Blog
Cómo Trasplantar Plantas De Pimientos Picantes
7 min

Cómo Trasplantar Plantas De Pimientos Picantes

7 min

Cultivar plantas de guindillas es una tarea muy gratificante y, si se hace bien, se pueden conseguir cosechas abundantes de deliciosos pimientos picantes. El trasplante es una técnica fundamental para cultivar chiles, y aquí te contamos todo lo que debes saber.

Cuando se cultivan pimientos, las semillas no se suelen germinar en las macetas finales. En su lugar, se hace en bandejas de germinación, y después se va aumentando el tamaño de los tiestos según van creciendo las plantas.

Este proceso se conoce como trasplantar o replantar. Aunque es muy sencillo, el arte de trasplantar plántulas es una parte fundamental de la horticultura. En este artículo explicamos cómo trasplantar plántulas de pimientos a unas macetas más grandes, y plantas maduras a sus recipientes finales al aire libre.

¿Qué es trasplantar?

Trasplantar Plantas De Pimientos Picantes: ¿Qué es trasplantar?

Trasplantar es la acción de trasladar una planta de una maceta a otra más grande. Esto se realiza para facilitar un crecimiento más abundante. En este caso, tendrás que trasplantar tus plántulas de pimientos de los recipientes donde han germinado a otros de mayor tamaño. A menudo, este proceso se lleva a cabo dos veces: una vez en interior y otra al aire libre.

Si no se hace en el momento adecuado, las raíces de las plantas se enredarán o anudarán dentro del tiesto. Esto ocurre cuando crecen demasiado para el recipiente, lo que retrasa el desarrollo y es difícil de revertir, así que es mejor evitarlo.

Aunque no es especialmente difícil, se trata de un procedimiento que hay que realizar con cuidado y en el momento adecuado, para evitar problemas como el shock del trasplante. Además, si decides trasladar tus plantas de pimientos al exterior, primero deberás aclimatarlas para que se adapten al nuevo entorno.

Cuándo trasplantar tus plántulas de pimientos

Saber cuál es el mejor momento para trasplantar las plantas reduce el riesgo de que sufran un shock y garantiza una transición sin problemas. Afortunadamente, existen ciertas señales que indican que es hora de replantar tus plantas de pimientos jóvenes.

En interior

Trasplantar Plantas De Pimientos Picantes: En interior

Si vas a cultivar tus plantas de pimientos en interior, las pistas de cuándo deberías trasplantar las plántulas te las darán ellas mismas.

El motivo por el que se trasplantan estas plantas jóvenes es para darles más espacio a sus raíces, lo que a su vez hará que se desarrolle la parte que se encuentra por encima de la superficie. Pero ¿cómo sabes que una plántula de pimiento necesita ser trasladada a un recipiente más grande?

Lo más fácil es contar las hojas. Cuando una plántula tenga cuatro o más conjuntos de hojas verdaderas habrá llegado el momento de cambiarla de maceta. En general, las plantas deberán medir unos 10cm de altura, y habrán transcurrido 3-4 semanas desde la germinación. Dado que todas las plantas sanas siguen unos patrones de crecimiento parecidos, fijarse en esta señal es una forma segura de replantar tus plántulas de pimientos en el momento adecuado.

Sin embargo, hay ciertas variedades que podrían no seguir este patrón. Así que, otra forma de saber si es hora de trasplantar tus plántulas es observando si sus raíces sobresalen por el fondo de la maceta. Si lo hacen, es que se están quedando sin espacio, y te agradecerán que las traslades a un recipiente mayor.

Nota: esta también es la etapa en la que deberías empezar a abonar tus plantas.

En exterior

Trasplantar Plantas De Pimientos Picantes: En exterior

El trasplante en exterior es un poco distinto. Las plantas de pimientos tendrán que ser más robustas para iniciar la transición al aire libre en la mayoría de climas, ya que en la naturaleza crecen en zonas con temperaturas cálidas y agradables.

Dicho esto, después de 2-3 meses deberás trasladar tus pimientos al aire libre. Pero el clima tendrá que ser el adecuado. Las heladas pueden atrofiar el crecimiento o matar las plantas de pimientos con bastante facilidad, por lo que deberás asegurarte de que hayan terminado (a finales de mayo). Si tienes dudas, espera unas tres semanas después de la última helada por si hay una ola de frío inesperada.

Si han madurado lo suficiente y hace buen tiempo, tus plantas de pimientos estarán listas para trasladarlas al aire libre.

Artículo relacionado

Cómo Cultivar Pimientos Picantes Al Aire Libre

Cómo trasplantar plantas de pimientos picantes a unas macetas más grandes

Cómo trasplantar plantas de pimientos picantes a unas macetas más grandes

Trasplantar las plántulas de pimientos a otras macetas más grandes no es especialmente difícil ni complicado, pero hay que hacerlo con cuidado. Cuando son muy jóvenes, las plantas son bastante sensibles, y cualquier daño o shock que sufran pueden causarles problemas permanentes e incluso la muerte. ¡Así que trátalas bien!

Material

Instrucciones

Aquí tienes cómo trasplantar tus plántulas de pimientos picantes a macetas más grandes.

Paso 1: Etiqueta las macetas (opcional)

Si vas a cultivar varios tipos de guindillas, merece la pena indicar qué tipo hay en cada recipiente nuevo, para que no te confundas.

Paso 2: Prepara el espacio de cultivo

Como con todo en la vida, un poco de preparación facilita mucho las cosas. Despeja una zona y, si cultivas en interior, pon una cubierta sobre la que puedas trabajar, para que recoja cualquier posible derrame. Además, cuando saques las plántulas de los recipientes viejos, deberás ponerlas directamente en sus nuevos hogares para reducir el shock.

Paso 3: Pre-humedece el sustrato

Utiliza muy poca agua para humedecer el sustrato. Procura que no esté empapado o embarrado; ¡solo tiene que estar un poco húmedo y viscoso!

Paso 4: Pon una capa de tierra en el fondo de las macetas

Pon 2-3cm de sustrato en el fondo de tus nuevas macetas. No lo comprimas demasiado, ya que las raíces de la planta tienen que crecer a través de él.

Paso 5: Extrae las plántulas de las macetas viejas

Para hacer esto, primero aprieta con cuidado la parte del recipiente en la que crece la plántula, para que se suelte la tierra.

Pon la maceta boca abajo mientras sostienes la planta entre el dedo corazón y el índice (o corazón y anular), con la palma de la mano sujetando el sustrato; la planta se deslizará hacia fuera sin problemas. Ten mucho cuidado cuando hagas esto para no dañar el tallo.

Paso 6: Suelta las raíces

Esto solo será necesario si el cepellón es demasiado denso o está anudado. Si es así, gíralo suavemente entre las palmas de las manos; lo suficiente para que se suelte un poco. Esto ayudará a que las raíces se expandan mejor en su nuevo hogar.

Paso 7: Replanta las plántulas

Coloca el cepellón de la plántula en la nueva maceta, y llénala de tierra. No la comprimas mucho; deja que se acomode de forma natural alrededor de la planta. Llena la maceta hasta aproximadamente 1cm del borde.

No dejes que las hojas de la plántula toquen el sustrato, ya que esto podría causar infecciones bacterianas o fúngicas. Si es necesario, retira un poco el sustrato.

Paso 8: Comprime la tierra

Cuando la maceta esté llena de tierra, compáctala suavemente. Una vez más, hazlo con cuidado. No la aprietes demasiado, ya que necesitarás un buen drenaje y aireación. A continuación, pon una capa de tierra sin comprimirla (asegúrate de que no toque las hojas).

Paso 9: Riega tus plantas

Riega ligeramente para asentar el sustrato e hidratar la planta.

Paso 10: Poda las plántulas extras

A veces, una sola semilla puede dar lugar a varias plántulas. A medida que crecen, las raíces de las distintas plantas competirán por un espacio limitado, lo que les perjudicará a todas. Sacrifica las que tengan un aspecto más débil y menudo, cortándolas con las tijeras de podar, para que la más grande pueda seguir desarrollándose sin problemas.

Cómo trasplantar plantas de pimientos en exterior

Cómo trasplantar plantas de pimientos en exterior

Trasplantar plantas de pimientos en un jardín requiere de un proceso un poco distinto, pero igual de sencillo. Antes de hacerlo, comprueba el clima y asegúrate de aclimatar primero tus plantas.

Aclimata tus plantas antes de trasplantarlas

La aclimatación es el proceso de adaptar o acostumbrar a una planta a un entorno nuevo. En general, se utiliza cuando se trasladan plantas de un entorno artificial y seguro a otro más frío y con vientos, al aire libre.

Para aclimatar tus plantas de pimientos, introdúcelas gradualmente a su nuevo hogar, durante más tiempo cada día, a lo largo de una o dos semanas. Si presentan un aspecto saludable después de pasar el día y la noche en el exterior, estarán listas para vivir de forma permanente al aire libre.

Artículo relacionado

Cómo Aclimatar Las Plantas De Pimientos Picantes Al Exterior

Material

  • Tierra para macetas
  • Macetas grandes
  • Fertilizante
  • Abono (opcional)

Instrucciones

En general, es un proceso idéntico al de trasplantar las plántulas a unas macetas más grandes, pero con ciertas diferencias técnicas. Esto es lo que tendrás que hacer para trasplantar al exterior tus plantas de pimientos picantes de 2-3 meses.

Paso 1: Aclimata tus plantas

Sigue nuestra guía especial sobre aclimatación de plantas de guindillas para asegurarte de hacerlo bien.

Paso 2: Prepara el nuevo recipiente

Llena la maceta de exterior con tierra. Como con el primer método, humedece el sustrato sin empaparlo. Deja un espacio de unos 5cm en la parte superior.

Paso 3: Fertiliza la tierra

Dado que tus plantas ya son adultas y están listas para empezar a fructificar, tendrás que proporcionarles una gran cantidad de fertilizante. Sigue las instrucciones del fertilizante que hayas elegido, y añádelo a la mezcla de tierra.

Paso 4: Añade abono (opcional)

Haz un hueco para colocar tu planta, y añade un poco de compost, para que empiece su vida al aire libre con un sustrato rico en nutrientes. Aunque este paso no es necesario, ayudará a que tus plantas produzcan frutos saludables y abundantes.

Paso 5: Pon tu planta de pimiento en su nuevo hogar

Saca con cuidado la planta y sus raíces (tierra incluida) de la maceta vieja. Dale la vuelta para que se deslice hacia afuera.

Colócala en el orificio que has hecho en el recipiente nuevo, que deberá tener el mismo tamaño que la maceta pequeña. Una vez dentro, llena los huecos con tierra y compáctala.

Paso 6: Riega la planta y ponla al sol

Riega tu planta para que el sustrato y las raíces se asienten, y para asegurarte de que la planta esté debidamente hidratada mientras se adapta a su nuevo hogar. Pon tus plantas de guindillas a la sombra durante un día para que se recuperen, y después colócalas en un lugar donde reciban al menos ocho horas de luz solar directa al día.

Después, estarán listas. Cuida de ellas y prepárate para disfrutar de tu excelente cosecha de pimientos picantes frescos.

¿Se pueden trasplantar plantas de pimientos con frutos?

¿Se pueden trasplantar plantas de pimientos con frutos?

Salvo que tengas una razón de peso, es mejor no hacerlo.

El trasplante siempre causa estrés a la planta, que necesitará energía para recuperarse. Fuera de la fase de fructificación, esto no supone un problema, pero una vez que la planta está utilizando energía para producir frutos, podría ser peligroso trasplantarla. Si lo haces, no la matarás, pero retrasarás y atrofiarás su crecimiento.

Trasplante de guindillas: necesario y sencillo

Como ves, trasplantar tus plantas de pimientos no es difícil ni caro. Con un poco de cariño y paciencia podrás llevar a cabo este proceso rápida y fácilmente.

Lo más importante es hacerlo en el momento adecuado. Al fin y al cabo, se trata de trasladar una planta de un hogar a otro. Sigue las indicaciones de la propia planta y del clima, y no te equivocarás. Y tus plantas de pimientos picantes crecerán felices, sanas y muy productivas.

Max Sargent
Max Sargent
Max escribe desde hace más de una década, y en los últimos años se dedica al periodismo del cannabis y psicodélico. Tiene experiencia en numerosos aspectos del sector, y colabora con empresas como Zamnesia, Royal Queen Seeds, Cannaconnection, Gorilla Seeds, MushMagic, etc.
Cultivo Peppershop
Buscar por categorías
o
Buscar