Blog
Cómo Cultivar Pimientos Picantes En Interior
8 min

Cómo Cultivar Pimientos Picantes En Interior

8 min

Cultivar pimientos picantes podría parecer una tarea complicada, pero no tiene por qué serlo. Incluso si no tienes un espacio adecuado en exterior para el cultivo, puedes producir unos pimientos de gran calidad desde la comodidad de tu hogar. Permítenos explicarte todo lo que necesitas saber para que tu cultivo casero sea un éxito.

No es ningún secreto que las plantas de pimiento, como todas las plantas, necesitan mucha luz y calor para crecer óptimamente. Quienes viven en regiones cálidas tienen ambas cosas en abundancia y pueden cultivar pimientos en exterior sin problemas. ¿Pero qué pasa con quienes viven en climas más moderados y fríos? ¿Tienen cero posibilidades de cultivar pimientos en casa? Lo cierto es que no. Es totalmente posible dar a las plantas de pimiento todo lo que necesitan para crecer, desde la seguridad del interior. Permítenos explicarte todo lo que necesitas saber para cultivar pimientos en interior y obtener los mejores resultados.

¿Por qué deberías cultivar pimientos picantes en interior?

¿Por Qué Deberías Cultivar Pimientos Picantes En Interior?

Como hemos comentado, quienes no tengan la suerte de vivir en regiones cálidas y soleadas deberían considerar seriamente el cultivo de pimientos y guindillas en interior. Incluso si vives en un clima que puede proporcionar luz solar y calor, plantar al aire libre puede ser exigente. Pero, al cultivar en interior, puedes regular la temperatura y la luz que reciben tus plantas. No solo es apropiado para quienes viven en condiciones poco adecuadas para el cultivo, sino que también es un método ideal para quienes viven en pisos pequeños o casas sin jardín. Con solo algunas cosas, puedes montar una zona de cultivo perfecta en casa. Y dado que en interior puedes proporcionar los cuidados necesarios en todo momento, es mucho más fácil cultivar incluso las variedades de pimientos más difíciles.

Artículo relacionado

Cómo Cultivar Pimientos: 10 Simples Pasos Para Principiantes

¿Qué pimientos picantes son mejores para cultivar en interior?

¿Qué Pimientos Picantes Son Mejores Para Cultivar En Interior?

A la hora de elegir pimientos para tu cultivo, ¿cuáles son los mejores para plantar en interior? La respuesta es sencilla: prácticamente cualquiera de ellos. Como hemos mencionado, cultivar en interior te permite proporcionar de forma constante los cuidados necesarios para las plantas, asegurando que crezcan correctamente. Por tanto, incluso las variedades más quisquillosas, conocidas por requerir un poco más de atención, pueden cultivarse en casa sin apenas esfuerzo.

Sin embargo, si es la primera vez que cultivas pimientos, quizá sea mejor ceñirte a una variedad con un ciclo de cultivo más corto. Esto te permitirá ganar experiencia mientras cultivas tu planta. Por ejemplo, un jalapeño necesita 85 días para madurar desde que cuaja el fruto, pero otros estarán listos para cosechar mucho antes. Así que, cuando busques semillas, procura elegir una variedad que esté dentro de tus posibilidades, y a medida que ganes experiencia puedes ir probando otras variedades.

¿Qué necesitas para cultivar pimientos picantes en interior?

¿Qué Necesitas Para Cultivar Pimientos Picantes En Interior?

Para cultivar guindillas en interior con éxito, necesitarás unas cuantas cosas. ¡Pero no te preocupes! No vamos a darte una larga lista de cosas para comprar. Y por suerte, gran parte del material se puede reutilizar una y otra vez, así que en cuanto hayas acabado tu cultivo, podrás empezar el siguiente fácilmente. A continuación, te mostramos una lista del material necesario para plantar en interior:

Macetas

Uno de los elementos más obvios de esta lista son las macetas, que sirven para alojar a la planta durante su ciclo de cultivo. Pero a medida que la planta crezca, su entorno tendrá que cambiar. Así que puedes empezar con macetas de 10cm (si quieres germinar directamente en tierra) y después optar por macetas de unos 20-25cm cuando tengas que trasplantar tu planta.

Sustrato

Esto podría requerir que investigues un poco, ya que hay muchas opciones a la hora de elegir un sustrato (ya sea de tierra o sin tierra) para tus plantas. Incluso hay mezclas especiales para cultivar pimientos picantes en interior, que darán a tus plantas todos los nutrientes necesarios para crecer óptimamente.

Esterilla calefactora

Al cultivar en interior, es muy importante regular la temperatura para tus plantas. Esto puede lograrse fácilmente con una esterilla calefactora, un sencillo dispositivo eléctrico que puede ajustarse a la temperatura elegida. Así, puedes proporcionar a tus plantas una temperatura constante y estable, que les permita prosperar como si estuvieran al aire libre.

Tijeras de podar

Mientras crecen tus plantas, tendrás que darles los cuidados y el mantenimiento necesarios. Por ejemplo, puedes podar las ramitas y las hojas, para asegurarte de que reciben toda la luz que necesitan. Unas tijeras de podar serán más que suficientes para esta tarea.

Luces de cultivo

Aunque pueden ser caras, las luces de cultivo son muy útiles para un cultivo casero en interior. Aunque algunas plantas pueden crecer junto a una ventana para recibir luz, las luces de cultivo son perfectas para proporcionar una fuente constante y fiable. El número de luces que necesitarás variará según el número de plantas que quieras cultivar, pero son adaptables, no ocupan demasiado y pueden colocarse en espacios reducidos. Perfectas para quienes tienen poco espacio.

Abono para las plantas

A veces, tus plantas necesitarán un pequeño empujón durante el cultivo, por lo que podría ser conveniente conseguir algún fertilizante para plantas que les aporte una dosis de nutrientes para producir grandes resultados.

Cómo cultivar pimientos picantes en interior

Ahora que tienes todo el material preparado, permítenos guiarte a través de los pasos necesarios para que tus plantas crezcan como esperas. Te lo explicamos todo, desde la siembra hasta la cosecha.

Germinación

Germinación

Esta fase del cultivo es muy importante. Hay muchas formas de germinar las semillas, todas ellas con distintos porcentajes de éxito. Algunos métodos implican poner unas semillas en un papel de cocina humedecido y dejarlo sobre una esterilla calefactora. Entonces, si vas humedeciendo el papel con agua (sin llegar a empaparlo), las semillas deberían empezar a brotar en tan solo 5-7 días, pero pueden pasar más de 3 semanas hasta que veas algún tipo de progreso, ¡así que ten paciencia!

Si quieres una forma más fiable de germinar tus semillas, puedes usar un kit de germinación adecuado, como por ejemplo el Plagron Seedbox. Los kits de germinación disponen de unos compartimentos individuales llenos de tierra rica en nutrientes, y cada compartimento tiene espacio suficiente para una semilla. Solo tienes que enterrar la semilla ligeramente, cubrirla con tierra y añadir un poco de agua. Entonces, puedes dejar el kit sobre una esterilla calefactora a 25-30ºC hasta que progresen las semillas. Sin embargo, es perfectamente posible germinar las semillas directamente en tierra, si quieres usar tu propia tierra y macetas. En ese caso, se aplican las mismas reglas: mantener la tierra húmeda, pero no empapada, y proporcionar calor hasta que broten las plántulas.

Mezcla de tierra

Mezcla De Tierra

Aunque el kit de germinación tendrá la tierra perfecta para germinar las semillas, una vez hayan crecido las plántulas tendrás que pensar en el siguiente paso. Llenar las macetas con la tierra adecuada garantizará que tus plantas tengan las mejores condiciones posibles durante el resto del cultivo. Las plantas de pimiento se desarrollan mejor en una mezcla de tierra ligera, combinada con un poco de corteza o acolchado, y/o un poco de perlita. Asegúrate de comprobar que el pH de la tierra esté entre 5,9 y 6,5, y listo. Llena generosamente las macetas y estarán preparadas para trasplantar tus plántulas.

Trasplante

Trasplante

Cuando tus plantas empiecen a desarrollarse, llegará un momento en que tendrás que trasplantarlas antes de que crezcan demasiado para sus respectivas macetas. Idealmente, esto debería hacerse unas 3-4 semanas después de la germinación. O una forma sencilla de saber cuándo trasplantar es esperar a que la planta haya producido su tercer par de hojas verdaderas. Como puedes imaginar, trasplantar es una tarea delicada y debe tratarse como tal. Para ello, presiona suavemente el exterior de la maceta de la plántula para aflojar la tierra. A continuación, cubre la tierra con la palma de la mano, de modo que el tallo de la plántula quede entre tu dedo índice y el dedo del medio, o entre el dedo del medio y el anular. Entonces, pon la maceta boca abajo delicadamente, para que la plántula salga de la maceta de forma segura.

Riego y fertilización

Riego Y Fertilización

Esta es una fase crucial, y puede ser un factor decisivo entre el éxito y el fracaso del cultivo. Por tanto, es muy importante establecer un programa de riego regular; y ten cuidado de no excederte con el riego, ya que esto será perjudicial para las plantas. Así que tómatelo con calma y riega solamente cuando tus plantas lo necesiten.

En cuanto a los fertilizantes, pueden ser un complemento opcional para tus plantas. Durante la fase vegetativa, puedes utilizar un abono para tomates/pimientos. Pero, al igual que con el agua, procura no pasarte. Sigue las instrucciones al pie de la letra. El exceso de fertilizante puede causar problemas.

Artículo relacionado

Consejos Para Cultivar Guindillas Más Picantes

Iluminación

Iluminación

La luz es un elemento muy importante para el crecimiento de las plantas, por lo que debemos proporcionarles suficiente luz para que den buenos resultados. Obviamente, durante los meses de verano, las plantas pueden colocarse junto a una ventana para que absorban toda la luz y el calor que puedan conseguir. Pero durante los meses con poca luz y calor, puedes poner tus plantas bajo una luz de cultivo LED durante unas 14-16 horas al día, y ofrecerles una temperatura constante combinando la lámpara con una esterilla calefactora. Pero, dado que hará más calor, asegúrate de vigilar las plantas y la tierra para que no se sequen del todo.

Al instalar las luces, puedes incluso usar una pequeña caja de cultivo para garantizar que la luz se centre en las plantas. Esto también te ayudará a mantener el cultivo recogido, para que no tengas que preocuparte por mover las macetas o porque estorben.

Cosecha

Cosecha

Obviamente, esto variará de un pimiento a otro, pero hay algunas señales reveladoras del momento de la cosecha. Algunos pimientos cambiarán de color verde a rojo intenso, mientras que otros adoptarán un color naranja o amarillo vibrante; esto te indicará claramente que están listos para ser cosechados. El tamaño también puede ser un factor, pero más bien afecta al picor, y no al estado de madurez. El "corking" o agrietamiento también es otra forma de saber si los pimientos están listos en algunas variedades; aparecen unas líneas blanquecinas en el pimiento para indicar que ha alcanzado la madurez y está listo para cosechar.

Pero, ¿cómo se recogen los pimientos de la planta? Simplemente agarra el pimiento cerca del tallo con los dedos, y tira suavemente de él en dirección contraria a su crecimiento para soltarlo de la planta. Ten cuidado y utiliza guantes. Una vez hecho, puedes decir que has cultivado pimientos en interior con éxito desde la comodidad de tu casa. ¡Enhorabuena!

Artículo relacionado

Cuándo Y Cómo Cosechar Pimientos Picantes

Consejos para cultivar chiles en interior

Consejos Para Cultivar Chiles En Interior

Hay muchos consejos que te ayudarán a conseguir un buen suministro de pimientos picantes en interior. Con esto en mente, hemos escogido tres que realmente muestran cómo sacar el máximo provecho de tus plantas.

El tamaño de la maceta es importante

Aunque pueda parecer obvio, no hay que subestimar la importancia del tamaño de la maceta. Podrías pensar que ahorras espacio usando una maceta más pequeña, pero usar un tiesto demasiado pequeño hará más daño que bien. Si las raíces no disponen de suficiente espacio para estirarse, pueden crecer enredadas y anudadas. Esto impedirá que la planta absorba agua y nutrientes, lo que con el tiempo puede provocar su muerte. Así que ten cuidado y usa macetas de un tamaño adecuado.

Usa estacas para dar soporte a las plantas

No es ningún secreto que a las plantas les gusta estirarse, si se les brinda la oportunidad, así que procura darles un soporte adecuado mediante el uso de estacas. Aunque algunas plantas no lo necesitarán, vale la pena ser precavidos y ponerles una estaca para asegurar que crezcan verticalmente. Una planta sana es sin duda una planta feliz.

Fomenta la polinización

Aunque las plantas de pimiento se autopolinizan, puedes intentar polinizarlas a mano. Para ello, usa un cepillo pequeño o un bastoncillo de algodón para recoger el polen de la flor. Una vez recogido, puedes frotarlo suavemente sobre el estigma de la flor y dejar que la naturaleza siga su curso. Aunque este proceso ocurre de forma natural al aire libre gracias al viento y los insectos, las plantas de interior podrían necesitar un poco de ayuda.

Cultiva pimientos picantes en interior durante todo el año

Cultiva Pimientos Picantes En Interior Durante Todo El Año

Lo bueno de plantar pimientos en interior es que pueden cultivarse durante todo el año. ¡Así es! Independientemente del clima, siempre que dispongas de las condiciones adecuadas en tu espacio de cultivo, puedes empezar inmediatamente otra tanda en cuanto hayas terminado la primera. Quienes cultivan al aire libre tienen que esperar a que llegue la temporada adecuada; pero tú podrás empezar antes que nadie.

Entonces, ¿a qué esperas? Empieza a cultivar pimientos en interior, te aseguramos que no te arrepentirás. Para encontrar todo lo que necesitas relacionado con los pimientos y las guindillas, dirígete a la tienda Peppershop de Zamnesia donde podrás elegir las mejores semillas y accesorios.

Adam Parsons
Adam Parsons
El periodista del cannabis, redactor y autor profesional Adam Parsons forma parte del equipo de Zamnesia desde hace tiempo. Adam escribe sobre una gran variedad de temas, desde el CBD hasta los psicodélicos, crea artículos para blogs y guías, y analiza una amplia gama de productos en constante aumento.
Cultivo Peppershop
Buscar por categorías
o
Buscar