Recirculación O Drenaje?


Última edición :
Publicaciones :
Categorías : BlogCultivo de Marihuana

Recirculación O Drenaje


A pesar de las muchas y diversas técnicas de cultivo de cannabis que existen, solo hay dos formas de regar tus plantas: recirculación y drenaje. Descubre los principios de cada método, y comprueba cuál es mejor para tu próximo cultivo.

Existen decenas de principios diferentes sobre el cultivo del cannabis, cientos de técnicas, y tal vez incluso miles de formas de hacerlo. Cada una de ellas está diseñada para resolver un problema, hacer tu vida más fácil, o simplemente aumentar la producción.

En lo que respecta al riego de las plantas, todas las combinaciones y variantes se pueden reducir a dos principios. Cada uno con sus propias ventajas y desventajas. Además, lo que beneficia a un cultivador podría perjudicar a otro, dependiendo de las circunstancias.

Solamente hay dos formas de regar las plantas. O por medio de un sistema de recirculación o con un enfoque de drenaje.

¿QUÉ SIGNIFICAN ESTOS TÉRMINOS?

¿Recirculación O Drenaje: QUÉ SIGNIFICAN ESTOS TÉRMINOS?

En pocas palabras, el sistema de drenaje consiste en regar tus plantas hasta el punto en que un 15-20% del volumen rebosa y se escapa del medio de cultivo. Esta escorrentía se desecha por completo.

En un sistema de recirculación, la escorrentía se recoge y se utiliza para alimentar a otras plantas. Parece bastante sencillo, pero debemos recordar que las plantas absorben nutrientes al ser fertilizadas, y excretan minerales y materia orgánica no deseada.

Ambos métodos tienen numerosas ventajas y desventajas, y solo la experiencia y el estilo de vida del cultivador pueden determinar cuál es el mejor. Si hablas con un experto, seguramente te dirá que ha probado con muchos sistemas y métodos diferentes en el pasado.

El riego por recirculación no es sinónimo de hidroponía. Ni el de drenaje es del todo orgánico. De hecho, la acuaponía es el epítome de un entorno hidro orgánico y de recirculación. Algunas de las operaciones hidropónicas más productivas y avanzadas de la actualidad utilizan únicamente el sistema de drenaje, como es el caso de las legumbres y los microvegetales de cultivo rápido, o la producción intensiva de forraje de pastoreo.

Los principales factores que se deben tener en cuenta para cada método, son el entorno del cultivo y la tolerancia de la especie a los pros y los contras de cada uno de ellos.

ARTÍCULO RELACIONADO
Las Mejores Cepas De Cannabis Para Consumidores Y Cultivadores Experimentados

Incluso los fumadores empedernidos de cannabis, se cansan de fumar siempre las mismas variedades. También pueden experimentar efectos...

¿CUÁL ES MEJOR?

La manera idónea de responder a esta pregunta es escuchar a la madre naturaleza. Pero si alguna vez has visto un estanque aislado, sin ninguna corriente de agua, en el que prospera la vida, técnicamente se trata de un sistema de recirculación natural.

No hay una opción mejor, únicamente diferentes métodos que se adaptan a las necesidades y ubicación de la especie y a los objetivos y habilidades del cultivador.

La marihuana es una planta mágica. Uno de sus talentos es que puede adaptarse a entornos y condiciones extremas. Es bastante resistente tanto a la sequía como al encharcamiento, y también a insectos y patógenos. Esto hace que la marihuana sea la candidata perfecta para desarrollarse con cualquiera de los dos sistemas de riego. Por algo se le llama "hierba", ¿verdad?

¿QUÉ VENTAJAS TIENEN?

¿Recirculación O Drenaje: QUÉ VENTAJAS TIENEN?

El método tradicional es el drenaje. Es en lo que la mayoría de la gente piensa cuando se habla de regar plantas o de agricultura. Pero también tiene su hueco en invernaderos de alta tecnología.

Se riega hasta que sobresale el exceso de agua, garantizando que la tierra esté completamente empapada para una alimentación equilibrada de las raíces. La solución nutritiva se prepara antes del riego, y si se utilizan abonos químicos, el sistema de drenaje elimina la acumulación de sal del medio. Ambos riegos funcionan como una especie de pequeño enjuagado.

Con esta técnica, los fertilizantes son nuevos y el agua está bien oxigenada. Puedes utilizar abonos orgánicos, ya que no se suele preparar una reserva para que repose una o dos semanas. Podrás preparar un abono para todas tus plantas, o si fuera necesario, modificar el perfil de NPK y micronutrientes para cada planta individual, ya sea para experimentar o para combatir una deficiencia.

ARTÍCULO RELACIONADO
Nutrientes químicos vs. orgánicos

Escoger los nutrientes adecuados para tus plantas de cannabis es una decisión crucial. No gastes otro céntimo en fertilizantes hasta que...

En sistemas de recirculación, no se pueden usar nutrientes orgánicos para cultivar hierba. Sería una receta para el desastre. Teóricamente es posible, pero es una pesadilla de patógenos. Lamentablemente, la acuaponía no es suficiente para engordar esos cogollos.

Con el sistema de recirculación, se prepara una solución para toda la cosecha en un depósito. El volumen de agua garantizará un pH y una composición química más estables, de modo que puedas cultivar un gran número de plantas al mismo tiempo. Si todo va bien, te ahorrarás un 15%-20% en costes de agua y fertilizantes. Este sistema suele requerir de un mantenimiento diario mucho menos intensivo. De hecho, si no hay ningún problema y el depósito permanece estable, es prácticamente una labor de manos libres y de mantenimiento mínimo.

¿QUÉ INCONVENIENTES HAY?

¿Recirculación O Drenaje: QUÉ INCONVENIENTES HAY?

Con la técnica del drenaje, o se riega a mano o se utiliza un sistema automático. En este último caso, te verás muy limitado con respecto al número de plantas que puedes alimentar con un depósito. Porque cada planta deberá tener su propio circuito de alimentación, y cuanto más tiempo funcionen, más disminuirá su eficacia, dejándote exponencialmente con un riego muy desigual.

El 15-20% del coste añadido podría disparar el presupuesto si la cosecha no lo cubre. En algunos países, es ilegal verter agua con fertilizantes en el sistema de alcantarillado, y se necesita un dispositivo de procesado o un contrato para la eliminación de residuos. Si utilizas abonos orgánicos, deberás comprobar que no haya obstrucciones en los tubos todos los días, casi de manera obsesiva.

Con el sistema de recirculación, no podrás adaptar el riego a plantas individuales; la única solución es aislarlas del resto. Otro posible peligro es que una de las plantas contraiga una enfermedad, ya que se extenderá rápidamente por todo el grupo antes de que se pongan de manifiesto los primeros síntomas.

A medida que las plantas se alimentan, los niveles de nutrientes se desequilibran, lo que requiere de unos conocimientos especializados y un equipo de laboratorio adecuado para determinar la constitución y dosis correctiva ideal que vuelva a garantizar un valor óptimo de micronutrientes y NPK. A la larga, la recirculación será más rentable que el 15-20% de pérdidas, pero los gastos en material de laboratorio podrían disuadir a la mayoría.

¿ELIJO LA RECIRCULACIÓN O EL DRENAJE?

Si estás leyendo esto, lo más probable es que te vaya mejor con el sistema de drenaje. La recirculación requiere de cierta experiencia en áreas donde el drenaje es el maestro perfecto.

Deberás aprender a interpretar a las plantas y entender sus deficiencias, a calcular el nivel óptimo del nivel de nutrientes para una variedad dada, y manejar varias plantas a la vez, por lo que nuestra recomendación es suavizar la curva de aprendizaje en tu viaje para convertirte en un maestro cultivador.

Una vez que llegues a un nivel en el que conozcas una determinada variedad a la perfección, tengas una buena colección de esquejes, y una operación de cultivo que fluya como la seda, te aconsejaremos pasarte a la recirculación.

REFLEXIONES FINALES

Recirculación O Drenaje: REFLEXIONES FINALES

Si lo haces bien, te encantará tener tiempo extra y un añadido del 15-20% a los ahorros que proporciona el riego por recirculación. Por el contrario, si algo sale mal, todo empeorará muy rápido. En este sentido, el sistema de drenaje es mucho más permisivo.

La hidroponía moderna ha descubierto que las especies vegetales que normalmente tienen ciclos de vida muy breves se desarrollan de maravilla con un sistema de recirculación. La velocidad de las cosecha y la comodidad operativa de la recirculación son ventajas, sin duda.

Las especies que dan frutos, como los tomates y el cannabis, también prosperan de forma excepcional con el sistema de recirculación, pero el ahorro añadido se diluye inicialmente en equipos de análisis y personal. Lo cierto es que, a largo plazo (y sobre el papel), la recirculación parece ser la mejor opción.

En términos prácticos, los riesgos podrían superar a los beneficios. Al mismo tiempo, para los cultivos de mediana escala, el cultivo en agua profunda con recirculación (o R-DWC) suele proporcionar un equilibrio perfecto entre trabajo, riesgos y beneficio. Para terminar: ¿merece la pena? Solamente tú puedes responder a esta pregunta.

Guest Writer

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados