Meditación Y Psicodélicos: Las Dos Caras Del Mismo Espectro

Publicaciones :
Categorías : BlogCienciaOpiniónPsicodélicos

Meditación Y Psicodélicos: Las Dos Caras Del Mismo Espectro

Inicialmente, los conceptos estereotipados de meditación y psicodélicos parecen ocupar extremos opuestos del mismo espectro. Lo que une a estas experiencias es el propio espectro, que representa un estado alterado de la consciencia.

A lo largo de la historia, el ser humano ha identificado numerosos mecanismos para modificar nuestro modo básico de consciencia con el fin de lograr un objetivo específico, ya sea la curación de un trauma o una enfermedad psicológica/espiritual, probar lo divino, adquirir conocimientos mediante ceremonias y prácticas disciplinadas de diversas técnicas, o aumentar la conciencia del yo a través de pruebas e iniciaciones, entre muchas otras ambiciones.

A medida que nuestra cultura se rinde cada vez más ante la influencia del materialismo nihilista, la necesidad y el deseo de lograr un cambio inmediato de consciencia son sustituidos por una saciedad por todo lo hedonista, material y físico. Sin embargo, algunos de estos mecanismos son tan eficaces, tan potentes, que ha sido imposible acabar con la relación entre los humanos y estas prácticas que se remontan a la antigüedad.

Dos aspectos que están teniendo un gigantesco aumento de popularidad, posiblemente en una época en la que son más necesarios que nunca, son la meditación y los psicodélicos. Ambos son muy diversos y divergentes, pero existen en el mismo espectro de técnicas alteradoras de la consciencia que permiten que el individuo vea el mundo, y a sí mismo, de una forma distinta de su normal, y a veces limitada, percepción.

Las mismas leyes draconianas de hoy en día intentaron derrotar las técnicas y sustancias que pertenecen a esta categoría, junto con los que las practicaban, pero con una reputación mucho más sutil. La meditación está muy aceptada en el mundo occidental como una forma casi imprescindible de mantener a raya la locura de la vida moderna. Pero el consumo de substancias psicodélicas sigue siendo un asunto muy controvertido y rodeado de propaganda, donde la opinión de los poderosos suele negar la evidencia y los hechos científicos.

La lenta pero segura fusión de estos antiguos métodos con el análisis científico moderno, está dando a luz un conocimiento que seguramente transformará los campos de la salud mental y la medicina tal y como los conocemos. Tanto la meditación como muchas sustancias psicodélicas han sido estudiadas hasta cierto punto, y los resultados son absolutamente revolucionarios.

Meditación: Calma En La Tormenta

"La meditación puede ayudarnos a aceptar nuestras preocupaciones, miedos e ira; algo muy terapéutico. Dejamos que nuestra capacidad natural de curación haga su trabajo". - Thich Nhat Hanh

La industrialización ha arrojado a la humanidad a un estilo de vida para el que, probablemente, no estemos adaptados. El estudio de la epigenética revela que nuestro entorno tiene una enorme influencia sobre nuestra salud mental y física. El entorno de la vida occidental corporativa nos obliga a gestionar nuestro tiempo, y a compaginar cargas económicas, poco descanso, mala nutrición y una interacción social menos que deseable. Esta caótica mescolanza causa unos niveles catastróficos de estrés para los que el organismo humano no está diseñado. La respuesta de lucha o huida de nuestro sistema nervioso fue diseñada para llenar nuestro cuerpo de adrenalina y cortisol cuando, de vez en cuando, nos veíamos obligados a escapar de un animal o a luchar contra él a muerte. Pero cuando este sistema se dispara muchas veces al día, todos los días, puede causar estragos. El sistema se sobreestimula de forma antinatural, causando un bucle de retroalimentación negativa.

Un exceso de estrés, y el estrés crónico, puede machacar nuestro sistema inmune, que es de la mayor importancia en un mundo cada vez más contaminado, y se cree que desempeña un papel fundamental en casos de depresión y ansiedad, unos nefastos trastornos que atormentan a millones de personas en todo el mundo.

Sin embargo, hay esperanza para los que tienen enfoque y disciplina. Ya que estos factores son requisitos para la práctica de la meditación: una momentánea pero frecuente alteración de la consciencia que consigue beneficios a largo plazo que se traducen en estados que enriquecen la vida.

Estas afirmaciones no son únicamente hipotéticas esperanzas. La investigación de Johns Hopkins indica que la meditación podría reducir los síntomas de las enfermedades mencionadas anteriormente. Se analizaron 47 estudios clínicos y se llegó a la conclusión de que meditar podría mejorar los síntomas de la depresión, la ansiedad e, incluso, el dolor.

Otros estudios confirman que los beneficios de la meditación van más allá de la psicología, y pertenecen al campo de la fisiología. Una investigación publicada en la revista Perspectives on Psychological Science presenta otros posibles beneficios de la práctica de la meditación que incluyen una mejora de la función inmune, un mayor rendimiento cognitivo y una reducción de la presión arterial.

La investigación llevada a cabo en la Universidad de Harvard desveló importantes aspectos sobre cómo influye la meditación físicamente en nuestros cerebros, y qué ventajas psicológicas tiene. Durante el estudio, se tomaron resonancias magnéticas (MR) de la estructura cerebral de los participantes antes y después de participar en un programa de ocho semanas con la inclusión de meditación. Estas imágenes mostraron un aumento de la densidad de la materia gris del hipocampo, una zona del cerebro asociada con el aprendizaje y la memoria. También se produjo un aumento de la densidad en zonas asociadas con la conciencia de uno mismo, la compasión y la introspección. Por otro lado, se produjo una disminución de la densidad de la materia gris en la amígdala, una zona clave para la ansiedad, el estrés y la respuesta de lucha o huida.

Es evidente que la meditación puede proporcionar una estructura mental fuerte y estable para experimentar la realidad. Parece que estas transformaciones también permiten al individuo manejar el extremo y fenomenal terreno de la experiencia psicodélica de una forma mucho más tranquila y, por lo tanto, más productiva.

Psicodélicos: ¿El Camino Interior Hacia La Libertad?

Las sustancias psicodélicas han desempeñado un importante papel en numerosas culturas de todo el mundo a lo largo de la historia. Desde las setas alucinógenas de Europa y América del Sur y la Ayahuasca del Amazonas, hasta la planta Iboga de África, muchas civilizaciones de antaño han mantenido relaciones sagradas con plantas visionarias que les han servido como medicina y sacramento. Antropólogos, escritores y periodistas actuales, como Graham Hancock y Terence McKenna, han ido tan lejos como para decir que las pruebas indican que estas sustancias fueron el catalizador que nos catapultó a esta etapa de nuestra evolución. Los libros El Manjar de los Dioses (Mckenna) y Sobrenatural (Hancock) nos dicen que esto es muy probable. Si nuestro comportamiento y adaptación son el resultado de una experiencia directa con el entorno, ¿qué otra cosa podría haber dado lugar a las abstracciones del arte, el lenguaje y el pensamiento capaz de cuestionar nuestra propia existencia, que las plantas visionarias que pueblan todas las regiones de la tierra?

Independientemente de cómo estas misteriosas y poderosas plantas esculpieron y dieron forma a nuestro pasado, están recobrando su integridad tras, literalmente, siglos de inquisición y demonización. En un mundo en el que la ciencia está demostrando que las setas alucinógenas pueden combatir la depresión, y la ayahuasca la adicción, gente inocente sigue siendo encarcelada por consumirlas. A medida que la ciencia continúa descubriendo el enorme potencial de estas portentosas medicinas, las compuertas de la verdad continúan abriéndose.

En un estudio publicado en The Lancet Psychiatry, se examinó a 12 participantes que sufrían depresión moderada/severa y a los que se les suministraron cápsulas de psilocibina psicoactiva. Durante la semana posterior al tratamiento, se averiguó que 8 de los 12 pacientes habían logrado una remisión temporal. Después de 3 meses, 7 pacientes continuaban mostrando una mejora de los síntomas. No es un mal resultado, teniendo en cuenta que los medicamentos antidepresivos y la psicoterapia habían fracasado miserablemente.

Además de su capacidad para ayudar a la gente a combatir su lado oscuro y superar las dificultades de la vida, estas setas podrían estar contribuyendo al crecimiento de nuevas células cerebrales.

"Las personas con depresión tienen redes neuronales hiperactivas y rumian constantemente sus problemas, sus deficiencias, su maldad, su inutilidad, sus fracasos - hasta el punto del delirio. [La P]silocibia parece bloquear esta actividad y detener ese obsesivo rumiar". Palabras del profesor David Nutt del Imperial College de Londres.

Otro estudio, publicado en el Journal of Psychopharamcology, afirma que las setas de psilocibina pueden proporcionar unos cambios de personalidad positivos y a largo plazo, y uno de los participantes explica su experiencia como un efecto antiinflamatorio sobre el ego, que le permite experimentar lo que hay debajo.

Otra sustancia visionaria que atrae a decenas de occidentales a la selva amazónica en busca de curación, aventura o evolución personal, es el brebaje con DMT conocido como Ayahuasca. Existen numerosas anécdotas de gente de todo tipo que afirma que la Ayahuasca les ha curado el trastorno de estrés postraumático, la depresión, la adicción y toda una serie de graves y leves trastornos psicológicos y fisiológicos.

La ciencia respalda algunas de estas experiencias, demostrando que la Ayahuasca puede ayudar a curar la depresión, de forma más rápida y eficaz que los fármacos convencionales.

La ayahuasca también ha sido vinculada a cambios en la personalidad y la estructura cerebral.

Otro ejemplo de un medicamento visionario con un enorme potencial, es el arbusto Iboga de África occidental, que contiene el alcaloide alucinógeno ibogaína y que presuntamente induce una lúcida y reveladora experiencia. La Asociación Multidisciplinaria Para los Estudios Psicodélicos dice:

"La ibogaína es un estimulante suave en pequeñas dosis; en dosis mayores, induce un profundo estado psicodélico. Históricamente, ha sido utilizada en ceremonias de curación e iniciación por los miembros de la religión Bwiti en diversas partes de África Occidental. Las personas con problemas de consumo de sustancias han comprobado que las dosis altas de ibogaína reducen de forma significativa los síntomas de abstinencia de los opiáceos, y eliminan de forma temporal las ansias relacionadas con estas sustancias".

En resumen, estas plantas visionarias ofrecen formas de acceder a estados alterados de consciencia que se suelen caracterizar por una sensación de mayor conexión con el entorno, bienestar, un conocimiento más profundo de la realidad, y una mayor consciencia del yo. Tras examinar los conocimientos que la ciencia moderna aporta a esta ecuación, está claro que los beneficios de estas sustancias son muchos, relativamente desconocidos y útiles para muchas personas en distintas situaciones"

Psicodélicos y Meditación: ¿Más Efectivos Si Se Aumentan?

Aunque los estados de consciencia que se logran por medio de la meditación y los psicodélicos son muy diferentes, tienen un gran potencial para actuar en sinergia y ayudar a que nos conozcamos mejor, sanar nuestros traumas pasados y sentirnos equilibrados en este cambiante y turbulento mundo. La meditación nos puede proporcionar un lugar en el que empaparnos del momento presente y comenzar un período de regeneración. Permite que nuestros cerebros desconecten y hagan sitio para desarrollar la compasión y la calma. Además de gestionar nuestro día a día de una forma más reflexiva, este estado también puede servir como el perfecto trampolín para explorar reinos interiores de la mente durante el proceso de curación y revelación de la experiencia psicodélica.

 

         
  Lucas  

Escrito por: Lucas
Lucas es un escritor a tiempo parcial y un visionario a tiempo completo. Un psiconauta anónimo camuflado con su traje de corbata, que trabaja para llevar racionalidad a las masas.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores