La clasificación de las drogas blandas y duras


Última edición :
Publicaciones :
Categorías : BlogEducación sobre drogasLeyes Antidrogas

Drogas Blandas Y Las Duras


Sería lógico pensar que los términos droga "blanda" y droga "dura" hacen referencia a la seguridad del consumo de una determinada sustancia. Sin embargo, algunas investigaciones científicas tienden a clasificar a las drogas más en base a su situación legal que a sus propiedades tóxicas o adictivas.

Cuando tratamos de clasificar y ordenar las drogas, a muchos nos sonarán de algo los términos “drogas blandas” y “drogas duras”. Estos adjetivos se utilizan a menudo para caracterizar aspectos determinados de una droga, como por ejemplo su naturaleza adictiva, su toxicidad o la severidad de sus efectos psicológicos y fisiológicos.

Cuando pensamos en drogas duras, las primeras que se nos vienen a la cabeza son la heroína, la cocaína, la metanfetamina y el opio. Por drogas blandas se suele entender el cannabis, algunos tipos de alcohol y quizás la nicotina e incluso algunos analgésicos no muy potentes. La mayor parte de las veces, la clasificación de las drogas es totalmente subjetiva y está influenciada por las políticas de los gobiernos, que con frecuencia ignoran por completo la investigación científica. Así que, ¿cuáles son las definiciones reales y las verdaderas diferencias entre las drogas blandas y las duras?

¿QUÉ OPINAN LOS INVESTIGADORES?

Los investigadores han examinado las distinciones entre drogas “blandas” y “duras”. Si bien estos adjetivos se utilizan mucho en términos sencillos y dentro de los círculos científicos, todavía existe mucha confusión en torno a estas definiciones. Un artículo científico publicado por The American Journal of Drug and Alcohol Abuse revisó cuidadosamente los factores que determinan estas clasificaciones.

Los autores del artículo sostienen que “una terminología y definiciones precisas constituyen componentes importantes del lenguaje científico. Pese a que los profesionales emplean con frecuencia los términos “drogas blandas” y “drogas duras”, ni la Clasificación Internacional de Enfermedades ni el Manual diagnóstico y estadístico emplean las categorías ‘blandas’ y ‘duras’ para clasificar las sustancias psicoactivas”.

Sus autores se habían marcado como objetivo revisar la literatura científica para analizar el uso de los términos “drogas blandas” y “drogas duras” en publicaciones recientes, para poder descubrir si hay un consenso para etiquetar las drogas psicoactivas en una categoría u otra. Los investigadores examinaron un total de 334 artículos publicados entre 2011 y 2015, de los que utilizaron para el análisis final 132, que fueron considerados relevantes para la muestra final.

CÓMO SE UTILIZAN LOS TÉRMINOS

Los científicos descubrieron que 124 artículos del total utilizaban el término “drogas duras”, y el 84,7% ponían como ejemplo sustancias clasificadas como “duras”. Un total de 40 artículos echaban mano de “drogas blandas”, de los que un 90,9% mencionaban sustancias consideradas “blandas”. Un análisis más exhaustivo de estos resultados revela que las líneas que separan estas dos clasificaciones en la literatura científica continúan siendo borrosas. Los autores del estudio afirman además que estos términos no se deberían usar a menos que se haga uso de ellos de forma clara y precisa.

¿QUÉ DROGAS SON BLANDAS?

Drogas Blandas

Pese a la conclusión lógica a la que ha llegado la investigación que acabamos de mencionar, sigue siendo interesante observar qué drogas forman parte de cada categoría. En todos los artículos examinados por los investigadores, el cannabis solía mencionarse como una droga blanda. Esto tiene sentido, sobre todo si tenemos en cuenta que su potencial tóxico y de adicción física son muy bajos. No obstante, esa línea borrosa de la que hablamos se manifiesta con el alcohol y el tabaco o la nicotina, que son las otras sustancias que se suelen incluir mayoritariamente en la categoría de drogas blandas. Este es un buen ejemplo de cómo la situación de legal de una sustancia puede distorsionar su estatus como droga, en vez de atender a los efectos que produce en el cuerpo.

¿QUÉ DROGAS SON DURAS?

Drogas Duras

Tras el análisis, la droga que se citaba en mayor número de ocasiones como “dura” es la cocaína, seguida de la heroína. Esta clasificación tiene un sentido lógico, tanto en términos de toxicidad como de riesgo de adicción. Pero como ambas drogas son totalmente ilegales en muchos países, esta clasificación también podría verse afectada por el punto de vista de las esferas políticas. Otras drogas descritas como “duras” son los opiáceos en general, la anfetamina, el MDMA, los estimulantes y las benzodiazepinas, entre otros.

Los alucinógenos, como los hongos psilocibios y el LSD, también están considerados como “drogas duras”. De nuevo, esta clasificación refuerza las zonas grises más problemáticas. Es cierto que estas sustancias son ilegales en muchas regiones del mundo, lo que a ojos de las autoridades gubernamentales las convierte en “drogas duras”. Sin embargo, estas drogas no están asociadas a tendencias adictivas o a una alta toxicidad. De hecho, las setas alucinógenas están consideradas como una de las drogas recreativas más seguras.

EN RELACIÓN A SU TOXICIDAD

Investigaciones más pormenorizadas nos aportan información acerca de la línea difusa que determina estas clasificaciones. Parece que existe un cierto prejuicio en torno a la clasificación legal de las drogas y al efecto que producen en el cuerpo humano en términos de capacidad adictiva y toxicidad.

Por ejemplo, una investigación publicada por el diario Scientific Reports clasifica las drogas en base al riesgo de mortalidad asociado a su consumo. Al igual que las investigaciones anteriores que hemos visto, este estudio coincide en señalar el cannabis como la sustancia más segura, confirmando de forma anecdótica su estatus como droga “blanda”. Sin embargo, esta investigación difiere con la mencionada más arriba, al considerar el alcohol la droga más letal de todas ellas, junto a la nicotina. La heroína y la cocaína también aparecen clasificadas entre las drogas que más muertes provocan.

Basándonos en este estudio, es importante tomarse las clasificaciones de las drogas con cierto escepticismo. Así que realiza una investigación un poco más extensa para determinar si el estatus de una droga se debe al análisis científico o a las ideologías políticas.

 

         
  Luke Sumpter  

Escrito por: Luke Sumpter
Luke Sumpter es un periodista afincado en el Reino Unido, especialista en salud, medicina alternativa, hierbas y remedios psicoactivos. Ha escrito para medios como Reset.me, Medical Daily o The Mind Unleashed sobre estos y otros temas.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados