Consejo de Cultivo: El Espectro Luminoso

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCienciaCultivo de Marihuana

Consejo de Cultivo: El Espectro Luminoso

Entender cómo funciona el espectro luminoso es un aspecto del cultivo de marihuana que separa a los pros de los mediocres, y es otra herramienta para sacar el máximo partido al cannabis.

En lo que respecta a la marihuana y la luz, es importante saber que no todas las luces son iguales. La iluminación es un tema sumamente serio y complejo, hasta el punto de poder ser analizada desde la ciencia y la estadística. Sin entrar en esos tipos de luces, hay muchos factores que influyen en el cultivo de cannabis. Uno de esos factores es el espectro de luz, el cual vamos a examinar hoy.

Antes que nada, entender el espectro de luz forma parte de un método de cultivo avanzado, pero si no dominas los fundamentos básicos, como el riego y la nutrición, no te ayudará a mejorar tu producción. Así que si eres un novato, no te preocupes ahora mucho por esto, concéntrate en cuidar de tu brote.

¿QUÉ ES EL ESPECTRO LUMINOSO?

Es un poco complicado, pero en resumidas cuentas, el espectro luminoso es la parte visible de la radiación electromagnética, también conocida como luz. Se divide en rangos de longitudes de onda, y cada rango representa un color diferente.

La marihuana, al igual que la mayoría de las plantas, ha evolucionado para convertir el espectro de luz en energía; pero es más eficiente con unos rangos que con otros. El sol es la mejor fuente de iluminación para las plantas, y proporciona una fuerte radiación en todos los rangos visibles de la luz. Las luces de cultivo interior tratan de imitar esta radiación, y algunas lo consiguen mejor que otras. Por eso es importante asegurarse de que las luces estén generando los rangos adecuados del espectro.

CÓMO AFECTA EL ESPECTRO LUMINOSO A LA MARIHUANA

Aunque el cannabis es capaz de aprovechar la potencia del espectro en distintos grados, es mucho más eficiente en transformar ciertos rangos de luz en distintas etapas de su ciclo de vida.

Crecimiento Vegetativo

Durante su etapa vegetativa, la marihuana utiliza mejor la banda azul de la luz, que estimula un crecimiento sano. La lectura óptima para la luz azul en esta fase es de 460nm - siendo nm la medida de longitudes de onda de luz. Una bombilla de 460nm de potencia fomenta el crecimiento de una planta en estado vegetativo, con hojas grandes y sanas y frondosa estructura. Imita a la luz del sol durante los meses de primavera y verano, cuando la Tierra está más expuesta al espectro azul.

Floración

Durante la floración, las necesidades de la planta cambian. En este periodo, una luz roja con una longitud de onda de 660nm es la que mejor se adapta a las necesidades de la marihuana. Imita al sol de invierno y otoño, cuando la mayoría de la luz roja del espectro alcanza la Tierra. El cannabis se ha adaptado para hacer pleno uso de este cambio en la luz, y una luz roja de esta longitud de onda hace que la planta concentre su energía en el desarrollo de brotes sanos - que, seamos sinceros, es lo que todo cultivador desea.

¿POR QUÉ?

Buena pregunta. ¿Por qué la marihuana responde mejor a las luces azules y rojas en distintos momentos de su ciclo de vida? Es probable que esté relacionado con la evolución. Como ya se ha mencionado, las distintas partes del espectro fluctúan de forma natural a lo largo del año, a medida que la Tierra se mueve alrededor del sol y las estaciones cambian. La marihuana ha evolucionado para aprovechar los recursos disponibles, y ha desarrollado dos distintos tipos de clorofila, que son altamente sensibles a la luz roja o a la azul. La planta tiene otros pigmentos que ayudan a procesar los demás espectros, y aunque son importantes para ciertas funciones, no influyen tanto como estos dos tipos de clorofila.

CONSECUENCIAS

¿Qué significa esto para el cultivador? Significa que es mejor usar una luz con una fuerte radiación azul durante la vegetación, y una luz con una fuerte radiación roja en la floración - si realmente quieres sacar el máximo provecho de tus plantas. Sin embargo, hay que señalar que esto no significa que una planta de cannabis solo se deba exponer a luces azules y rojas. Como ya se ha dicho, la planta de marihuana es capaz de utilizar varias partes del espectro, y necesita el espectro completo para prosperar - los azules y rojos deben ser más potentes únicamente durante distintas fases del ciclo de vida. Por ello, las lámparas que ignorar el resto no son adecuadas.

Como ves, para el cultivador avanzado, el espectro luminoso y las longitudes de onda de una lámpara son muy importantes. Por suerte, la mayoría de lámparas tienen varios espectros, lo que permite evaluar su función. Cierto que hay más aspectos referentes a la luz que el espectro luminoso - una lámpara con un espectro completo de 1000w es muy distinta a una de 100w. Una vez más, esto no es un fundamento esencial del cultivo de cannabis; aunque no uses lámparas que destaquen en estos rangos de color, aún podrás cosechar un brote potente. Es solo una forma de mejorar las cosas aún más.