Blog
Drogas Duras Y Las Blandas
6 min

¿En Qué Se Diferencian Las Drogas Duras Y Las Blandas?

6 min

Pregúntale a cualquiera si conoce la diferencia entre las drogas “duras” y “blandas”, y probablemente te dirá que sí. Pero, ¿cómo de efectivos son esos términos para clasificar las drogas y sus efectos? En este artículo analizamos esta clasificación, y sopesamos la validez de los métodos actuales para diferenciar las distintas sustancias.

“Duras” y “blandas” son dos términos muy amplios que se utilizan para describir distintos tipos de drogas en función de sus efectos percibidos sobre la salud, potencial de adicción, subidón, etc. Pero, ¿nos ofrecen una imagen clara de las diferentes sustancias y sus efectos sobre nuestra salud? Sigue leyendo para descubrirlo.

Clasificación de drogas duras y blandas

Clasificación de drogas duras y blandas

Las palabras "duras" y "blandas" se utilizan con mucha frecuencia, ya sea por parte del público en general, los medios de comunicación, la comunidad científica e incluso las autoridades. Y aunque la mayoría creemos que sabemos lo que significan, no es tan fácil distinguirlas en este contexto.

De hecho, ni siquiera las autoridades sanitarias globales, como la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD) o el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM), hacen una distinción clara entre drogas duras y blandas. Uno de los pocos organismos que ha trazado una línea divisoria explícita entre las sustancias duras y blandas es el gobierno holandés, que incluye esos términos en su legislación en materia de drogas[1].

Sin embargo, la mayoría de la gente tiene cierta idea de lo que son las drogas duras y blandas, a pesar de no existir una definición oficial. Vamos a echar un vistazo a los aspectos que separan las sustancias duras de las blandas, y a analizar la validez de las clasificaciones de las drogas en general.

¿Qué son las drogas duras?

¿Qué son las drogas duras?

Pregúntale a cualquiera si sabe qué es una "droga dura", y lo más seguro es que diga que sí. Durante años, los gobiernos y los medios de comunicación han fomentado la idea de que las drogas duras son más fuertes, adictivas y peligrosas que las blandas. Pero, en realidad, el hecho de que una sustancia sea dura o blanda se debe sobre todo a su potencial para causar daños físicos y adicción o dependencia[2].

Aunque la clasificación duras/blandas se considera cada vez más obsoleta, por desgracia se sigue utilizando en todo el mundo.

Ejemplos de drogas duras

  • Cocaína y crack
  • Heroína y opio
  • Metanfetamina y anfetaminas
  • PCP
  • Ketamina
  • Opioides, benzodiacepinas y otros medicamentos con receta
  • Éxtasis
  • Alcohol y tabaco
  • LSD y hongos alucinógenos (a menudo considerados drogas duras por la ley, aunque según muchas personas, de manera injustificada)

¿Qué son las drogas blandas?

¿Qué son las drogas blandas?

Mientras que las drogas duras se consideran muy potentes, peligrosas y adictivas, las drogas blandas tienen fama de ser mucho menos dañinas. En términos generales, la gente cree que las sustancias blandas son aquellas que presentan una posibilidad remota de causar daños físicos, dependencia o adicción. Una vez más, el gobierno holandés menciona algunas drogas blandas en su Ley del opio (principalmente marihuana y píldoras para dormir/sedantes), pero lo que la gente considera drogas blandas varía de un país a otro.

Ejemplos de drogas blandas

  • Marihuana y derivados
  • Pastillas para dormir y sedantes (en los Países Bajos)

Drogas naturales vs sintéticas

Drogas naturales vs sintéticas

Al igual que muchas personas tienen una opinión sólida sobre lo que son las drogas duras y blandas, otras creen que el hecho de que una sustancia sea natural o sintética indica su potencial para perjudicar al consumidor. Al fin y al cabo, si crece en la tierra, lo más probable es que no sea dañina, ¿verdad?

Lamentablemente, dar por hecho que una droga es segura porque es natural no es un argumento lógico. La cocaína y el opio (y sus variantes/derivados) provienen de fuentes naturales, concretamente de la planta de coca y la adormidera, respectivamente.

Sin embargo, ambas sustancias presentan un potencial de adicción alto, y pueden ser fatales en dosis altas. El alcohol y el tabaco también son drogas duras (¡qué sorpresa!) derivadas de ingredientes completamente naturales. Como veremos más adelante, términos como duras, blandas, naturales y sintéticas no son una forma efectiva de clasificar las sustancias ni de valorar su seguridad y efectos sobre la salud.

Diferencias entre drogas duras y blandas

Además de por su potencial para causar daños y adicción, las drogas también se diferencian por la forma en que se consumen, los efectos que producen, las leyes que rigen o prohíben su consumo/comercialización, y su disponibilidad.

Con esto en mente, vamos a ver algunas de las diferencias que existen entre las drogas duras y blandas. Ten en cuenta que estos conceptos no son estrictos, sino que representan las ideas generalmente aceptadas sobre lo que diferencia a estas sustancias.

Consumo

Diferencias entre drogas duras y blandas: Consumo

Dado que las drogas dura se consideran más peligrosas, la gente a menudo cree que se consumen de una forma distinta a las drogas blandas. Según múltiples encuestas y recursos online, muchas personas piensan que las drogas duras se consumen de forma excesiva, con menos control y un mayor riesgo de abuso que las drogas blandas.

Por ejemplo, cuando la gente piensa en la marihuana, a menudo se imaginan una persona fumando un porro relajadamente, en casa delante de la tele o en una fiesta o reunión con amigos. Por otro lado, el consumo de drogas duras, como la cocaína o las metanfetaminas, se suele asociar con juergas desenfrenadas y fuera de control que pueden durar hasta el día siguiente (o varios días).

Aunque es evidente que la forma de consumir las distintas sustancias varía, no depende de si estas son duras o blandas. Debemos tener en cuenta que las diferentes drogas atraen a personas distintas, y por lo tanto, también están relacionadas con diferentes culturas. La cultura del cannabis, por ejemplo, es completamente distinta a la que rodea al consumo de alcohol, cocaína o drogas psicodélicas como las anfetaminas o el éxtasis.

Artículo relacionado

Las Mejores Drogas Legales (Y Naturales) Para Salir De Fiesta

Efectos

En general, la gente relaciona las drogas duras con unos efectos más fuertes y psicoactivos que los de las drogas blandas. Una vez más, esto es un error muy extendido.

Existen varias drogas duras que producen unos efectos bastante leves. El tabaco es una sustancia muy perjudicial y adictiva, pero sus efectos se consideran leves. La marihuana, por otro lado, produce unos efectos mucho más intensos y psicoactivos, pero algunos gobiernos e instituciones la consideran una droga blanda.

Legalidad

Diferencias entre drogas duras y blandas: Legalidad

Muchos países occidentales establecen una diferenciación jurídica entre drogas duras y blandas en sus legislaciones. En la mayoría de los casos, el consumo y posesión de drogas blandas están sujetos a unas leyes más permisivas que las que rigen las drogas duras.

Volviendo al ejemplo anterior, el gobierno holandés hace una distinción muy clara entre drogas blandas (marihuana, píldoras para dormir y sedantes) y drogas duras (cocaína, heroína, LSD, hongos alucinógenos, éxtasis y opiáceos/benzodiacepinas con receta). De hecho, bajo la política de tolerancia holandesa, la venta, consumo y posesión de pequeñas cantidades de marihuana en los coffeeshops no están penalizados, a pesar de que la hierba sigue siendo una sustancia ilegal según las leyes holandesas.

