Blog
Cómo Cultivar Pimientos Picantes Al Aire Libre
9 min

Cómo Cultivar Pimientos Picantes Al Aire Libre

9 min

No hay nada como disponer de tu propio suministro de pimientos picantes. Aunque parezca difícil cultivarlos al aire libre, estamos aquí para demostrarte que no lo es. Lo único que tienes que hacer es seguir nuestra práctica guía y antes de que te des cuenta tendrás tu propia cosecha de pimientos picantes con un sabor excelente. ¿A qué esperas?

No hay duda de que cultivar tus propios pimientos picantes es una experiencia muy gratificante. Desde la germinación hasta la cosecha, sigue estos pasos para conseguir plantas saludables y productivas. Puede parecer difícil, pero no tiene por qué serlo. Estamos aquí para ayudarte en cada paso del cultivo exterior de guindillas y chiles. Así que, independientemente de tu experiencia, te ofrecemos los consejos necesarios para conseguir cosechas exitosas al aire libre, una y otra vez.

¿Por qué cultivar pimientos picantes al aire libre?

¿Por Qué Cultivar Pimientos Picantes Al Aire Libre?

¿Por qué deberías cultivar pimientos al aire libre cuando puedes hacerlo en interior con unas condiciones controladas? Todos sabemos que las plantas se desarrollan mejor bajo el sol, así que, si tienes espacio para una planta (o varias), aprovéchalo al máximo y cultiva pimientos al aire libre.

Las plantas de exterior reciben una gran cantidad de luz y calor que no cuestan nada. En comparación, los pimientos cultivados en interior necesitan luz artificial, y puede que también una esterilla térmica, lo que podría costarte bastante dinero.

Además, dependiendo de dónde vivas, es posible que la tierra de tu jardín sea adecuada para cultivar guindillas, por lo que ahorrarás dinero al no tener que comprar macetas ni abono. Asegúrate de comprobar primero el sustrato para saber si es apto.

El espacio vertical y en potencia ilimitado del exterior también te permitirá cultivar plantas Capsicum más altas sin restricciones. Por lo que, si tienes problemas de espacio, el cultivo al aire libre es la mejor solución. ¡Tu sueño de tener una selva de plantas de pimientos picantes podría hacerse realidad muy pronto!

Artículo relacionado

Cómo Cultivar Pimientos: 10 Simples Pasos Para Principiantes

¿Qué necesitas para cultivar pimientos picantes al aire libre?

¿Qué Necesitas Para Cultivar Pimientos Picantes Al Aire Libre?

Si cultivas pimientos al aire libre, el espacio que tengas disponible determinará hasta cierto punto el material que vas a necesitar. Cuando pensamos en un cultivo exterior, a menudo nos imaginamos un jardín espacioso. Pero, en realidad, muchos cultivadores aprovechan al máximo un patio pequeño, un parterre de flores disimulado o incluso un balcón.

Si quieres cultivar tus plantas en recipientes, lo ideal es que dispongas de macetas de al menos dos tamaños: una pequeña para empezar a cultivar en interior (lo que veremos más adelante), y otra más grande para trasplantar tu plántula cuando esté lista para sacarla al exterior.

Si vas a plantar directamente en macetas, merece la pena conseguir un poco de tierra arcillosa, ya que retendrá la humedad y al mismo tiempo permitirá un drenaje adecuado. Las plantas de pimientos también responden mejor a un nivel de pH de entre 6.2 y 7.0, así que tenlo en cuenta cuando busques un sustrato adecuado.

También necesitarás agua y fertilizantes durante todo el ciclo de vida de tus plantas. Existen abonos ecológicos y comerciales que potencian enormemente la producción de los pimientos picantes, además de mejorar su sabor, picor, calidad y cantidad.

Dado que necesitarás una rutina de cuidados estricta durante todo el proceso de cultivo, tendrás que comprar accesorios como tijeras de podar para ayudarte a eliminar el exceso de follaje y exponer tus plantas a una mayor cantidad de luz solar y calor.

Aunque para cultivar pimientos picantes con éxito se necesitan ciertos artículos, todos son reutilizables y es posible que ya tengas la mayoría de ellos en casa.

Cómo elegir el pimiento perfecto

Cómo Elegir El Pimiento Perfecto

No podemos dejar de mencionar el elemento más importante a la hora de cultivar plantas de pimientos picantes: ¡las semillas! Con tantas distintas para elegir, deberás tener en cuenta ciertos factores antes de decidirte por una de ellas. Para empezar, piensa en tu experiencia de cultivo; si acabas de comenzar o apenas tienes conocimientos o habilidades para cultivar pimientos, es posible que prefieras buscar una semilla con un ciclo de vida corto y que sea fácil de manejar. El jalapeño, por ejemplo, es un ejemplar robusto y resistente que alcanza la madurez en solo 75 días a partir de la fructificación.

Por otro lado, si tienes mucha experiencia, podrás elegir prácticamente cualquier pimiento, siempre que seas paciente y dispongas de tiempo.

También merece la pena tener en cuenta el tamaño de algunas plantas. Si no tienes problemas de espacio, este factor no será relevante. Pero si vas a cultivar en un entorno exterior pequeño, debemos señalar que algunas plantas de pimientos pueden alcanzar fácilmente 1-2 metros de altura. Así que comprueba que tienes suficiente espacio.

Por último, ten presente tus preferencias en lo que respecta al picor. Si quieres que tus pimientos no piquen mucho, elige una semilla que produzca frutos con un sabor agradable. No tiene sentido cultivar pimientos súper picantes si no vas a poder disfrutar de ellos. Así que, para empezar, ve a lo seguro; siempre podrás aumentar el picor con tu siguiente lote de semillas.

¿Cuándo deberías empezar a cultivar plantas de pimientos picantes al aire libre?

¿Cuándo Deberías Empezar A Cultivar Plantas De Pimientos Picantes Al Aire Libre?

Cuando cultivas pimientos picantes es fundamental hacer las cosas en el momento adecuado. Será necesaria cierta planificación, pero la clave del éxito en un cultivo exterior es aprovechar al máximo el calor y la luz de la temporada de cultivo.

Si tienes esto en cuenta, tus plantas estarán listas para desarrollarse al aire libre durante los meses de verano. Pero eso no significa que no puedas aprovechar al máximo las semanas anteriores, ya que las plantas pueden empezar a crecer en interior y luego ser trasladadas al exterior para que se beneficien del cambio de estación.

Condiciones ideales para cultivar plantas de pimientos picantes al aire libre

¿Cuál es el entorno ideal para cultivar pimientos al aire libre? Las plantas necesitan unas 6-8 horas de luz solar diarias para crecer, así que procura plantarlas en un lugar donde reciban mucha luz de manera ininterrumpida. Aunque es cierto que los pimientos crecen mejor en climas mediterráneos (o similares), eso no quiere decir que quienes vivan en zonas de climas templados no puedan conseguir cosechas de calidad. Por eso es muy importante preparar tus plantas durante los meses fríos y sacarlas al aire libre para que absorban toda la luz y calor que ofrece el verano. Te sorprenderá lo bien que se desarrollan.

Las plantas de pimientos también crecen mejor en suelos arcillosos, así que ten esto en cuenta cuando prepares el parterre o maceta para tu planta. Y comprueba el pH del suelo para asegurarte de que sea el adecuado. Con un poco de preparación podrás reducir al mínimo los márgenes de error. Tómate tu tiempo y todo irá bien.

Cómo cultivar pimientos picantes al aire libre

Ahora que ya has planificado tu cultivo y has comprado todos los utensilios que necesitas, es hora de ponerte manos a la obra. En los siguientes apartados cubrimos todo lo que hay que saber para conseguir plantas de pimientos picantes sanas y productivas. Solo necesitan un poco de atención, cuidados básicos y paciencia a lo largo de todo su ciclo de vida, y te recompensarán con cosechas abundantes. ¿Empezamos? Vamos allá.

Empieza a cultivar tus plantas de pimientos en interior

Empieza A Cultivar Tus Plantas De Pimientos En Interior

Independientemente de si vives en un clima frío o caliente, deberás germinar tus semillas para que puedan desarrollarse. Aunque existen opiniones variadas sobre este proceso, parece ser que lo mejor es germinarlas en interior. Esto te permitirá vigilar tus semillas durante esa etapa crucial y controlar su entorno. También podrás empezar a cultivar en los meses oscuros y fríos de forma que tus plantas estén listas para beneficiarse de los meses cálidos.

En lo que respecta al acto de la germinación en sí, tienes varias opciones. Un método muy popular consiste en envolver las semillas en un trozo de papel absorbente húmedo y dejar que germinen en un lugar cálido, como un armario para la caldera, encima del frigo, o incluso sobre una esterilla calefactora. La combinación de humedad y calor será suficiente para crear el entorno ideal para que brote la semilla.

Sin embargo, mucha gente utiliza un kit de germinación, como el Smart Start, que es un método mucho más fiable. Estos kits vienen con macetas individuales llenas de tierra que proporcionan un entorno óptimo para la germinación. También necesitan una fuente de calor, como una esterilla térmica, pero los kits de germinación son una forma rápida y sencilla de empezar a cultivar sobre una buena base.

Otra opción es sembrar las semillas directamente en el sustrato en recipientes pequeños. Cuando se hayan convertido en plántulas y hayan adquirido un poco de altura y volumen, podrás trasplantarlas a otras macetas más grandes.

Quienes vivan en climas cálidos también pueden germinar sus semillas directamente en el suelo. En cualquier caso, el consejo es el mismo: mantén el sustrato de alrededor húmedo pero no encharcado, y el sol proporcionará el calor que necesitan las semillas para brotar.

Artículo relacionado

Cómo Cultivar Pimientos Picantes En Interior

Endurece tus plantas de pimientos picantes

Endurece Tus Plantas De Pimientos Picantes

No hay duda de que las plantas que comienzan su vida en interior se aclimatan y acomodan a ese entorno controlado. Y cuando llega el momento de sacarlas al exterior, algunas se marchitan y no responden bien al cambio de ambiente. Aunque esto es normal, puedes tomar medidas para garantizar que esa transición sea lo más armoniosa posible. Uno de estos métodos es "endurecer" las plantas.

El endurecimiento consiste en sacar las plantas al aire libre durante unas pocas horas al día a lo largo de unas dos semanas. Durante este plazo, puedes ir aumentando lentamente el tiempo de exposición hasta que tus plantas se aclimaten por completo. Si es posible, empieza colocándolas en una zona protegida, como un invernadero o vivero. Déjalas ahí un par de horas durante los dos primeros días, y vuelve a meterlas dentro. Durante los días siguientes, aumenta el tiempo de exposición en 2 horas cada vez, y muy pronto tus plantas empezarán a desarrollarse sin problemas.

Puede parecerte una solución simple, pero muchos cultivadores novatos ignoran esta fase y acaban con plantas débiles que tardan mucho más en desarrollarse. ¡Así que no te la saltes! Pero asegúrate de iniciar el proceso de endurecimiento después de la última helada. En internet encontrarás la fecha prevista para las últimas heladas en tu zona. Aunque nunca se puede predecir al 100%, es mejor actuar con cautela para evitar desastres.

Trasplanta tus plantas a parterres o recipientes grandes

Trasplanta Tus Plantas A Parterres O Recipientes Grandes

El verano está a la vuelta de la esquina, te has molestado en endurecer tus plantas y ya están listas para crecer de verdad. Es hora de trasladarlas a unos recipientes más grandes o al suelo del jardín hasta que llegue el momento de la cosecha. Cuando tus plantas de pimientos hayan desarrollado un cepellón decente y tengan una altura de unos 20-30cm, empezarán a desarrollarse.

Dado que hasta ahora han estado creciendo en recipientes pequeños, deberás tener cuidado al extraer la masa de las raíces. Afloja un poco la tierra del borde de la maceta, dale la vuelta al recipiente, y haz que toda la planta se deslice con cuidado en tu mano.

Una vez que haya salido, simplemente coloca tu planta en un recipiente más grande y lleno de tierra durante el resto de su ciclo de vida. Y lo mismo si vas a cultivar en el jardín: haz un agujero lo suficientemente grande para tu planta en el sustrato, ponla dentro, y empezará a desarrollarse de inmediato. Si vas a cultivar varias plantas a la vez, procura dejar un espacio de unos 60-90cm entre ellas, para que puedan estirarse con comodidad a medida que crecen.

Riego, mantillo y entrenamiento

Riego, Mantillo Y Entrenamiento

Como ya hemos mencionado, para cultivar pimientos picantes es muy importante seguir una rutina de cuidados estricta. Y en lo que respecta al riego, hay que prestar mucha atención. Como regla general, lo mejor es regar cuando el sustrato que rodea a la planta esté seco al tacto. Esto puede ser cada 2-3 días en un clima moderado, pero quienes vivan en zonas cálidas podrían tener que regar sus plantas a diario. Esto último es solo para ambientes abrasadores, así que procura no regar tus plantas en exceso para evitar problemas.

Siempre puedes añadir una capa de mantillo para reducir la necesidad de riego, ya que ayudará a retener la humedad del sustrato. Ponla alrededor de la base de la planta para evitar que se seque. En cuanto al tipo de mantillo que debes usar, hay varias opciones biodegradables y no biodegradables tanto online como en centros de jardinería.

Al igual que las plantas de marihuana, las plantas de pimientos se pueden entrenar para que rindan al máximo, lo que potencialmente aumentará la calidad y cantidad de las cosechas. Por ejemplo, dado que las plantas de pimientos a veces crecen de forma bastante amontonada, puedes atar sus ramas para obligarlas a crecer en una dirección determinada. Esto ayuda a que toda la planta reciba más luz y favorece la ramificación (el desarrollo de ramas y tallos). Esta es solo una de las numerosas técnicas de entrenamiento que puedes usar para sacar el máximo partido a tus plantas de pimientos, así que asegúrate de echar un vistazo a todas las técnicas que existen.

Cosecha

Cosecha

Aunque el momento de la cosecha será distinto para cada variedad, las plantas de pimientos picantes suelen estar listas en unos 60-80 días a partir de la fructificación. Dependiendo del tipo de pimiento, hay varias señales que deberás tener en cuenta, como un tamaño determinado, un cambio de color (por ejemplo, de verde a rojo), e incluso el "taponamiento" (formación de cicatrices en la piel). Y en general, unos frutos más firmes.

A la hora de separar los pimientos de la planta, es muy tentador arrancarlos sin más. Pero esto podría causar daños a tu planta, así que tómatelo con calma en esta etapa crucial. Para reducir los daños al mínimo, coge el pimiento entre los dedos y tira suavemente de él en dirección contraria a la de su crecimiento. En general, los pimientos maduros se desprenderán fácilmente sin oponer resistencia.

Artículo relacionado

Cuándo Y Cómo Cosechar Pimientos Picantes

Consejos para cultivar pimientos picantes al aire libre

Consejos Para Cultivar Pimientos Picantes Al Aire Libre

Hemos cubierto los aspectos clave del cultivo de pimientos picantes al aire libre, y ahora vamos a compartir algunos consejos útiles para aumentar aún más la calidad de tus cosechas.

Arranca la primera flor

Puede que suene contraproducente, pero arrancar la primera flor que aparece permitirá que tu planta concentre su energía en desarrollar un tamaño mayor y, en consecuencia, producir una cosecha más abundante.

Etiqueta tus plantas

No olvides etiquetar tus plantas, especialmente si cultivas distintas variedades a la vez. Así sabrás cuál es cuál, y podrás mejorar su control y cuidados. Incluye información como el nombre de la especie y la fecha en la que las has plantado.

Proporciona apoyo a tus plantas

Algunas cepas de pimientos picantes son muy altas, por lo que merece la pena usar estacas para que puedan continuar creciendo rectas. Lo último que necesitas es que una de tus plantas se derrumbe debido a la falta de soporte.

Protege tus plantas

Tanto si cultivas en macetas como directamente en el suelo, tus plantas necesitan protección contra todo tipo de problemas potenciales, es decir, contra plagas y mascotas. Las mascotas y otros animales se pueden mantener a raya con un repelente. Las plagas se evitan simplemente vigilando tus plantas y garantizándoles unas condiciones ideales. En caso necesario, también puedes usar aceite de nim para repeler las plagas.

Ahí la tienes: una guía completa para cultivar pimientos picantes al aire libre. Tanto si es la primera vez que cultivas chiles como si ya tienes varios años de experiencia, las reglas son las mismas: ten paciencia, presta atención y, sobre todo, disfruta de los frutos de tu trabajo.

Adam Parsons
Adam Parsons
El periodista del cannabis, redactor y autor profesional Adam Parsons forma parte del equipo de Zamnesia desde hace tiempo. Adam escribe sobre una gran variedad de temas, desde el CBD hasta los psicodélicos, crea artículos para blogs y guías, y analiza una amplia gama de productos en constante aumento.
Cultivo Peppershop
Buscar por categorías
o
Buscar