¿Es Vegana La Marihuana?

Publicaciones :
Categorías : BlogCultivo de Marihuana

Marihuana Vegana


Muchos fertilizantes ecológicos se hacen a partir de subproductos animales, así que realmente no son aptos para veganos. Conoce más sobre la agricultura vegánica y descubre lo fácil que es hacer el cambio.

Un argumento constante a favor del cannabis es su eficacia como medicina. La marihuana ecológica, usada correctamente, puede ayudar con algunas de las peores enfermedades conocidas. En muchas circunstancias, el cannabis puede suponer una potente opción de tratamiento.

¿Pero qué hay del efecto sobre nuestro planeta? El hecho es que durante décadas, las nefastas prácticas agrícolas, petroquímicas y de monocultivo, han ido devastando la tierra. En este caso, el cultivo de cannabis también juega su rol, la demanda de energía de los cultivos de interior también deja una enorme huella ecológica.

Genial, ¡la solución es fácil! Simplemente cultiva de forma ecológica en exterior, ¿no? Desafortunadamente, es un poco más complicado.

EL CANNABIS ES UNA PLANTA, ¿POR QUÉ NO ES VEGANA?

El Cannabis Es Una Planta, ¿Por Qué No Es Vegana?

Corta unos tomates cherry y trocea un poco de queso feta. Añade un poco de rúcula, lechuga y algunas hojas de marihuana ecológica. Aderézalo con un chorro de aceite de oliva, una pizca de sal y semillas chia, mézclalo todo bien. ¡Acabas de prepararte la mejor ensalada vegana suprema San Francisco Bay Area!

Disculpa, no necesariamente. Vegetariana, pero no vegana.

Deja que me explique mejor. Una dieta vegana se compone de alimentos que no provienen de origen animal. Así pues, el veganismo es una filosofía de la nutrición y de la vida en general. Se diferencia del vegetarianismo en que los vegetarianos no comen carne, pero sí consumen huevos y lácteos. Para evitar confusiones, a veces se les denomina ovo-lacto-vegetarianos. Un vegano, en cambio, no consume nada que provenga directa o indirectamente de animales, por principios. En este sentido, las plantas de cannabis puede que no sean veganas.

FERTILIZANTES NO VEGANOS

Fertilizantes No Veganos

La rúcula y la lechuga no requieren más que un fertilizante ecológico ligero para crecer verdes y sabrosas. Por otro lado, el tomate y el cannabis son especies exigentes y muy productivas. Para obtener altos rendimientos, necesitan nutrientes adicionales.

Cualquier agricultor ecológico tendrá un armario lleno de aditivos naturales. Algunos de los nombres típicos incluyen: harina de huesos, harina de plumas, harina de sangre e hidrolisatos de pescado. Puede que aparezcan con una variación del mismo nombre, o con un nombre comercial más aceptable, como “mezcla de pescado” o “té de mar”. No obstante, todos comparten un mismo denominador. Son ecológicos, en el sentido de que no tienen origen petroquímico, pero son un resultado directo de la ganadería intensiva.

La harina de huesos es un producto derivado de los mataderos, los huesos se secan y se muelen para conseguir un polvo fino. La harina de sangre no es más que sangre seca, procedente sobre todo de vacas. Pero, desde el matadero hasta las plantas de envasado, se puede colar cualquier tipo de sangre.

Los hidrolisatos de pescado son el equivalente marino. Los peces sin interés comercial que quedan atrapados en las redes son rechazados, molidos y transformados en líquido para poder ser embotellados. De repente, la agricultura ecológica ya no parece tan “ecológica”.

CULTIVANDO MARIHUANA VEGÁNICA

Cultivando Marihuana Vegánica

Se ha demostrado que las harinas de hueso, sangre y pescado son realmente unos aditivos fantásticos. No son un fenómeno reciente en la industria. Al contrario, estas prácticas se remontan a los inicios de la historia escrita. Nuestros ancestros ya conocían el hecho que sembrar maíz encima de cabezas de pescado produce resultados excelentes en un suelo con condiciones poco favorables. Esto era cuando la pesca todavía representaba una actividad humana sostenible.

Hoy en día, estas antiguas prácticas todavía tienen valor. Contrarrestan el uso extensivo de productos químicos, proveyendo un sistema de producción masivo más seguro y respetuoso con el medio ambiente. También ayudan a educar a los agricultores sobre las diferentes alternativas a los peligrosos fertilizantes químicos. Puede que los fertilizantes funcionen mejor pero, conceptualmente, no son adecuados.

El término “vegánico” combina en una palabra los conceptos de veganismo con la agricultura ecológica. Añadiendo fertilizantes de origen no animal se pueden conseguir fácilmente grandes rendimientos agrícolas. Simplemente, es cuestión de entender las diferencias.

EL IMPACTO GLOBAL

El Impacto Global

Los combustibles fósiles y la producción animal son los dos mayores contribuyentes al calentamiento global y la deforestación. Son responsables de un 60% de los gases de efecto invernadero de origen humano. Esta cifra es devastadora. Así que, en esencia, cultivar marihuana vegánica también ayuda a curar nuestro planeta, no sólo nuestros cuerpos. Los alimentos basados en plantas hechos con tu marihuana vegánica estarán libres de productos animales. Fisiológicamente, tiene mayor sentido, y es más sostenible que los métodos convencionales.

PROS Y CONTRAS DEL CULTIVO VEGÁNICO

El cultivo vegánico no tiene ningún argumento significativo en contra. Simplemente ocurrió que, gracias al boca a boca y debido a su fácil disponibilidad, cuando se introdujeron los aditivos animales ganaron bastante popularidad. Alrededor de 1940, la sangre de vaca era fácil de encontrar. El alga Kelp, por otra parte, era muy difícil de encontrar para quienes vivían lejos de la costa.

Hoy en día, las cosas han cambiado. Del mismo modo en que un día llenaste tu armario de aditivos animales y aprendiste a usarlos, puedes hacer lo mismo con la agricultura vegánica (realmente, no cambia mucho). La principal diferencia es que es una transformación planta a planta. De hecho, cuando se practica correctamente, los nutrientes de la agricultura vegánica están 100% biodisponibles para la planta. Teóricamente, esto significa que no se desperdicia nada. Los aditivos de origen animal necesitan un tiempo de descomposición y suponen un esfuerzo considerable por parte de las microbacterias del suelo. También dejan un residuo que no se puede eliminar, cambian el perfil del suelo y afectan al sabor. Los aditivos vegánicos no provocan esto, y básicamente, no estresan el suelo.

Pros Y Contras Del Cultivo Vegánico

No hay pérdidas en cuanto a la producción de flores, potencia, o contenido en CBD. El sabor es el mismo. Algunos argumentan que debido al menor esfuerzo fisiológico requerido para asimilar los nutrientes vegánicos, se pueden conseguir mayores cosechas. Aunque aún no exista un consenso sobre esto, la agricultura vegánica desde luego no tendrá ningún efecto negativo en tu jardín.

Aquí hay algunos ejemplos de variedades vegánicas con éxito:

Strawberry Cough Vegánica –1er premio, High Times Seattle, 2013
Rosin Vegánica, extracto de la Strawberry Banana Flower – 1er premio, High Times Non-Solvent Medical Hash Award, 2016
Dragon Balm Vegánica – 2º premio, Medical Topicals, 2016
L.A. Confidential Vegánica - 2º premio, Mejor Indica, 2016
Ghost Train Haze Vegánica - 2º premio, Mejor Sativa, 2016

Y la lista sigue y sigue...

Realmente, el único factor en contra de la agricultura vegánica es válido también para el cultivo con aditivos animales: no funciona bien con los cultivos hidropónicos. El coco es perfectamente manejable, pero se recomienda el sistema “drain-to-waste”, en que se riega y se desecha el agua sobrante. Por desgracia, los sistemas DWC/RDWC son muy difíciles de manejar. Los grandes colectores de lluvia o depósitos de agua conllevan el riesgo de las bacterias anaeróbicas.

Otro argumento en contra de la agricultura vegánica es la disponibilidad de los productos comerciales. Al ser reciente, puede que tengas que buscar un poco. Aparte de preparar tu propio té de compost, sólo hay unos cuantos productos embotellados, ya que aún no son muy conocidos. Puede que conseguir estos productos implique un esfuerzo y dedicación extra, pero nada comparado con buscar el alga Kelp en las montañas en los años 40. Y a medida que pase el tiempo, cada vez será más fácil cultivar de forma vegánica.

Guest Writer

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados