¿Por Qué el Cannabis Causa

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis

¿Por Qué el Cannabis Causa

El cannabis y los antojos de comida van de la mano, pero ¿qué tiene nuestra querida hierba para que cause esto? Pues bien, los científicos han hecho algunas indagaciones y proponen unas teorías bastante exhaustivas.

¿Alguna vez has estado disfrutando de un canuto y de repente has sentido la necesidad de asaltar el frigo? Es un fenómeno muy común al que se conoce cariñosamente como las "munchies" (antojos de comida) y, hasta hace poco, la ciencia no había sido capaz de precisar qué las causa exactamente.

Pero los científicos no han estado todo el rato de brazos cruzados, preguntándose qué hacer - las munchies son en realidad el resultado de una combinación de complejas interacciones entre el THC y el cerebro, que necesitan de mucho estudio. Pero lo que si se ha averiguado es que todo se deriva del sistema endocannabinoide.

¿Cómo Encaja El Sistema Endocannabinoide En Todo Esto?

El sistema endocannabinoide es algo que todos tenemos, y sus receptores se encuentran por todo el cuerpo. Juega un papel importante en la regulación de una miríada de funciones fisiológicas, como el dolor, la emoción, la respuesta inmunitaria, la memoria y, de más interés en este tema, el apetito.

Los cannabinoides del cannabis se adhieren a los receptores del sistema endocannabinoide, causando sus varios efectos. Cuando el THC se adhiere a ciertas partes del sistema endocannabinoide, sentimos ese irresistible impulso de saquear la despensa. La primera parte que vamos a analizar es el bulbo olfatorio del cerebro.

Aumento del Sabor Y Olor Con el Bulbo Olfatorio

Un equipo de científicos europeos ha averiguado recientemente que el bulbo olfatorio juega un papel central en los antojos relacionados con el cannabis. Averiguaron, mediante experimentos con ratones, que cuando el THC se adhiere al bulbo olfatorio, incrementa la capacidad del animal para saborear y oler alimentos. Las ratas a las que se administró THC, olieron los aromas durante mucho más tiempo y comieron más alimentos, en comparación con el grupo de control. También averiguaron que los ratones que habían sido genéticamente manipulados para que no tuvieran receptores cannabinoides en sus bulbos olfatorios, no mostraban más interés en comer y oler que el grupo de control, incluso después de administrarles THC.

Estos hallazgos sugieren que el uso de cannabis hace que los alimentos sean mucho más atrayentes al olerlos y saborearlos, incrementando nuestro deseo de satisfacción.

Estimular El Hambre

No es solo el bulbo olfatorio lo que aumenta nuestra propensión a comer. Para nada, ¡es mucho más complicado! Otra investigación ha averiguado que la estimulación del THC en el sistema endocannabinoide del núcleo accumbens, incrementa la liberación de dopamina, que en si misma juega un papel importante en el control del apetito, así como en el placer que obtenemos al comer. Otro vistazo en las munchies, averiguó que el THC tiene un efecto similar en el hipotálamo, estimulando la producción de grelina, que a su vez estimula el hambre. Hay investigaciones que sugieren que el THC aumenta momentáneamente la preferencia por alimentos grasos y dulces - ¡lo que explica por qué te decides por las patatas fritas en vez de la ensalada.

Otra Pieza del Puzzle

Aunque estos hallazgos nos ofrecen una buena idea de por qué al disfrutar de un poco de brote puedes acabar haciendo un pedido de comida tamaño familiar, son solo piezas de un puzzle que aún se están colocando. Aún queda mucho por investigar, y estos estudios se deben hacer con sujetos humanos. Pero todo esto es muy prometedor, ya que no solo nos ofrece un entendimiento de los hábitos relacionados con el cannabis, también abre las puertas a potenciales aplicaciones terapéuticas de la marihuana, cuando es necesario estimular el apetito – como en el caso de los trastornos alimentarios o la quimioterapia.

Fuentes:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3705914/

http://www.jbc.org/content/280/26/25196.full

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20080779