Resacas de marihuana y cómo controlar un consumo excesivo


Última edición :
Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCómosEducación sobre drogas

Resacas de marihuana


El término "resaca" se suele asociar con la horrible sensación causada por haber bebido demasiado alcohol la noche anterior. Sin embargo, alguna gente también experimenta ciertos efectos por la mañana tras haber fumado más hierba de la que pueden tolerar. Analizamos qué es y cómo puedes aliviarla.

¿Es posible sufrir una resaca por fumar hierba? Bueno, casi todos los que hemos fumado o fumamos reconocemos que en ocasiones se siente cierta pesadez y somnolencia tras una noche en la que hemos fumado una cantidad especialmente elevada. El tipo de sesiones en las que te pasas dándole caladas al bong en el sofá de tu amigo y lo siguiente que recuerdas es despertarte en el mismo lugar. Sólo que cuando te levantas, te vas lentamente hacia el baño para encontrarte con unos ojos ligeramente rojos y entrecerrados en el espejo.

Independientemente de si esto debe considerarse una resaca o no, lo cierto es que son los efectos residuales de fumar grandes cantidades de hierba de buena calidad. Lo que quizás nos hace rechazar la idea de denominar esta sensación como resaca, es la comparación con los efectos provocados por un consumo excesivo de alcohol, que causa una serie de problemas completamente diferentes: vómitos, temblores, dolores de cabeza terribles y, en ocasiones, niveles de deshidratación preocupantes.

¿CÓMO SE PERCIBE UNA RESACA DE MARIHUANA?

Cómo se percibe una resaca de marihuana?

Aunque el tipo de resaca producida por el cannabis es completamente diferente y mucho menos grave, algunos fumadores sufren fatiga, letargo, ojos secos y quizás tos o congestión. Sin embargo, existe una diferencia entre este estado y despertarse todavía colocado, probablemente por no haber dormido horas suficientes o haber consumido un potente comestible cuyos efectos duran más de 6 horas.

Los efectos a posteriori de fumar demasiado cannabis se suelen describir como una sensación de que el espacio que ocupaba tu cerebro ahora está lleno de algodón. Sin duda, una descripción extraña, pero la que quizás explica mejor la sensación de estar flotando y todavía no recuperado por completo.

¿POR QUÉ SE SUFRE UNA RESACA DE CANNABIS?

Esta sensación es el resultado de ingerir grandes cantidades de cannabis. La molécula responsable del efecto psicoactivo obtenido con la hierba es el fitocannabinoide THC. Esta molécula es soluble en lípidos y se puede almacenar en la grasa del cuerpo, por lo que el THC se va liberando lentamente en tu organismo después de haber fumado. Por esa razón, el THC podría seguir presente en tu cuerpo durante algún tiempo antes de metabolizarse y eliminarse por completo.

Por qué se sufre una resaca de cannabis?

Los comestibles son mucho más propensos a inducir una resaca, no sólo porque tardan más en actuar, sino también porque los propios efectos duran más tiempo. Esto se debe fundamentalmente al hecho de que cuando se ingiere por vía oral, el THC se convierte en 11-hydroxy-THC, un metabolito activo que tiene una mayor capacidad de superar la barrera hematoencefálica entre flujo sanguíneo y cerebro. Por eso el resultado es una sensación más psicoactiva. En cambio, el THC inhalado sigue una ruta mucho más directa hacia el cerebro.

Por otra parte, los comestibles suelen provocar más resacas de cannabis debido al hecho de que necesitan un cierto periodo de tiempo para atravesar el aparato digestivo, por lo que el THC puede tardar hasta un día en metabolizarse.

CÓMO EVITAR UNA RESACA DE CANNABIS

A menudo se dice que más vale prevenir que curar, así que controlarse sería lo mejor que podríamos hacer para evitar excedernos y acabar sufriendo una resaca. Por supuesto, a veces nos gusta buscar los límites y experimentar un potente subidón, y no hay nada de malo en ello si es tu decisión personal. Sin embargo, si hay circunstancias como tener que ir a trabajar o alguna cita al día siguiente, tendrás que medirte si quieres evitar esa sensación extraña por la mañana.

Quizás la solución más sencilla sea controlar tu consumo. La experimentación y la experiencia te permitirán conocer dónde está tu límite. Por supuesto, con blunts cargados hasta arriba de hierba rica en THC y comestibles elaborados con cannabis de gran potencia, necesitarás una cantidad muy inferior. Saber hasta dónde puedes llegar y qué variedad estás consumiendo es importante si no quieres sentirte destrozado al día siguiente.

Otro factor es la hora a la que decides colocarte. Si estás con unos amigos a las 2:00 de la mañana y de repente decidís empezar a pegarle al bong y comer alimentos cannábicos, lo más probable es que lo notes mucho más por la mañana que si empezases a las 8 de la tarde con unos canutos más light.

Beber cantidades importantes de agua también ayudará a diluir tu sangre y eliminar las sustancias consumidas a través de la orina.

CÓMO CURAR UNA RESACA DE CANNABIS

Cómo curar una resaca de cannabis?

Si ya te has excedido y te sientes un poco aletargado por la mañana, puedes tomar ciertas medidas para minimizar el impacto.

Ir al gimnasio, salir a correr o andar en bici te pueden ayudar a revitalizarte, potenciar el flujo sanguíneo a lo largo del cuerpo y contribuir a sentirte más despierto y alerta.

Una dosis de un extracto con CBD también te puede ayudar a mitigar los efectos del THC en el cuerpo.

Beber mucho durante el día también te ayudará a restituir tus niveles de energía y a aliviar la sequedad de boca que suele provocar haber fumado demasiado.

 

         
  Luke Sumpter  

Escrito por: Luke Sumpter
Luke Sumpter es un periodista afincado en el Reino Unido, especialista en salud, medicina alternativa, hierbas y remedios psicoactivos. Ha escrito para medios como Reset.me, Medical Daily o The Mind Unleashed sobre estos y otros temas.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados