Brotes Orgánicos - Cultivo de Cannabis en el Interior

Publicaciones :
Categorías : BlogCultivo de Marihuana

Brotes Orgánicos - Cultivo de Cannabis en el Interior

Si deseas disfrutar de un cannabis mayor calidad, tendrá que ser una hierba orgánica. Pero el cultivo orgánico de cannabis en el interior puede ser todo un desafío. Hemos explorado las técnicas de agricultura orgánica y hemos hecho una pequeña guía.

Si deseas disfrutar de un cannabis mayor calidad, tendrá que ser una hierba orgánica. Pero el cultivo orgánico de cannabis en el interior puede ser todo un desafío. Hemos explorado las técnicas de agricultura orgánica y hemos hecho una pequeña guía.

Los pesticidas vienen en todas las formas y tamaños; desde gases y gránulos hasta polvos y pulverizadores. Pero tienen una cosa en común; son unos productos químicos desagradables. Por desgracia, los contaminantes presentes en el cannabis comercial se han convertido en un serio problema. Cuando un laboratorio California examinó el cannabis legal en busca de pesticidas, encontraron un nivel de toxinas residuales "alarmantemente alto". En la ausencia de normas jurídicas, el control de calidad está en manos de los productores - quienes puede que no estén especialmente preocupados por tu salud. Por otro lado, unos estudios han demostrado que, en los Estados Unidos, el 43% de los consumidores de cannabis consideran "crucial" que su hierba sea orgánica y sin pesticidas.

Por lo tanto, si quieres una marihuana de lo más fragante y segura, es mejor que la cultives tú mismo. Pero, ¿cómo te las arreglas para cultivar brotes de alta calidad sin productos químicos? Lo siguiente te dará un esbozo de las opciones disponibles para el productor de cannabis orgánico.

Es mejor prevenir que curar

En el exterior, la naturaleza proporciona un entorno complejo y equilibrado. Pero en el interior, es mucho más difícil mantener unas buenas condiciones de cultivo. La mejor manera de permanecer lejos de los pesticidas es asegurarte de que no sean necesarios en primer lugar. Evitar un problema antes de que se presente es siempre mejor que tener que resolverlo. Echemos un vistazo a algunas medidas preventivas que puedes tomar.

Pasteurización del suelo

El cultivo en suelo natural y compostado es lo mejor si queires unos brotes orgánicos. Pero, si bien se puede conservar cualquier contaminación atmosférica lejos, no hará mucho, porque el suelo está cargado de vida. Mientras que las tierras comerciales de un buen fabricante pueden estar casi limpias, sobre todo las naturales, vienen con una plétora de huevas de bichos y esporas de moho. La esterilización no es una buena opción, ya que mata las bacterias beneficiosas junto con los huevos. La solución es la pasteurización, que mata a la mayoría de las cosas malas, y a la vez deja vivir a las buenas. Para pasteurizar la tierra, cuécela en el horno durante 30 minutos a 82 grados centígrados. Usa un termómetro resistente al calor para llevar un registro de la temperatura y asegúrate de que no supera los 95 grados, ya que podrías matar la bacteria buena.

Fomentar la simbiosis de hongos

MyceliumDurante millones de años, el suelo natural se ha convertido en un increíblemente intrincado sistema de simbiosis entre plantas y hongos. Esta cooperación se llama micorriza, y muchas de las plantas se han aliado con hongos específicos con los que se ayudan mutuamente a crecer. En el suelo, el micelio y las raíces se entrelazan y fusionan, ampliando la red de raíces varias veces. Ayuda a las raíces a absorber los nutrientes más eficientemente, y aumenta su inmunidad a enfermedades transmitidas por el suelo. Tras la pasteurización del suelo, es una buena idea añadir una mezcla de esporas de hongos que se encuentran en una relación simbiótica con el cannabis. Existen un par de estos productos en el mercado.

Proporcionar un abundante flujo de aire
La pérdida de aire crea un caldo de cultivo para las plantas. Las plagas como la araña roja están a la espera de un ambiente húmedo para proliferar. No pongas demasiadas plantas en un espacio limitado y asegúrate de que haya un flujo constante de aire fresco.

Utiliza trampas adhesivas amarillas

Los insectos son atraídos hacia la superficie amarilla brillante de manera natural, donde se reunirán con su destino. Las trampas contribuyen a la identificación temprana de las plagas. Cuanto antes se descubre una infestación, más fácil es de tratar.

Abonos orgánicos

Muchos de los fertilizantes comerciales comunes son sintetizados a partir del petróleo y sus derivados. Comenzar con un suelo vital y fuerte proporciona un impulso de nutrientes. Hay muchos abonos derivados de fuentes vegetales 100%, que son más saludables para ti y para las plantas.

Pesticidas orgánicos - IPA, aceite de Neem y piretro

NeemLa clave para no tener que hacer frente a las plagas, es tener siempre el cultivo limpio, fuerte y sano. Pero a veces no funciona. Si te ves obligado a luchar, sin recurrir a productos químicos, hay un par de cosas que puedes probar y combinar. En la lucha contra los ácaros, algunos agricultores utilizan con éxito una mezcla de alcohol isopropílico y agua. El alcohol mata bichos y quema las hojas, pero diluido en agua, funciona muy bien. Ve por un ratio de 1:10 - 1 parte IPA por cada 10 partes de agua. Hemos oído que esta mezcla se puede utilizar hasta la cosecha, pero no te pases - IPA se disuelve las resinas del cannabis y podría destruir tus brotes.

La segunda línea de defensa es el aceite de Neem. Extraído de las semillas del árbol indio del Neem, este aceite es un potente plaguicida y fungicida natural. Eficaz para los ácaros, se puede usar como medida preventiva durante el período vegetativo. El secreto para utilizar el aceite de Neem, es mezclarlo con jabón líquido. Consigue una mezcla de 8ml de aceite con 5 ml de jabón líquido en 1 litro de agua tibia. Deberá fomar un líquido lechoso que se pueda verter en un pulverizador. El aceite de neem sin diluir es muy fuerte y podría quemar las plantas. Aplica la mezcla cada 3 días, durante al menos 2 semanas.

Si las cosas se ponen feas, prueba a añadir aceite de limón a la mezcla de aceite de Neem. Para hacer una mezcla asesina natural para acanar con una infestación muy terca, añade una gota de piretro. Es uno de los insecticidas naturales más fuertes, pero no es tóxico para los seres humanos. Pero el piretro denería ser un último recurso, ya que puede producir cepas resistentes a las bacterias o ácaros. Aunque se considera uno de los pesticidas más seguros, utilízalo solo en cantidades mínimas y asegúrate de no inhalarlo.

Depredadores amistosos

LadybugNo todos los insectos son plagas, y aunque no son técnicamente pesticidas, los depredadores naturales pueden ser una verdadera bendición para el cultivo de cannabis - sobre todo si se cultiva en el exterior. Al permitírseles crecer, ayudan a controlar el número de plagas en el jardín. Hasta se pueden comprar paquetes de estos depredadores para criar, garantizando un suministro constante. Un buen ejemplo de ello es la humilde mariquita. Fácilmente reconocible por todos, este pequeño insecto acabará con las plagas del cannabis sin causar daño a la planta. Se pueden comprar online, acaban con muchas plagas y se reproducen rápidamente - ¿que más se puede pedir?

Como puedes ver, hay un montón de opciones para los productores orgánicos. Lo importante es elegir la correcta para ti. Recuerda, es mejor prevenir que curar - ¡mantén tu zona de cultivo lo más limpia posible!

Propagacíon