Cepas Autóctonas: Las 5 Cepas De Cannabis Más Antiguas

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisHistoria

Las 5 Cepas De Cannabis Más Antiguas


Las cepas autóctonas son la base de todas las variedades modernas. Exploremos los orígenes de estas plantas ancestrales y sus características únicas.

Una variedad autóctona se puede definir como un cultivo silvestre de cannabis que ha evolucionado en el aislamiento de una región geográfica específica. Con el paso del tiempo, estas cepas aisladas empezaron a adquirir sus propias características distintivas más adecuadas para su supervivencia en la región en la que evolucionaban. Estas cepas a menudo llevan el nombre de su región de origen, y en los nombres de sus descendientes cruzadas a veces se encuentran referencias a estas variedades.

Durante las décadas de los 70 y 80, los aficionados al cannabis viajaron por todo el mundo para recolectar cepas criollas y cultivarlas en sus propios jardines en casa. A estas cepas se les llamó reliquias y se propagaron en otras zonas como California y Europa.

Arjan Roskam, el fundador de Greenhouse Seeds en Ámsterdam, se ha destacado con su proyecto de Strain Hunters y los documentales que acompañan a sus viajes. Los Strainhunters viajan por todo el mundo buscando y recolectando cepas autóctonas en gran parte intactas para recuperar el material genético original y poder utilizarlo en el desarrollo de nuevas variedades. Las variedades autóctonas son muy importantes para la cría, porque son las ganadoras del juego de la "supervivencia de los más aptos".

Distintos climas forman cepas de diferente aspecto y composición cannabinoide - aunque sean miembros de la misma familia y haya muy poca diferencia entre ellas desde un punto de vista botánico.

ARTÍCULO RELACIONADO
Las Mejores Semillas De Cannabis Para Cultivo Exterior Por Climas

Con la temporada de exterior a la vuelta de la esquina, es el momento de elegir cepas. Hemos confeccionado una guía con las cepas más...

El origen del cannabis Sativa

Cannabis Sativa

La cuna del cannabis Sativa autóctono es Asia, Anatolia, y el norte de África. Estas variedades tienden a ser mucho más altas (hasta 3-4 metros) y alargadas que sus contrapartes Indica, con una mayor distancia internodal y largos racimos florales a menudo livianos y con un gran estiramiento durante su largo período de floración. Sus hojas son más finas y presentan un borde bastante dentado. El aroma de las flores Sativa se describe a menudo como afrutado y floral. El cannabis Sativa autóctono se ha adaptado a la vida cerca del ecuador, con veranos más largos y un sol más intenso, y no maduran bien en las latitudes suaves del norte o sur. Algunas célebres cepas Sativa son la Thai, la Acapulco Gold, la Durban Poison y la Panama Red.

El origen del cannabis Indica

Cannabis Indica

Las cepas de cannabis Indica autóctono se desarrollaron de manera natural en las zonas montañosas de Afganistán, Pakistán y la India. Las Indica autóctonas presentan una altura mucho menor (hasta 2 metros) y son más compactas y resinosas que sus primas Sativa. Las Indicas terminan antes su ciclo de vida, y apenas se estiran durante el periodo de floración. Las hojas de una variedad Indica son anchas y sus bordes mucho menos dentados. Los racimos florales de una planta Indica son compactos y muy densos. El aroma de los brotes Indica a menudo se describe como almizclado y terroso. Estas plantas se adaptan bien a las latitudes suaves del norte. Dos de las cepas Indica puras más famosas son la Hindu Kush y la Afghani.

Cannabis ruderalis

Cannabis Ruderalis

El este de Europa, el Himalaya y Siberia son la cuna del cannabis ruderalis, una rareza del cannabis. El cannabis ruderalis no es sólo el miembro más pequeño de la familia del cannabis, que alcanza una altura de solo 1 metro, también es el menos potente en lo que se refiere a cannabinoides. Su rasgo más excepcional es su capacidad para empezar a florecer sin un cambio en el nivel de luz, que es una adaptación a los climas severos de las latitudes más extremas del norte y del sur. En estas regiones los días de verano puede llegar tener 20 horas, pero la estación es muy breve. Los criadores han aprovechado este rasgo genético para crear las cepas autoflorecientes tan famosas hoy en día. Con las variedades autoflorecientes es posible cosechar una planta en tan sólo 60 días a partir de la germinación, lo que permite obtener dos o más cosechas por temporada en los climas más templados.

Ahora que sabes lo que es el cannabis autóctono, podemos empezar a examinar algunas de estas cepas ancestrales. El hecho de que solo unas cuantas cepas sean la base de cientos de variedades disponibles en la actualidad es cuando menos curioso.

ARTÍCULO RELACIONADO
Top 10 De Variedades De Marihuana Híbridas

La lista de Zamnesia de las 10 mejores cepas híbridas de marihuana será tu guía en el mundo cannábico. Te contamos qué tipo de variedades...

Las 5 Cepas De Cannabis Más Antiguas

AFGANA

Afghana Cannabis

La hierba afgana proviene de Afganistán, como señala su nombre, y es una de las cepas autóctonas más reconocibles que hay. Esta cepa es fiel a sus orígenes índica y produce un ciego prolongado y agradable que te dejará pegado al sofá. Esta sensación combina muy bien con su deliciosa mezcla de aromas dulces, especiados y a Skunk.

Si estás enamorado de esta índica encantadora, sin duda no te puedes perder las semillas feminizadas de Afghani y Afghani 1. Estas cepas alcanzan alturas manejables y producen cosechas abundantes a pesar de su estructura compacta. Sus cogollos densos y pesados te convertirán en un fanático de la hierba afgana para siempre.

TAILANDESA

Tailandesa Cannabis

A diferencia de la cepa anterior, la variedad tailandesa es una sativa pura. Esto quiere decir que produce un ciego cerebral energético, perfecto para fumar por las mañanas. Además, los efectos suelen ser inspiradores y creativos; si estás pasando por un bloqueo creativo, un bol de hierba tailandesa seguramente te sacará de ahí. En general, es la cepa perfecta para el fumeta productivo. Pero, salvo que quieras quedarte despierto, no deberías consumirla por la noche.

Tenemos algunas cepas estupendas con esta genética legendaria. La Thai Fantasy es muy fácil de cultivar en exterior y soporta las condiciones más duras gracias a su naturaleza resistente y vigorosa. La AK-420 es una variedad robusta y muy productiva; una opción genial para cualquier cultivador principiante.

NEPALÍ

Nepalí Cannabis

Básicamente, el término nepalí se refiere a cualquier cepa originaria de la región de Nepal. Esto incluye el país en sí y las áreas circundantes. Este entorno proporcionó a la genética nepalesa sabores muy terrosos y toques dulces a frutos del bosque. Estas cepas son conocidas por sus efectos relajantes e inspiradores típicos de las índicas y su perfil de crecimiento típico de una sativa.

La increíble Nepal Jam lleva la genética nepalí a un nuevo nivel. Se trata de una cepa 100% sativa que te dará muchos cogollos preciosos, ya sea en interior o en exterior. No obstante, si buscas algo con un poco más de potencia, la Vision Cookies es la cepa nepalí para ti. Esta variedad producirá cogollos enormes con un 20% de THC que te dejarán pegado al sofá gracias a la genética 70% índica de la planta.

HINDU KUSH

Hindu Kush Cannabis

Esta cepa autóctona, que procede de las montañas con el mismo nombre, es una de las genéticas más famosas que existen. El clima hostil de esta región, que se extiende a lo largo de 800km entre Pakistán y Afganistán, creó una genética robusta reconocida a nivel internacional. Con tan solo oler la hierba Hindu Kush, entenderás rápidamente por qué esta región es reconocida por su hachís inigualable. El aroma combina especias y matices a almizcle con un aroma inconfundible al hachís de la vieja escuela.

Por lo general, las variedades Kush producen ciegos corporales intensos y una estimulación mental alegre. Para los consumidores con fines terapéuticos, esta es una cepa ideal para calmar el insomnio, la depresión o el estrés. Las semillas feminizadas de Hindu Kush combinan estos efectos positivos con un corto tiempo de floración. Si disfrutas de preparar hachís o concentrados, estas son las semillas que debes cultivar. No obstante, si buscas un híbrido perfecto para cultivar en interior, nuestra Kalini Asia es la opción adecuada. Esta planta, que alcanza solo un metro de altura, produce una gran cantidad de cogollos de primera calidad. Y con su contenido de THC del 22%, este cruce de la Hindu Kush y la Pure Purple Afghani te enamorará de inmediato.

ACEH

Aceh Cannabis

Desde las montañas de Aceh, una provincia de Indonesia, proviene esta extraña cepa autóctona sativa pura. Emana aromas dulces y tropicales propios de su genética exótica. Su sabor terroso dulce y fuerte dará comienzo a tu ciego de inmediato. La Aceh es una cepa excelente para ayudar a combatir trastornos del ánimo gracias a su efecto cerebral eufórico. Será difícil tener pensamientos tristes después de algunas caladas de Aceh. Los niveles de THC de esta cepa suelen situarse por debajo de la media (alrededor del 10% de THC). Pero aun así, su efecto se describe como potente y energético.

Como la mayoría de las cepas autóctonas, la Aceh comparte la cualidad de la resistencia. Con plantas que se adaptaron al clima cálido y húmedo de esta región, podrás cosechar una variante de esta cepa pura en menos de 10 semanas de floración.

¡Eso es todo! Esperamos que hayas aprendido un poco más sobre las variedades autóctonas y sobre estas 5 plantas en particular.

Francisco

Escrito por: Francisco
Francisco es un autor y fotógrafo de 20 años. Su amor por el cannabis ha hecho que se dedique a esta planta a nivel profesional. Con el fin de acabar con el estigma que rodea al fumeta, Francisco escribe artículos positivos y progresistas.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados