Los Verdaderos Peligros del Cannabis: Leyes Sobre Drogas

Published :
Categories : BlogCannabisEl MundoLeyes Antidrogas

Los Verdaderos Peligros del Cannabis: Leyes Sobre Drogas

Durante mucho tiempo, los informes falsos sobre los peligros del cannabis, han frenado esto dentro de la sociedad. Pero si preguntas a cualquiera que conozca los hechos, te dirá lo...

... que dicen todos: la prohibición es el verdadero problema.

Así es, lo decimos bien alto: el verdadero peligro no es el cannabis, sino las leyes que lo rodean. Numerosas ONGs, organismos científicos, asesores gubernamentales y grupos políticos están de acuerdo en que la Guerra contra las Drogas es el verdadero enemigo, y que la prohibición del cannabis está causando más daño que las propias drogas. Esto se observa claramente en el informe de la Comisión Mundial sobre Política de Drogas del 2011 (Global Commission on Drug Policy), que dice: "la guerra global contra las drogas ha fracasado, con consecuencias devastadoras para individuos y sociedades [... ] se necesitan urgentemente importantes reformas a nivel nacional y mundial de las políticas sobre el control de drogas".

La necesidad de esta reforma para paliar los daños que ha causado la prohibición, es tan urgente que un grupo de líderes mundiales (entre ellos varios ex-líderes de la ONU) se ha unido para pedir el fin de esta cruzada contra los consumidores de drogas. Esta idea se remonta al año 2002, cuando un informe del senado canadiense concluyó que la mayor amenaza proviene de su condición ilícita, no de su uso.

CANNABIS: UNA DROGA NO TAN MORTAL

Para empezar, echemos un vistazo a las razones por las que el cannabis tiene tan mala reputación, y por qué es algo erróneo.

Durante años, se ha culpado al cannabis por toda una serie de problemas. Estas acusaciones comenzaron de forma grandiosa, pero a medida que la ciencia ha ido arrojando cada vez más luz sobre la verdad, se van haciendo más y más silenciosas - hasta el punto de que la multitud anticannabis ha pasado a preocuparse por los alergenos. Cuando se prohibió por primera vez, se culpó al cannabis de causar los crímenes cometidos por minorías étnicas. Luego vinieron las mentiras que dieron lugar a la Guerra contra las Drogas, cuando Ronald Reagan dijo:

"Tengo la prueba absoluta de que fumar un solo cigarrillo de marihuana hace el mismo daño que estar en las islas Bikini durante la explosión de una bomba H".

A partir de entonces, se empezaron a arraigar los mitos de que el cannabis es una puerta de entrada a otras drogas, que fomenta el consumo adolescente, que causa cáncer, que es muy adictivo y que pudre el cerebro - y que han perdurado hasta la actualidad. Afortunadamente, la ciencia ha ayudado a refutar todos y cada uno de estos mitos, y poco a poco está educando mejor al público, que a su vez está cambiando la manera en la que piensan los políticos. Es muy triste que a los políticos les preocupe más su imagen pública que tener en cuenta a las pruebas y ayudar a educar a la gente sobre el tema, pero así es. Vivimos un momento en el que la ciencia afirma que el cannabis es menos peligroso que el alcohol y el tabaco, y que pone de relieve la hipocresía de las actuales políticas y actitudes relacionadas con el cannabis.

LA PROHIBICIÓN DEL CANNABIS NOS PERJUDICA A TODOS

Hay un montón de formas en las que la prohibición nos perjudica, tanto de forma individual como a nivel social. Y son tan variadas que podríamos escribir un extenso artículo sobre cada una de ellas. Pero haremos un resumen.

En primer lugar, la prohibición del cannabis alienta a que la policía vaya a por consumidores de poca monta. En la mayoría de países, la policía recibe subvenciones para luchar contra el uso indebido de drogas - y la cantidad de estas a menudo depende del rendimiento. Esto en sí, es una industria, en la que la policía depende de arrestos y confiscaciones de drogas para poder garantizar sus subvenciones. Esto no solo hace que las fuerzas policiales dediquen demasiado tiempo a atrapar consumidores de drogas en vez de arrestar delincuentes de verdad, sino que también tiene como consecuencia que ciudadanos normales y no violentos tengan antecedentes penales que pueden arruinar sus vidas.

Y también está el gravísimo tema de que la prohibición niega una buena medicina en potencia, a aquellos que la necesitan. Cada vez más sitios están legalizando el cannabis con fines medicinales, a medida que se descubren más beneficios. Pero a los que viven en zonas más conservadoras del mundo, se les está negando el acceso a un medicamento que podría cambiar sus vidas y hacer que sus trastornos sean mucho más manejables.

También hay que tener en cuenta el gasto para la sociedad. Se están gastando millones en hacer cumplir la prohibición del cannabis. Imagínate si este dinero fuera liberado, podría utilizarse para mejores fines - como educación, salud, infraestructuras, y hasta para reorientar el trabajo policial. Esto se puede lograr con la regulación del cannabis, que tiene el potencial de generar miles de millones más en concepto de impuestos, y crear una nueva y próspera industria con muchísimos puestos de trabajo. Si necesitas un ejemplo, no tienes más que mirar a Colorado, donde la recaudación de impuestos ha sido tan elevada que el estado está considerando devolver el dinero a sus habitantes - por no mencionar que la delincuencia y el consumo adolescente también han disminuido.

Y la última razón que queremos dar es el multimillonario mercado negro que se alimenta del cannabis ilegal. Este dinero se destina a financiar delitos violentos, tráfico de personas, insurrección y terrorismo, e incluso guerras. Si necesitas un ejemplo, echa un vistazo a los efectos de la legalización en el negocio de las drogas ilegales de México. Los cárteles mexicanos son la principal fuente de cannabis de los EE.UU., y desde la legalización, sus ingresos se ha visto reducidos de forma drástica. Además de la redución en el mercado negro de México, se ha producido una redución de los crímenes violentos del cartel, y las tasas de asesinatos han disminuido por miles.

Esto demuestra la gran farsa que es la prohibición del cannabis. Tanto la sociedad como los individuos, tienen mucho que ganar con la legalización. Así que dinos: ¿por qué dejar que el cannabis siga siendo ilegal es algo seguro, justo y correcto?

comments powered by Disqus