Cómo Cultivar Plantas De Cannabis Pequeñas Y Compactas


Última edición :
Publicaciones :
Categorías : BlogCultivo de Marihuana

Cómo Cultivar Plantas De Cannabis Pequeñas Y Compactas


Los cultivadores de interior no suelen tener sitio para grandes árboles de marihuana. La buena noticia es que puedes cultivar con éxito en espacios reducidos si sabes cómo controlar la altura de tus plantas. En este artículo explicamos algunos métodos para ayudarte a cultivar una marihuana más pequeña y compacta.

¿POR QUÉ SON CONVENIENTES LAS PLANTAS DE CANNABIS PEQUEÑAS?

La mayoría de cultivadores caseros tienen un dormitorio libre, un armario de cultivo, o un aparador o ropero que utilizan como operación de cultivo. El espacio suele escasear, y con el fin de sacar el mayor provecho de tu operación de interior, es preferible cultivar plantas pequeñas. Deberás aceptar las limitaciones de tu espacio de interior y hacer todo lo posible para aprovechar cada centímetro. A continuación, te proporcionamos unos consejos y trucos para ayudarte a cultivar plantas de cannabis compactas.

GENÉTICA

GENÉTICA
Sativa, Indica, Ruderalis y Híbridos

Como de costumbre, la variedad elegida es el factor más decisivo en cualquier plantación. Por lo que es muy importante elegir las semillas con el máximo cuidado. Lo mejor es empezar con semillas feminizadas. Nadie tiene espacio para plantas macho. Salvo que estés pensando en crear tu propia variedad, limítate a las semillas feminizadas.

Las sativas gigantescas, los híbridos de gran tamaño y las índicas altas se pueden cultivar con éxito en interior, pero hay que trabajar el doble para que mantengan una altura baja. Los híbridos autoflorecientes modernos y las variedades índica puras son mucho más fáciles de integrar en una operación de cultivo interior, ya que rara vez superan el metro de altura. Las plantas compactas como las de este top 10 son ideales para estos casos.

DISTANCIA ÓPTIMA ENTRE LA LUZ Y LAS PLANTAS

DISTANCIA ÓPTIMA ENTRE LA LUZ Y LAS PLANTAS

La distancia óptima de la luz dependerá de si utilizas lámparas CFL, HID o LED. Asegúrate de mantener la distancia ideal entre el dosel de tus plantas y la lámpara de cultivo que elijas. Si las plantas están demasiado lejos de la fuente de iluminación, se estirarán para acercarse más.

El ajuste periódico de las luces es un procedimiento habitual del cultivo interior. Mide la distancia con una regla o cinta métrica para hacerlo bien desde el principio. Incluso los plantones crecerán más delgados si están demasiado lejos de la fuente de luz. Al mismo tiempo, también deberías tener cuidado de no colocar las lámparas demasiado cerca de tus plantas, o sufrirán estrés térmico y quemaduras en su parte superior.

ACORTA EL PERÍODO VEGETATIVO DE TU PLANTA

ACORTA EL PERÍODO VEGETATIVO DE TU PLANTA

Si cultivas plantas fotoperiódicas, puedes acortar su período vegetativo. Las autoflorecientes comienzan a florecer según la edad, por lo que no es posible hacerlo con estas variedades. Aunque la mayoría florece al cabo de unos 30 días por sí solas.

Si tienes plantas fotodependientes, una fase vegetativa más corta impedirá que sean demasiado altas antes de empezar a florecer. La mayoría del cannabis fotoperiódico duplica o triplica su tamaño durante la floración. Por lo que si tienes poco espacio vertical, podría ser muy interesante cambiar pronto a un ciclo de iluminación 12/12. La desventaja es que tus plantas no se ramificarán tanto, ni serán tan productivas como las que disfrutan de un período vegetativo más largo. Esto es lo que suelen preferir quienes cultivan con el método SOG, que veremos más adelante.

USA MACETAS PEQUEÑAS PARA TUS PLANTAS DE MARIHUANA

USA MACETAS PEQUEÑAS PARA TUS PLANTAS DE MARIHUANA

Puede parecer algo obvio, pero las macetas pequeñas son para plantas pequeñas y las grandes para plantas grandes. Las plantas autoflorecientes e índica no necesitan tanto espacio para desarrollar sus raíces como los híbridos índica-sativa o las variedades sativa dominantes. Por lo que sus raíces no se enredarán si las cultivas en tiestos más pequeños.

Si plantas una índica en una maceta enorme, puede convertirse en una planta gigantesca, pero solo si le proporcionas un crecimiento vegetativo largo. Si optas por un tiesto pequeño para una variedad índica, lo mejor es acortar su fase vegetativa y cambiar a 12/12 tan pronto como puedas. Una fase vegetativa prolongada aumenta el riesgo de que las raíces se enreden. Si esperas demasiado, podrías tener que trasplantar la planta para salvarla. Las macetas de 6 litros serán suficientes para cultivar la mayoría de autos e índicas compactas con comodidad.

LST Y HST (SUPERCROPPING)

LST Y HST (SUPERCROPPING)

El LST (entrenamiento de bajo estrés) es una técnica estupenda para manipular la estructura de las plantas de cannabis. El arte de doblar ramas y usar estacas y amarres para sujetarlas, requiere de cierta habilidad, pero es factible. El LST es la forma ideal de crear un patrón de crecimiento más espeso sin tener que cortar ramas. Y lo mejor de todo, tras un período de recuperación mínimo (por lo general, de uno o dos días), tendrás un arbusto de cannabis saludable y sin daños.

Por otro lado, el supercropping (HST) es una técnica de entrenamiento de alto estrés que te costará algo de tiempo. Consiste en contraer las ramas hasta que se debiliten, o incluso se quiebren, lo que estresará a la planta. Además, puede que tarde más de una semana en recuperarse. Con este método se obtienen plantas frondosas como con el LST, pero tendrás que proporcionarles un período vegetativo más largo. Ni el LST ni el supercropping deben llevarse a cabo durante la floración. En una situación desesperada en la que la planta está creciendo demasiado para tu espacio de cultivo, puedes intentar el LST durante la floración, pero solo como último recurso. Una vez que comienza la floración, las ramas se suelen volver bastante rígidas, por lo que correrás el riesgo de romperlas si intentas doblarlas.

MANTÉN UNA TEMPERATURA PERFECTA

MANTÉN UNA TEMPERATURA PERFECTA

Las plantas de cannabis de interior se desarrollan mejor en un intervalo de temperatura de entre 20 y 28°C. Algo que la mayoría de cultivadores pueden conseguir fácilmente. El calor excesivo causa estrés térmico y un crecimiento irregular. Las colas superiores podrían empezar a estirarse demasiado, y si esto ocurre durante la floración, tus plantas desarrollarán colas de zorro. Enciende el aire acondicionado, si tienes, o plantéate usar lámparas de menor potencia para mantener una temperatura más adecuada.

Muchos cultivadores tienen problemas cuando apagan las luces. Cualquier temperatura por debajo de los 15°C frenará el metabolismo de las plantas y retrasará su crecimiento. Tu objetivo es obtener plantas sanas y compactas, no enfermizas y de crecimiento lento. Enciende la calefacción o pon una estufa en el cuarto de cultivo para impedir que la temperatura descienda demasiado. Las plantas de cannabis corren peligro por debajo de los 10°C e incluso podrían morir.

ASEGÚRATE DE QUE HAYA UNA BUENA VENTILACIÓN/CIRCULACIÓN DE AIRE

ASEGÚRATE DE QUE HAYA UNA BUENA VENTILACIÓN/CIRCULACIÓN DE AIRE

Las plantas de cannabis necesitan aire fresco. Introduce aire del exterior con la ayuda de un ventilador, y elimina el aire caliente y viciado con un extractor. Como mínimo, abre una ventana. No lo dudes, una mala ventilación es perjudicial para tus plantas de cannabis. También necesitan una ligera brisa. Asegúrate de instalar un ventilador oscilante o uno o dos ventiladores de pinza para que circule el aire.

Si no lo haces, estarás invitando a plagas y patógenos. Las plantas infestadas o enfermas no producen flores viables. Esto está estrechamente relacionado con el mantenimiento de la temperatura óptima y unas condiciones ambientales perfectas. Ignora el flujo de aire bajo tu propio riesgo. Recuerda: el objetivo es obtener plantas saludables y compactas.

PODA APICAL Y FIM

PODA APICAL Y FIM

La poda apical y el FIM son dos tipos de poda cuyo objetivo es acabar con la dominancia apical del tallo principal y desviar la hormona del crecimiento a los brotes secundarios. La poda apical o topping consiste en cortar con tijeras la punta del tallo, dejando un nudo. La técnica FIM, sin embargo, se lleva a cabo arrancando el 75% del tallo con los dedos.

En ambos casos, las plantas crecerán de forma lateral y desarrollarán múltiples colas principales en lugar de una sola. Cuando se aplican durante el crecimiento vegetativo, estas técnicas también estimulan la producción. Pero las plantas necesitarán de 3 a 7 días para recuperarse. Además, si tienes paciencia para soportar un período vegetativo aún más largo, el topping y el FIM se pueden combinar con el LST y el supercorpping.

MÉTODOS SOG Y SCROG

MÉTODOS SOG Y SCROG

El método SOG, o Sea Of Green, es una técnica de cultivo a gran escala. Si tienes macetas pequeños que llenan todo el espacio de cultivo, solo necesitarás una fase vegetativa breve para obtener cosechas generosas con muchas plantas de cannabis.

En cambio, con el método ScrOG, o Screen Of Green, se obtienen unas pocas plantas bien entrenadas y/o podadas a las que se debe proporcionar una fase vegetativa mucho más larga. Consiste en colocar una malla sobre las plantas durante la etapa de crecimiento vegetativo y obligar a crecer a través de ella a tantos brotes como sea posible. Dobla y entreteje hasta aproximadamente la tercera semana de floración. Si lo haces bien y sin prisas, tus cosechas serán comparables a las del método SOG.

Guest Writer

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados