6 consejos para que los veteranos recuperen su pasión por la marihuana

Publicaciones :
Categorías : Arte & CulturaBlogCannabis

6 consejos para que los veteranos recuperen su pasión por la marihuana


Muchos miembros de la generación del 'baby boom' llegan a un punto de su vida en el que dejan la marihuana y olvidan lo mucho que la disfrutaban en su juventud. En esta entrada de nuestro blog, exploramos algunos consejos básicos para esos veteranos que están pensando en volver a consumir marihuana.

Muchos miembros de la generación del 'baby boom' llegan a un punto en su vida en el que dejan la marihuana y olvidan lo mucho que disfrutaban de ella en su juventud.

Hoy en día, a medida que la actitud hacia el cannabis va cambiando y seguimos descubriendo más sobre sus aplicaciones terapéuticas, muchos veteranos pueden plantearse darle otra oportunidad a la hierba.

En esta entrada de nuestro blog, exploramos algunos consejos básicos para esos veteranos que están pensando en volver a consumir marihuana.

Para encontrar más artículos como éste, asegúrate de visitar nuestro blog a menudo. Para comprar semillas de marihuana a los precios más competitivos, echa un vistazo a Zamnesia.

MOTIVOS POR LOS QUE PODRÍAS HABER DEJADO LA MARIHUANA

Según un artículo de Bruce Lee, un “baby boomer” de 60 años de Washington, publicado por Leafly, dos de las razones más habituales por las que su generación y otras anteriores dejaron la marihuana son:

1. ES DEMASIADO POTENTE

La marihuana disponible hoy en distribuidores o dispensarios medicinales norteamericanos no tiene nada que ver con el producto de los años 60. En 2015, Charas Scientific, un laboratorio de Colorado con licencia para realizar pruebas de potencia del cannabis, analizó la evolución de la marihuana en las últimas 3 décadas. Descubrieron que el cannabis de los años 70 contenía aproximadamente un 10% de THC. Hoy en día, esas cifras casi se han triplicado.

 

Cannabis demasiado potente

"Hemos llegado a ver valores de potencia cercanos al 30% de THC, lo cual es increíble", afirmaba el Dr. Andy LaFrate, fundador de Charas Scientific.

La planta del cannabis consta de más de 80 compuestos activos, a los que también se conocen como cannabinoides. El THC, abreviatura de Δ9-tetrahidrocannabinol es el principal ingrediente psicoactivo de la planta.

Los efectos del THC sobre el cuerpo humano son objeto de muchos nuevos estudios acerca del cannabis. Se ha sugerido que ayuda en el alivio de dolores, náuseas y vómitos, así como de otras dolencias que analizaremos en mayor profundidad más adelante.

Sin embargo, consumir demasiado THC también puede tener consecuencias no deseadas, especialmente cuando el consumidor no está acostumbrado a sus efectos.

Por tanto, gente de cierta edad que quiera probar la marihuana, podría sentirse sobrepasada por la potencia del producto disponible en la actualidad, sobre todo si no la han consumido desde hace mucho tiempo y se esperan una experiencia similar a la que recuerdan de los años 60 y 70.

2. EL PROCESO DE CONSUMO ES DEMASIADO COMPLICADO

"Los veteranos ya no quieren que su casa apeste a marihuana y creen que fumar te deja los ojos rojos y la boca seca", escribe Lee.

Consumir marihuana puede ser complicado. El olor es inconfundible y hay estereotipos muy arraigados alrededor del cannabis y sus consumidores. Cuando nos hacemos mayores, también asumimos más responsabilidades y quizás no tengamos el mismo tiempo o las ganas de consumir regularmente.

"Estas generaciones suelen asociar la marihuana con algo que pruebas cuando eres joven, pero en cuanto te haces mayor y te asientas, aceptando nuevas responsabilidades, se considera algo que tienes que dejar", afirma Lee.

Aunque cada persona tiene sus propias razones para abandonar el cannabis, éstas son algunas de las más habituales entre esta generación, según Lee. Es importante mencionar que, aunque nosotros hemos escogido su trabajo como referencia, no se debería tener en cuenta como fuente fiable para determinar por qué la gente decide dejar la marihuana.

RAZONES PARA DARLE OTRA OPORTUNIDAD A LA MARIHUANA

Ahora que hemos analizado algunas de las razones por las que los veteranos abandonan el hábito de consumir marihuana, veamos algunos motivos por los que podrían estar interesados en darle otra oportunidad.

Es conveniente aclarar que el objetivo de este artículo no es convencer a nadie para que se compre un bong y empiece a darle uso a diario. Simplemente recopilamos algunas de las razones por las que antiguos consumidores podrían recuperar su afición por la marihuana.

1. POR PLACER

Cannabis por placer

Sin duda, ésta es una de las razones fundamentales para el consumo recreativo de marihuana. Al igual que a alguna gente le gustan los efectos del alcohol, la cafeína o el tabaco, a otros nos gustan los efectos del cannabis. A algunos les encanta por que les ayuda a disfrutar de la música o el arte de una forma más completa, a muchos les divierte porque les sumerge en una sucesión de risas y carcajadas, mientras a otros les ayuda a potenciar el placer de comer. Sea cual sea la razón, a alguna gente le gusta colocarse. Y punto.

2. POR RAZONES MÉDICAS

Cannabis por razones médicas

Los beneficios terapéuticos de la marihuana la convierten en un tratamiento alternativo legítimo para quienes sufren de una serie de enfermedades. El primer receptor cannabinoide del cuerpo humano, el CB1, fue descubierto en 1988. El segundo, CB2, se descubrió en 1993. Básicamente, el hallazgo de estos receptores desencadenó la identificación del sistema endocannabinoide, un grupo de receptores situados en el cerebro y a lo largo de los sistemas nerviosos central y periférico del ser humano y otros mamíferos.

El sistema endocannabinoide afecta a la gestión del dolor, el apetito, el estado de ánimo y la memoria, además de asimilar los compuestos psicoactivos de la marihuana. El descubrimiento de este sistema ha despertado el interés por estudiar el papel concreto que el cannabis puede jugar en el tratamiento de ciertas dolencias.

En la actualidad, los estudios muestran que la marihuana tiene numerosas aplicaciones medicinales. Ha demostrado que puede ayudar a aliviar dolores y mejorar el sueño, contribuir al tratamiento del glaucoma, contrarrestar los síntomas del estrés post-traumático, colaborar en la gestión del apetito, y mucho más.

Pero en este caso no vamos a detallar todos los beneficios terapéuticos de la marihuana. En este enlace, podéis encontrar un gran artículo que recoge todas sus propiedades medicinales. Si estás interesado en sustituir o suplementar un tratamiento terapéutico, asegúrate de consultarlo antes con tu médico.

3. PARA SUPLIR AL ALCOHOL U OTRAS DROGAS

Cannabis para suplir al alcohol

Aunque las generaciones a las que aquí nos referimos puedan haber dejado la hierba, muchos todavía consumen otras drogas más aceptadas socialmente, como el alcohol. El consumo habitual o excesivo de dichas drogas puede tener graves consecuencias para la salud. Cambiar sustancias como el alcohol por la marihuana puede ayudarte a controlar esos riesgos, sobre todo si la consumes con un vaporizador (lo cual analizaremos más adelante con más detenimiento).

Un estudio de 2015 descubrió que la marihuana tiene el menor riesgo de mortandad y es más seguro que el alcohol o el tabaco, o que muchas otras drogas ilegales.

Insistimos, no estamos sugiriendo que sustituyas esa cerveza ocasional por un porro. Pero, si estás buscando una forma más segura de darte un capricho de vez en cuando, la marihuana puede ser una opción mucho más aconsejable que otras drogas a tu alcance.

CONSEJOS PARA RETOMAR LA MARIHUANA

Tanto si te identificas con las razones mencionadas aquí como si no, si ya has pasado una temporada sin consumir marihuana y estás dispuesto a darle otra oportunidad, sigue estos consejos.

1. CÓMPRATE UN VAPORIZADOR DE BOLSILLO

Grasshopper vape pen

Los vaporizadores portátiles son ideales para quienes buscan una forma rápida y discreta de disfrutar de la marihuana. Similares a los cigarrillos electrónicos, estos dispositivos se pueden usar con cogollos de marihuana o pequeños cartuchos con extractos de cannabis. A diferencia de los métodos tradicionales de consumo de marihuana, como los bongs, las pipas o los porros, los vaporizadores no queman el cannabis o sus concentrados. En cambio, usan temperatura por convección para calentar el aire alrededor de dichas sustancias.

La mayoría de los componentes de la marihuana se vaporizan entre 126 y 185ºC. Un vaporizador tipo pen te permite calentar tu hierba a estas temperaturas exactas, por lo que se evita la combustión y con ella la inhalación de humos nocivos. Además, dado que los vaporizadores no producen humo, también podrás disfrutar del cannabis sin que todo tu barrio se entere.

2. EXPERIMENTA CON DISTINTAS VARIEDADES

Gracias al movimiento por la legalización, los consumidores tienen ahora acceso a más cepas que nunca. Si quieres retomar la marihuana, asegúrate de investigar acerca de las diferentes variedades disponibles en el mercado para encontrar la que mejor se adapte a ti.

Internet se ha convertido en una base de datos que crece poco a poco, así que puedes usarlo para informarte de las distintas variedades, sus efectos, composición química, etc.

Si recuerdas alguna variedad en concreto de cuando eras más joven, intenta encontrarla en la red. Muchas cepas clásicas, como la Acapulco Gold, la Haze y otras, todavía son muy apreciadas entre los consumidores de marihuana actuales.

3. ESCOGE EL ENTORNO ADECUADO

Entorno cannabis

Una vez has encontrado tu variedad y estás listo para probarla, asegúrate de hacerlo en un entorno apropiado para garantizar que tu experiencia sea lo más agradable posible.

Evita situaciones con mucha gente, como conciertos o fiestas. Abby Hutmacher, en su artículo para Pot Guide, sugiere hacerlo sencillo: "Recomiendo reunirse, con comida rica, bebida bien fría (sin alcohol), amigos cercanos y quizás una o dos pelis. De esta forma, si algo va mal estarás más preparado para superarlo", escribía.

4. EVITA MEZCLAR MARIHUANA CON OTRAS DROGAS

Los efectos del cannabis se pueden ver alterados y volverse más intensos al mezclarlo con otras drogas. Por tanto, evita consumirlo junto con alcohol o tabaco, así como cualquier medicación que puedas estar tomando. Si quieres informarte de cómo puede interactuar la marihuana con tus tratamientos, ponte en contacto con tu médico y tu farmacéutico.

5. TÓMATELO CON CALMA Y ESCUCHA A TU CUERPO

Independientemente de si decides fumar, vaporizar o ingerir marihuana, hazlo siempre con moderación, especialmente la primera vez que la pruebas. Al fin y al cabo no deberías tener prisa. Si vaporizas o fumas, empieza con unas cuantas caladas y comprueba cómo te afecta. Recomendamos que evites los comestibles la primera vez, ya que puede ser más complicado controlar tu colocón.

6. PREGUNTA A TU MÉDICO

Por último, si tienes alguna duda acerca del consumo de marihuana, consúltala con tu médico. Es quien mejor conoce tu estado físico y puede darte algún otro consejo para ayudarte a hacer de tu nueva experiencia con la marihuana algo tan agradable como sea posible.

Para leer más artículos como éste, no te pierdas nuestro blog. Si quieres comprar semillas de marihuana de la mejor calidad a precios imbatibles, visita Zamnesia ahora mismo.

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados