Blog
Las 10 Principales Razones Para Cultivar Marihuana Feminizada
7 min

Las 10 Principales Razones Para Cultivar Marihuana Feminizada

7 min

Desde su creación en los años 90, las semillas feminizadas han sido las favoritas de la comunidad cannábica. Con una gama tan amplia de posibilidades, no es raro que sean tan populares. Vamos a ver las 10 principales razones para cultivar marihuana feminizada. Así que, si hasta ahora solo has cultivado autoflorecientes, prepárate para dar el salto.

Con una genética de primera calidad y una gama simplemente asombrosa entre la que elegir, cada vez hay más cultivadores que optan por las semillas feminizadas. Hace tiempo, cuando comprabas semillas de marihuana, lo que te daban era un paquete con varias semillas de bolsa...¡tal cual! Los resultados solían ser bastante decepcionantes, ya que había las mismas probabilidades de que te saliese una planta macho que una hembra. Con las semillas feminizadas este problema ya no existe, ya que se han eliminado los cromosomas masculinos, obteniendo como resultado plantas exclusivamente femeninas.

¿Cuáles son las ventajas de las semillas de marihuana feminizadas?

¿Cuáles son las ventajas de las semillas de marihuana feminizadas?

Dentro de la amplia diversidad de la genética índica y la sativa, podemos encontrarnos con efectos energizantes o relajantes, plantas enormes o compactas... por lo que existe una cepa feminizada apta para cualquier tipo de cultivador que quiera cultivar plantas femeninas. Pero, ¿cómo se comportan las variedades feminizadas al aire libre o en un cuarto de cultivo? ¿Qué ofrecen estas semillas que otras simplemente no pueden ofrecernos?

A continuación, analizamos las 10 principales razones para cultivar semillas feminizadas.

Artículo relacionado

Cannabis Indica vs. Cannabis Sativa: ¡Mitos Desmentidos!

1. Las semillas feminizadas ayudan a ahorrar en sustrato, fertilizante e insecticidas

Cuantas más plantas sembramos, más caro nos sale cultivar marihuana. Si cultivaras semillas regulares, tendrías que invertir en sustrato, fertilizantes, protección contra insectos, etc. para todas tus plantas, hasta que llegara el momento de distinguir los machos de las hembras. Por tanto, toda esa tierra y fertilizante extra que has utilizado hasta entonces para las plantas macho jóvenes, es material desperdiciado y dinero que no recuperas. Puedes sacar partido a todo este material durante mucho más tiempo, cultivando solamente plantas que realmente proporcionen una cosecha (también conocidas como femeninas).

2. Germina solamente las semillas que necesitas

Germina solamente las semillas que necesitas

Hasta la década de los años 90, los cultivadores de marihuana se veían obligados a germinar aproximadamente el doble de semillas que pensaban cultivar, porque había una probabilidad muy alta de que la mitad fuesen machos. Como se necesitan varias semanas antes de poder diferenciar el sexo de las plantas con precisión, terminas perdiendo tiempo, energía y, sobre todo, ¡semillas! Las plantas macho tienen su finalidad, pero no para quienes quieren obtener hierba para fumar. Las semillas feminizadas han eliminado este problema casi por completo. Presentan una probabilidad de casi el 100% de producir plantas femeninas, así que puedes poner a germinar las semillas con la tranquilidad de que terminarán dándote cogollos de los buenos. ¿El resultado? Aprovechar al máximo el espacio y los recursos disponibles.

3. Las semillas feminizadas ahorran tiempo, recursos y trabajo

Sin el riesgo de que salgan plantas macho y, posteriormente, tener que lidiar con ellas, el trabajo que implica cultivar plantas de marihuana feminizadas se reduce considerablemente. Esto también significa que deberás dedicar menos tiempo a realizar tareas que no aumentarán la calidad o la cantidad de tu cosecha. Es más, podrás usar ese tiempo "extra" para entrenar y mantener tus plantas y obtener los mejores resultados. Gastar tu tiempo con sabiduría lo es todo en la vida, y a la hora de cultivar marihuana, también.

4. Aprovechas al máximo tu espacio de cultivo

Aprovechas al máximo tu espacio de cultivo

No todos tenemos el lujo de vivir en un lugar con un clima cálido constante o hectáreas de tierra para cultivar marihuana. Pero eso no significa que no puedas aprovechar al máximo el espacio de cultivo del que dispones. Con las variedades feminizadas, puedes adaptar tu entorno y ajustarlo desde el principio al número de plantas que quieras cultivar. Y no solo eso, sino que las cepas feminizadas normalmente han sido desarrolladas para ofrecer buenos resultados incluso en espacios limitados. Esto significa que puedes obtener una buena recompensa cultivando en armarios, despensas y espacios secretos al aire libre.

Artículo relacionado

Cómo Crear Y Mantener El Cultivo De Cannabis Definitivo

5. Las semillas feminizadas son más potentes

Aunque la potencia media de las cepas autoflorecientes es bastante más alta que antes, la realidad es que las cepas fotoperiódicas feminizadas son las reinas del THC. La potencia nunca había alcanzado las cifras de las cepas feminizadas de la actualidad, con niveles de THC que pueden incluso superar un 30%. Dicho esto, aunque tienen una genética de confianza a su favor, la calidad y potencia general de la marihuana feminizada depende en gran medida del propio cultivador. Proporcionar las condiciones ambientales ideales es sumamente importante en la composición química final de los cogollos.

6. Los cogollos producen mucha más resina

Los cogollos producen mucha más resina

Las plantas feminizadas presentan una gran cantidad de tricomas (glándulas que producen terpenos y cannabinoides), por lo que suelen ser más ricas en resina que las autoflorecientes. Al cultivar, no solo disfrutarás de una planta muy bonita a nivel estético, sino que también descubrirás una parte de la marihuana completamente diferente si conviertes tus cogollos cosechados y curados en deliciosos concentrados de marihuana, como hachís, cera y aceite.

Artículo relacionado

Todo Lo Que Debes Saber Sobre Concentrados De Cannabis

7. No es necesario identificar el sexo de las plantas

Como ya hemos mencionado, las semillas feminizadas producen solamente plantas hembra, y por lo tanto no hace falta "sexar" las plantas. Esto hace que sea un proceso sumamente sencillo, sin duda más adecuado para principiantes. Con las semillas regulares, si no diferencias el sexo de las plantas a tiempo, corres el riesgo de que los machos polinicen a las hembras y echen a perder tu cosecha. El sexado normalmente se realiza a partir del final de la fase vegetativa o al inicio de la floración, y requiere mucha vigilancia y paciencia.

8. Cosechas más abundantes

Plus gros rendements

Las semillas feminizadas están preparadas para producir cosechas más grandes que las autoflorecientes, ya que no se ven inhibidas por la genética Cannabis ruderalis. Como las plantas fotoperiódicas feminizadas tienden a pasar más tiempo en fase vegetativa (y a menudo también en fase de floración), se pueden entrenar para producir cosechas excepcionales. También es posible encontrar cepas feminizadas que produzcan grandes resultados sin mucha intervención. En otras palabras, si tu prioridad es el peso de la cosecha, las feminizadas son tu mejor opción.

9. Gama de variedades más amplia

En pocas palabras, como cultivador hay más opciones entre las que elegir con las semillas feminizadas. Existen miles y miles de variedades, cada una con un perfil único de cannabinoides y terpenos, tiempo de floración, productividad, tamaño, etc. Las cepas feminizadas también se adaptan a todos los niveles de experiencia y son ideales incluso para quienes quieren cosechar por primera vez. Es cierto que las semillas feminizadas requieren mayor intervención por parte del cultivador en comparación con las autoflorecientes, pero pueden ser un excelente punto de partida si quieres perfeccionar tus habilidades.

10. Permiten aplicar antes las técnicas de entrenamiento

Permiten aplicar antes las técnicas de entrenamiento

Las cepas feminizadas se pueden entrenar desde el principio de su fase vegetativa. Para controlar la altura, maximizar la exposición a la luz y aumentar las cosechas, se pueden utilizar tanto las técnicas de entrenamiento de bajo estrés como las de alto estrés. El método ScrOG es una técnica de LST muy popular, a través de la cual se crea una pantalla uniforme de cogollos y se maximiza el potencial de unas pocas plantas. La poda apical, o topping, es un método de entrenamiento de alto estrés muy utilizado que fuerza la producción de dos tallos principales, recortando la punta de la planta. Si te interesa entrenar pero tienes miedo de dañar tu planta, ten por seguro que las plantas feminizadas están hechas para ser manipuladas.

Artículo relacionado

Técnicas HST Y LST Para Entrenar Tus Plantas De Cannabis

¿Qué más hace falta saber sobre las variedades feminizadas?

¿Qué más hace falta saber sobre las variedades feminizadas?

Y aquí tienes nuestras 10 principales razones para cultivar semillas feminizadas. Seguro que te hemos animado a pillar unas cuantas semillas. Pero sería una irresponsabilidad por nuestra parte no contarte otros aspectos importantes a la hora de cultivar semillas feminizadas.

  • Fotodependientes: aunque no requieren un sexado, las cepas fotoperiódicas feminizadas no llegarán a la fase de floración hasta que la luz natural (en exterior) o artificial se reduzca a unas 12 horas al día. En otras palabras, cuando cultivamos en interior, es tarea nuestra elegir cuándo iniciar la floración, y cuando cultivamos en exterior estamos a merced de las estaciones naturales (aunque se pueden usar técnicas de privación de luz para controlarlo en cierta medida).

  • Pueden ser sensibles: además, aunque tienden a mostrar un vigor excepcional, algunas cepas feminizadas son menos resistentes a la humedad, el moho y ciertos tipos de plagas que las autoflorecientes. Asegúrate de realizar una pequeña investigación sobre la genética que has elegido para ver cómo responde a ciertos climas y condiciones.

  • No aptas para la cría casera: las cepas feminizadas obviamente no están hechas para criadores. Más bien, los criadores tienden a buscar semillas regulares para sus experimentos. Por eso, a pesar de la enorme popularidad de las variedades feminizadas, sigue habiendo semillas regulares en el mercado. Sin ellas, ¿cómo podrían inventar todas estas cepas nuevas?

Semillas de marihuana feminizadas con las que empezar

Semillas de marihuana feminizadas con las que empezar

Con las semillas feminizadas no hay una elección correcta o incorrecta, pero ciertas cepas tienen características que simplemente son demasiado buenas para no compartirlas. Teniendo esto en cuenta, aquí tienes un par de sugerencias de semillas feminizadas perfectas como punto de partida.

Purple Punch (Zamnesia Seeds)

La Purple Punch cumple con todos los requisitos; tiene una estructura compacta, un tiempo de floración rápido y produce cosechas realmente impresionantes. ¡En tan solo 8-9 semanas de floración puede producir hasta 650g/m² en interior y 800g por planta en exterior! Y por si fuera poco, esta índica al 90% tiene un 21% de THC y ejerce un subidón corporal que te hará comprender enseguida el verdadero significado de su nombre. Para rematar, ofrece notas de sabor a tarta de manzana, caramelo y clavo…

Purple Punch (Zamnesia Seeds) feminizada

(109)
Padres: Granddaddy Purple x Larry OG
Genética: 90% Indica / 10% Sativa
Periodo De Floración: 8-9 semanas de la semilla al cultivo
THC: 21%
CBD: 0-1%
Tipo de floración: Fotoperiódica

Critical Kush (Barney’s Farm)

La Critical Kush es otra semilla feminizada destinada a impresionar. Esta potente cepa es capaz de proporcionar impresionantes cosechas de hasta 650g/m² en interior, contiene un increíble 25% de THC y, curiosamente, un 2% de CBD. La Critical Kush puede alcanzar una altura de unos 2m, pero puede entrenarse para mantener una estructura más compacta en caso necesario. Esta variedad, que tarda unas 7-8 semanas en florecer, ejerce un tremendo colocón que te dejará en un estado "crítico".

A la hora de elegir semillas feminizadas, todo depende de las preferencias y los recursos de cada persona ¿Necesitas un poco de inspiración? Echa un vistazo al buscador de semillas de Zamnesia y encuentra tu variedad ideal en seis simples pasos.

Critical Kush (Barney's Farm) feminizada

(89)
Padres: Critical Mass x O.G. Kush
Genética: 100% Indica
Periodo De Floración: 7-8 semanas
THC: 25%
CBD: 2%
Tipo de floración: Fotoperiódica

Genéticas feminizadas: esto es solo el principio

Desde sus inicios en los años 90, las variedades feminizadas han sido un pilar en la comunidad cannábica. Pero los principales bancos de semillas no pierden el tiempo a la hora de desarrollar nuevas semillas. Gracias a las constantes innovaciones en el mundo del cultivo y la investigación de cannabinoides, es probable que las próximas cepas feminizadas ofrezcan sabores todavía más intensos, tiempos de floración más rápidos y efectos más personalizados.

Adam Parsons
Adam Parsons
El periodista del cannabis, redactor y autor profesional Adam Parsons forma parte del equipo de Zamnesia desde hace tiempo. Adam escribe sobre una gran variedad de temas, desde el CBD hasta los psicodélicos, crea artículos para blogs y guías, y analiza una amplia gama de productos en constante aumento.
Cultivo Seedshop
Buscar por categorías
o
Buscar