Artículo relacionado

Los 15 Mejores Coffeeshops De Ámsterdam 2020

Disponibilidad

A medida que va cambiando la percepción sobre la cultura de las drogas, muchos países de todo el mundo están empezando a modificar sus políticas en torno a las sustancias blandas y a permitir/tolerar su consumo, como por ejemplo:

  • Uruguay, que ha despenalizado completamente el consumo de marihuana y permite su venta en farmacias a los ciudadanos que estén registrados.

  • Canadá, que ha legalizado por completo el consumo de cannabis para personas adultas.

  • Estados Unidos, donde, de momento, 19 estados han legalizado la marihuana recreativa, y muchos otros permiten su consumo con fines médicos.

  • México, que ahora permite la posesión de pequeñas cantidades de hierba.

¿Qué son las drogas de entrada?

¿Qué son las drogas de entrada?

Las drogas de entrada, o drogas puente, son las que se creen que fomentan el consumo de sustancias más fuertes y peligrosas. Típicamente, la designación de droga de entrada engloba tres sustancias: alcohol, nicotina y marihuana. Aunque esto es cierto en el caso de las dos primeras, muchas personas opinan que el cannabis no merece esa designación. De hecho, una revisión de 2018 del Instituto Nacional de Justicia analizó 23 estudios con humanos y animales revisados por pares, que asocian el consumo de marihuana al consumo posterior de drogas más duras. En última instancia, se llegó la conclusión de que “en la actualidad no existen pruebas fehacientes de que el consumo de cannabis favorezca el consumo posterior de otras drogas ilícitas más duras”[3].

¿Deberíamos clasificar las drogas de esta forma?

La división de las drogas en duras y blandas dista de ser ideal. Como hemos visto en este artículo, y según explica una revisión científica de 2017 publicada en el American Journal of Drug and Alcohol Abuse[4], este tipo de clasificación está más basada en nuestra opinión individual sobre las distintas drogas que en sus efectos reales sobre nuestra salud. El alcohol y el tabaco son dos ejemplos claros de que las drogas duras están profundamente arraigadas y aceptadas en la cultura occidental, mientras que el LSD y la psilocibina son dos de las principales sustancias que se consideran "duras" en muchos países, pero que en realidad presentan muy pocos riesgos para la salud y tienen un potencial de adicción bajo.

Steven Voser
Steven Voser
Steven Voser es un periodista independiente con más de 6 años de experiencia en la redacción de artículos sobre todo lo relacionado con la marihuana; cómo cultivarla, los mejores métodos de consumo, el sector cannábico en expansión y el oscuro panorama legal que lo rodea.
Descargo de responsabilidad:
No estamos haciendo ninguna afirmación médica. Este artículo se ha escrito únicamente con fines informativos y está basado en investigaciones publicadas por fuentes externas.

Fuentes externas:
  1. Government of The Netherlands. Difference between hard and soft drugs(s). https://www.government.nl/topics/drugs/difference-between-hard-and-soft-drugs. Accessed 5.11.2021. - https://www.government.nl
  2. McVean, Ada. Caffeine is considered a hard drug and cannabis a soft one? McGill Office for Science and Society: Separating Sense from Nonsense. Published 29.11.2017. https://www.mcgill.ca/oss/article/did-you-know/what-makes-hard-drugs-hard-and-soft-drugs-soft. Accessed 5.11.2021. - https://www.mcgill.ca
  3. Is Cannabis a Gateway Drug? Key Findings and Literature Review. National Institute of Justice. https://nij.ojp.gov/library/publications/cannabis-gateway-drug-key-findings-and-literature-review. Accessed November 10, 2021. - https://nij.ojp.gov
  4. Janik, Peter, Kosticova Michaela, Pecenak, Jan, & Turcek, Michal. Categorization of psychoactive substances into 'hard drugs' and 'soft drugs': a critical review of terminology used in current scientific literature. American Journal of Drug and Alcohol Abuse. 2017; Volume 43 (6): 636-646. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28650668/. 5.11.2012 - https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
Legislación Noticias
Buscar por categorías
o
Buscar