Ventajas de la Vaporización: Por Qué es la Opción Inteligente

Published :
Categories : BlogCannabisTecnología

Ventajas de la Vaporización: Por Qué es la Opción Inteligente

Puede que no sea ninguna sorpresa: Los vaporizadores se están convirtiendo en el método de ingesta por elección - superando incluso al canuto. El uso de vaporizadores está en aumento, y hay muchas y buenas razones para ello.

La imagen del cannabis se está transformando rápidamente. Hace tan sólo unos años, el consumo de cannabis estaba considerado como un pasatiempo de estudiantes, frikis y desempleados. Pero a medida que los tiempos cambian, se adquiere más conciencia sobre los beneficios del cannabis para la salud: Hasta niños pequeños se están beneficiando de esta planta. Con el incremento del interés por la salud, los hábitos de consumo también están cambiando. El porro está amenazado con convertirse en una reliquia de los 60, superado por la tecnología moderna. Los vaporizadores se están convirtiendo, lenta pero progresivamente, en la principal opción para medicarse, o simplemente para colocarse. Lo que no es ninguna sorpresa, ya que los vaporizadores ofrecen una serie de ventajas sobre el fumar.

La investigación de Malouff

En un estudio titulado "Experiences of Marijuana-Vaporizer Users", el investigador australiano John Malouff evalúa las ventajas e inconvenientes del uso de un vaporizador. Haciendo un seguimiento de 96 personas que comenzaron a usar vaporizadores por voluntad propia, Malouff fue capaz de identificar ventajas y desventajas de manera consistente.

Las ventajas que encontró son las siguientes:

• Los usuarios creen que es más saludable, producen menos tos y es más benigno para los pulmones.

• Sabe mejor, con un gusto mucho más "limpio".

• Sin humo ni olores persistentes.

• Mayor efecto con menos hierba.

Los inconvenientes que encontró son los siguientes:

• Muchos vaporizadores requieren de mantenimiento y limpieza.

• Un retraso en el uso debido a que hay que montarlos.

De los 96 participantes, 84 dijeron que estaban satisfechos o muy satisfechos con la experiencia de vaporización, y un sorprendente 97,9 % dijo que seguirían vaporizando en el futuro. Malouff también averiguó que, de los 96, sólo 15 afirmaron utilizar tabaco cuando fuman hierba. Y cuando se trata de vaporizar, este número se redujo a 2. Esta diferencia demuestra que no hace falta tabaco para vaporizar, y tiene unas enormes implicaciones para la salud.

Malouff finaliza: "Si los vaporizadores se siguen usando y aumenta la competencia entre los fabricantes, el vaporizador podría ser más barato y conveniente, lo que llevaría a una mayor utilización. Los resultados indican que los vaporizadores son dignos de una investigación experimental."

Analizando las ventajas en más detalle

Para el usuario experimentado del vaporizador, estos resultados no serán ninguna sorpresa, y cuando se sopesan las ventajas y los inconvenientes, las ventajas acaban ganando:

Simplemente es mejor para ti

Probablemente la mayor ventaja de utilizar un vaporizador en lugar de fumar un porro, es que es mucho mejor para la salud en todos los sentidos. Cuando se vaporiza el cannabis, los cannabinoides se evaporan en lugar de quemarse, lo que significa que se respira un vapor limpio y cargado de potentes cannabinoides, en lugar de toxinas y humo repleto de alquitrán.

Cuando se quema el cannabis, como ocurre con un canuto, el humo se compone de aproximadamente un 88% de partículas no cannabinoides, todas tóxicas; es decir, que sólo una pequeña fracción de THC y CBD acaban en el humo. La combustión del cannabis destruye gran parte de los cannabinoides, y crea toxinas dañinas en el proceso. En cambio, cuando se vaporiza no se destruye nada. El vapor tiene un contenido de cannabinoides del 95%, y el 5% restante se compone de un solo HAP y cariofileno - un aceite no tóxico. Esto hace que la vaporización no sólo sea mejor para los pulmones, si no también para todo el cuerpo y el bienestar en general.

Tiene un efecto más fuerte

Esto va de la mano con el punto anterior. Vaporizar cannabis produce una experiencia mucho más pura que fumarlo. Al quemar el cannabis se destruye gran parte de su contenido, mientras que con la vaporización, no . Esto significa que cuando se vaporiza, el vapor tiene una mayor concentración de cannabinoides y otros compuestos que cuando se fuma - lo que hace que sea mucho más fuerte. Y por eso...

…te ahorras dinero a largo plazo

Al ser el vapor mucho más fuerte y eficiente, se necesita mucha menos marihuana para llegar al mismo sitio. Algunos informes sugieren que los vaporizadores son un 30% - 40% más eficientes que fumar.

Esta eficiencia no se limita sólo a un mayor contenido de cannabinoides. A diferencia de fumar cannabis, que puede ser muy desigual en cuanto al uso de la hierba, la vaporización utiliza uniformemente toda la superficie de la hierba, garantizando su uso en totalidad.

Si se piensa detenidamente, un fumador empedernido puede ahorrarse un poco de dinero si necesita un 30 - 40% menos de hierba cada vez que fuma - un vaporizador se amortiza rápidamente. De hecho, ya publicamos una entrada sobre esto (Cómo Ahorrar Dinero con un Vaporizador), en la que afirmábamos que se tarda de 6 a 12 meses en recuperar el dinero invertido en un vaporizador, dependiendo del modelo y de la cantidad de hierba usada, por supuesto.

Un sabor más limpio

No solo se salva el contenido de canabinoides de la destrucción cuando se vaporiza. Los flavonoides y otros componentes del cannabis también se conservan y se liberan con el vapor, creando un sabor más puro y limpio - como debe ser.

Discreción y cautela

Al no haber un humo repleto de pegajoso alquitrán, los olores no permanecen ni se quedan en la ropa o en objetos personales. El vapor se disipa en cuestión de segundos, y sólo las personas que se encuentran muy cerca de ti podrán olerlo brevemente. Esto significa que los vaporizadores son mucho más higiénicos y discretos - lo que permite que los vaporizadores portátiles se puedan usar sobre la marcha.

Ya no habrá ceniceros por todas partes

Extendiéndonos en el punto anterior, los vaporizadores no crean cenizas calientes y apestosas. Cuando se acaba de vaporizar, lo único que queda es una materia vegetal seca e inodora que se pueden poner directamente en la basura - no más malos olores en la casa.

Algunos fumadores se desaniman ante la idea de tener que montar el vaporizador, pero si te fijas en algunos de los vaporizadores portátiles, más nuevos y modernos, como el Da Vinci Ascent o el Firefly, y comparas su uso con el tiempo que se tarda en liar un porro, no hay mucha diferencia. La vaporización tiene algunas claras ventajas frente a otros métodos de uso, así que ya sea para uso recreativo o medicinal, un vaporizador merece la pena. ¡Que lo vaporices bien!

comments powered by Disqus