Los 5 Mitos Más Comúnes Sobre el Cannabis y Cómo Responder

Published :
Categories : BlogCannabis

Los 5 Mitos Más Comúnes Sobre el Cannabis y Cómo Responder

Aunque parece que la prohibición se acabará pronto, aún existen multitud de mitos sobre el cannabis. Este es nuestro top 5 de ellos y los argumentos en contra.

Hace casi un siglo que el cannabis fue hecho ilegal, y aún así los propagandistas antihierba siguen soltando la misma anticuada retórica e ignorando los avances de la ciencia y la medicina.

A finales de los años 20, las razones para ilegalizar el cannabis eran muy disparatadas y a menudo abiertamente racistas – jugando con los miedos de la clase media blanca para que se criminalizara esta pacífica hierba Un prejuicio y una ignorancia que han persistido hasta hace muy poco. Por ejemplo, durante la década de los 70 en EEUU, el cannabis se clasificó como una droga de clase I porque no existían pruebas de que fuera perjudicial. Exactamente, NO EXISTÍAN PRUEBAS. En lugar de averiguar más sobre el tema, los legisladores se dejaron guiar por sus prejuicios.

Y ahí es donde reside el problema, los argumentos contra el cannabis, basados en el miedo y la ignorancia, llevaban pudriéndose unos 85 años sin que los contradijera ninguna investigación científica. Por suerte, la ciencia AHORA acude a su rescate, y la creciente evidencia que pone de manifiesto las mejores cualidades de la hierba, va disipando poco a poco el odio y estigmatismo que ha perdurado durante tanto tiempo.

Con esto en mente, a continuación se exponen algunos argumentos científicos que podrás utilizar cuando alguien te diga las razones por las que piensa que la hierba es mala.

1. El Cannabis Es Adictivo

Este es uno de los favoritos de los que se oponen a la legalización del cannabis, y es un argumento que se ha exagerado de forma completamente desproporcionada. Afirma que 1 de cada 11, o el 9%, de gente que usa cannabis desarrollará una dependencia. Está sacado de un antiguo estudio de los 90 que valoraba las cualidades adictivas de múltiples sustancias.

En primer lugar, estos datos han sido manipulados, ya que el estudio demostró que tanto el alcohol como la nicotina son mucho más adictivos que el cannabis, y aún así siguen siendo legales y socialmente aceptables.

Fuente: http://www.umbrellasociety.ca/web/files/u1/Comp_epidemiology_addiction.pdf

En segundo lugar, la investigación ha sido fuertemente criticada por ser obsoleta, parcial, y por emplear una metodología pobre. Por ejemplo, en este estudio, cualquiera que contestara sí a por lo menos 3 de las 7 preguntas, era considerado un adicto, sin que se estableciera su adicción en un laboratorio. Esto ha llevado a que muchos científicos y profesionales crean que hasta ese 9% fue una cifra inflada. El Dr. Drew Pinsky, un especialista de la adicción, fue grabado expresando su sorpresa ante el concepto, diciendo que la dependencia del cannabis "fue muy poco común", y que ni siquiera llegaba al 1 de cada 11 indicado.

Fuente: http://www.huffingtonpost.com/sunil-kumar-aggarwal/cannabis-depedency-drug-war-bad-science_b_4675961.html

Un informe de 1999 para el Congreso de EEUU, indicó que la dependencia de la marihuana es muy poco común, y que cuando se da, es mucho menos grave que la de los que padecen una adicción al alcohol o a la nicotina.

Fuente: http://www.nap.edu/openbook.php?record_id=6376

2. La Marihuana Es Mala

Podemos decir con seguridad que otras cosas como el alcohol, el tabaco, los medicamentos con receta y una mala alimentación, suponen un peligro mucho más grave para la salud. Según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud, el alcohol mata a 3,3 millones de personas en todo el mundo, anualmente. Además, se cree que en los EEUU, alguien muere por sobredosis de medicamentos con receta, cada 19 minutos. Adivina cuántas personas han muerto a consecuencia del uso de cannabis desde que comenzaron los registros. Cero.

Fuente: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs349/en/

Incluso hay investigaciones que demuestran que no existe un vínculo entre fumar cannabis y padecer un cáncer.

Fuente: http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2006/05/25/AR2006052501729.html

3. El Cannabis No Tiene Aplicaciones Médicas

Este es uno de los argumentos más ridículos y anticuados que hemos escuchado. Es un argumento basado en la clasificación estadounidense del cannabis, donde cualquier droga clasificada como I no tiene ningún valor médico reconocido. Ya hay montones de investigaciones que demuestran los beneficios médicos del cannabis en humanos, e incluso se están haciendo medicinas con él, en algunas de las farmacéuticas más importantes. Dile a Charlotte Figi, y a los otros miles de personas que padecen dolor crónico, convulsiones, esclerosis múltiple, TEPT, cáncer, glaucoma y muchas otras enfermedades y que actualmente se benefician del uso del cannabis, que están equivocados.

Esto es una lista de organizaciones, desde locales a internacionales, que han reconocido y abogan por el uso de marihuana con fines medicinales - para que te regales la vista.

Fuente: http://norml.org/aboutmarijuana/item/quick-reference%23international

4. La Marihuana Es Una Puerta de Acceso a Otras Drogas

Otro argumento que a menudo sueltan las madres preocupadas. El miedo a que el uso de cannabis conduzca al de otras drogas más duras, es infundado y no tiene ninguna base científica firme. De hecho, unas investigaciones sobre el asunto han averiguado que es el alcohol, y no el cannabis, el que actúa como puerta de acceso a otras drogas. Y estamos seguros de que muchas personas anticannabis consiguen beber alcohol sin pasarse a la heroína, así que los fumadores de cannabis probablemente también pueden.

Fuente: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1746-1561.2012.00712.x/abstract

Es un mito que ha existido durante mucho tiempo, y que sencillamente no desaparece. Y para reiterar aún más nuestro argumento, en 1999, tras unas muy extensas y detalladas investigaciones, el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias presentó un informe muy detallado ante el Congreso de EEUU, en el que perfilaban la ausencia de un vínculo conclusivo entre el uso de cannabis y el uso de drogas más duras.

Fuente: http://www.nap.edu/openbook.php?record_id=6376

5. ¿Es Que Nadie Piensa En Los Niños?

Este es un argumento exasperantemente estúpido, y a menudo utilizado por los que se oponen al uso del cannabis, cuando los otros les fallan.

Sí, es una cuestión muy importante, y no se debe alentar el uso de cannabis en personas que aún se están desarrollando. Sin embargo, cuando el cannabis es ilegal, cualquiera que tenga un billete de €20 puede comprar hierba, niño o no niño. Los potenciales efectos del cannabis en adolescentes, es ciertamente un área que necesita de más investigación, pero intimidarlos con mensajes ambiguos y propaganda, en vez de ofrecerles un mensaje claro y educarles con hechos, no les va a ayudar.

Fuente: http://www.rawstory.com/rs/2014/02/oregon-dem-destroys-top-drug-official-who-cant-say-if-weeds-less-addictive-than-meth/

En Colorado se ha demostrado que, desde la legalización del cannabis, y la educación de adolescentes sobre hechos relacionados con esta hierba, el uso entre adolescente ¡ha disminuido! En todo caso, las personas a las que les preocupa el uso por parte de los menores de edad, deberían apoyar la legalización y regulación del cannabis. De esa forma, se puede controlar.

Fuente: http://sensiblecolorado.org/marijuana-use-down-among-teens-in-colorado-since-regulations-took-effect/

A fin de cuentas, no se debe obligar a consumir cannabis a alguien que no quiere. Pero abogar por su completa prohibición, cuando ayuda a tantas personas, apenas causa daños, y podría suponer un auge económico, es una práctica demencial.

comments powered by Disqus