¿Qué diferencia hay entre una droga y un medicamento?

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis MedicinalEducación sobre drogas

diferencia droga y un medicamento


La diferencia entre un medicamento y una droga no siempre es fácil de discernir, pero en lo que respecta a los medicamentos a base de hierbas, es aún más difícil de establecer. Además, las definiciones cambian a medida que descubrimos más sobre el efecto terapéutico de muchas de estas sustancias.

El debate actual sobre la diferencia entre drogas y medicamentos no es algo nuevo; lleva existiendo desde finales del siglo XIX. Se convirtió en un problema cuando tanto la profesión médica como la farmacéutica fueron establecidas. Hasta cierto punto, también coincidió con la llegada de la ley de patentes tanto en Europa como en los Estados Unidos. Si una planta se podía usar como medicamento, no se podía patentar.

En el otro lado de la ecuación, el alcohol (por ejemplo) también se ha utilizado como "medicamento". Esta etiqueta también se aplica a sustancias que en la actualidad son "drogas" y "medicinas". En algunos casos, como con los opiáceos y las anfetaminas, por no mencionar el LSD y el cannabis, pueden ser ambas cosas. Por ejemplo, el reciclaje de la noticia sobre que Cary Grant se sometió a una "terapia" con LSD en la década de los 50, llega en un momento en el que la microdosificación del LSD vuelve a considerarse como tratamiento para la depresión grave y otros trastornos del estado de ánimo.

También se pueden desarrollar "adicciones" tanto a las drogas como a los medicamentos con receta. Y los medicamentos pueden tener efectos negativos (o efectos secundarios).

La diferencia entre "droga" y "medicamento" viene definida por decisiones políticas y médicas, y éstas cambian con el tiempo.

¿QUÉ ES UN MEDICAMENTO?

Medicamento

En términos generales, un medicamento es cualquier sustancia externa que se administra para aliviar un sufrimiento. No tiene por qué ser fabricado, como es el caso de muchos medicamentos a base de plantas, incluso si se adquieren sin receta. Por ejemplo, la planta de aloe es muy conocida por sus propiedades calmantes de quemaduras.

Los medicamentos de venta con receta son un poco diferentes, ya que implica que son lo bastante fuertes como para causar efectos nocivos y deben tomarse con moderación y bajo supervisión médica. En la mayoría de países, existe una "clasificación" para tales medicamentos entre los que se incluye el cannabis, la cocaína, las anfetaminas, la heroína y los opiáceos; además de otras drogas fabricadas en laboratorios con un propósito específico.

Esta definición también puede cambiar con el tiempo. El cannabis, por ejemplo, o mejor dicho, los cannabinoides, están a punto de ser reclasificados en la mayoría de países. Pero a excepción de Alemania y Uruguay, esta droga sigue estando en la lista I de sustancias controladas en todos los demás países.

¿QUÉ ES UNA DROGA?

Droga

Una droga, por el contrario, es una sustancia que se consume con fines recreativos y por placer, y puede tener efectos secundarios dañinos. La nicotina y el alcohol son drogas, y también son legales, mientras que el cannabis, la cocaína, la heroína y otras "drogas" continúan siendo ilegales. Por otro lado, en algunos países, este debate está cambiando. Portugal es el primer país del mundo que ha despenalizado a los consumidores recreativos de todas las drogas.

Algo aún más desconcertante es cómo se etiquetan y venden sustancias con una composición química muy parecida. Por ejemplo, la heroína es ilegal, pero los analgésicos con base opioide no sólo son legales, sino que están causando un enorme problema de adicción y sobredosis.

DIFERENCIA EN LOS FINES

Aparte de la receta, los efectos secundarios y otras similitudes, hay otra gran diferencia entre algo etiquetado como droga y como medicamento; éste último se utiliza de forma ostensible para una determinada finalidad terapéutica. Es una de las numerosas razones por las que el consumo de cannabis es tan difícil de definir. Si un consumidor "recreativo" fuma habitualmente, ¿está usando la droga por placer? ¿O está, como hacen muchas personas, auto diagnosticándose un problema médico?

DIFERENCIA EN LOS EFECTOS

La diferencia entre los efectos de las "drogas" y los "medicamentos" también es difícil de definir. La medicina está claramente destinada a proporcionar una curación; sin embargo, y particularmente desde el punto de vista psicológico, ¿qué es lo que cura? Si el LSD o la marihuana se utilizan con éxito para tratar la depresión crónica, ¿es un uso médico? La respuesta es, obviamente, afirmativa.

Esto significa que los "viajes" y los sentimientos de euforia se pueden utilizar con fines terapéuticos y medicinales. Los medicamentos con receta, por otro lado, como los que se usan para tratar la esquizofrenia, pueden hacer que un paciente engorde.

¿El resultado final? Si los efectos son, en general, positivos y se suman a la consecución de salud y bienestar de la persona que toma la sustancia, ésta podría ser un medicamento. Sin embargo, sólo porque algo es un medicamento no significa que no tenga efectos secundarios negativos.

efectos secundarios negativos

Tanto los medicamentos con receta como las drogas pueden ser adictivos. Dicho esto, la cuestión entre "adicción" y legalidad es otro debate distinto; y ambos aspectos se aplican tanto al consumo de drogas como al de medicamentos con receta.

¿QUÉ DROGAS SE PUEDEN UTILIZAR COMO MEDICAMENTOS?

Muchas drogas supuestamente de fiesta se están reexaminando por sus usos terapéuticos; y la mayoría existen desde hace muchos años. En la actualidad, todas ellas se encuentran bajo investigación. Las supuestas "soluciones" a las enfermedades mentales, la adicción y el dolor, están siendo reexaminadas.

Cannabis

Cannabis

Por si no te habías dado cuenta, en estos momentos se está produciendo un debate global sobre este mismo tema. Alemania acaba de clasificar el cannabis como medicamento; en Canadá es legal, y pronto lo será en Australia, Irlanda y otros lugares. El papel de los cannabinoides dentro del recién descubierto sistema endocannabinoide ya está haciendo tambalearse a la medicina tal y como la conocemos.

Setas alucinógenas

Setas alucinógenas

Las setas alucinógenas tampoco son algo nuevo. Al igual que la marihuana, fueron utilizadas en rituales religiosos y de curación durante milenios. Sin embargo, como muchas otras "drogas", han sido investigadas como medicamentos. El último gran foco fue durante las décadas de los 50 y 60, cuando fueron estudiadas para el tratamiento de la depresión. También se utilizaron en el tratamiento del trastorno de estrés postraumático, o neurosis de guerra, como se conocía entonces. Pero, tras el comienzo de la guerra contra las drogas, las setas pasaron a ser una droga de fiesta. En la actualidad, se vuelven a estudiar para el tratamiento de trastornos psicológicos como la depresión o el TEPT.

Ayahuasca

Ayahuasca

Ayahuasca, elaborada a partir de una liana nativa de Perú y conocida también como yagé, se ha investigado para el tratamiento de la depresión, la ansiedad y la adicción, y en la actualidad se continúa haciendo en la Universidad Johns Hopkins de EE.UU. Roland Griffiths, el investigador que volvió a despertar el interés en esta droga, escribió que era "alucinante" cómo la sustancia afectaba de forma positiva a sus consumidores. "Casi todos los participantes notaron importantes cambios positivos en su actitud y comportamiento", escribió. "Estos cambios también fueron observados por amigos, familiares y colegas de dichos participantes. Fue asombroso".

Mescalina

Mescalina

Otra de las próximas batallas en política de drogas podría librarse alrededor de la mescalina, un alcaloide psicodélico natural del cactus Peyote (entre otros). Utilizada durante siglos por las tribus nativas para potenciar la espiritualidad, esta droga crea experiencias profundas en todos los que la consumen. Debido a su condición de ilegal, su aplicación para tratar ciertas afecciones psiquiátricas no se ha estudiado debidamente. Algunos trastornos como la depresión y el alcoholismo podrían combatirse con esta sustancia y, como resultado, esta droga podría ser el "siguiente" LSD en lo que respecta a la microdosificación.

 

         
  Marguerite Arnold  

Escrito por: Marguerite Arnold
Con años de experiencia escribiendo a sus espaldas, Marguerite dedica su tiempo a explorar el sector de la marihuana y los avances del movimiento por la legalización.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados