte del sector del cannabis, asegúrate de tener el talento necesario. Por suerte, al existir tantísimos aspectos distintos dentro de la industria, es muy probable que encuentres un puesto que se adapte a tus puntos fuertes. Hay empleos tanto en el cultivo, como en la producción, el control de calidad, los servicios financieros o incluso trabajos de redacción de contenido, estas y otras muchas áreas buscan trabajadores apasionados con interés y motivación. La novedad del cannabis legal atraerá mucho interés, por lo que la industria será competitiva, sobre todo si Norteamérica es la primera pieza que extiende la legalización por todo el mundo. Más adelante habrá oportunidades para otros muchos países que probablemente opten por legalizar el cannabis durante la próxima década. ¡Quién sabe en qué nos estaremos fijando cuando echemos la vista atrás de aquí a diez años!

LAS MEJORES CEPAS ESTADOUNIDENSES

Hasta el momento hemos estado hablando sobre la influencia del cannabis en la economía de los Estados Unidos, pero centrémonos ahora en cómo ha afectado esta al desarrollo de las variedades estadounidenses. Durante la última década han aparecido algunas cepas de cannabis realmente increíbles en los Estados Unidos, como la Bruce Banner, la Gorilla Glue o la última incorporación: la increíble Monster Zkittlez. Pero además de estas tres, los Estados Unidos también han dado lugar a algunas variedades míticas. Si te interesan las variedades made in USA, no te pierdas nuestra lista de las 10 principales cepas estadounidenses.

ARTÍCULO RELACIONADO
Top 10 De Variedades De Cannabis De EE.UU.

Para muchos aficionados al cannabis, no hay nada mejor que la marihuana de la Costa Oeste. Algunas de las variedades más emblemáticas,...

Val Watts

Escrito por: Val Watts
Val Watts no tiene el talento suficiente para ser Reggie Watts, ni es lo suficientemente zen como para ser Alan Watts. Pero hace lo que puede escribiendo sobre cannabis desde Irlanda, la isla esmeralda. Espera que algún día la marihuana sea aceptada en todos lados, y le encanta investigar y visitar los lugares donde ya lo es..

Infórmate sobre nuestros escritores