El tabaco, no el cannabis, causa ictus.

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCiencia
Última edición :

Tabacco Carrera


Un estudio sueco ha encontrado pruebas concluyentes - una vez más - de que fumar tabaco aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular. Pero no de los riesgos a largo plazo del consumo de marihuana. Es el último de una larga lista de estudios que llegan a la misma conclusión.

Ya sabíamos que fumar cigarros a una edad temprana aumenta el riesgos de sufrir accidentes cerebrovasculares. Según la autora de un nuevo estudio con 50.000 reclutas suecos, la Dra Anna-Karin Danielsson: "el consumo frecuente de tabaco (definido por el estudio como más de 20 cigarrillos diarios) durante los últimos años de la adolescencia, incrementa en cinco veces el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular antes de los 45 años de edad, en comparación con las personas que no fuman, y duplica el riesgo de padecerlo antes de los 60

Más del 90% del riesgo de sufrir un ictus está relacionado con el consumo de tabaco, alcohol y otros factores de riesgo modificables.
Lo interesante de este nuevo estudio sueco publicado en el Journal of the American Heart Association, es que el consumo de marihuana en adultos jóvenes no parece acarrear el mismo riesgo.

Tras tener en cuenta otros factores de riesgo, los investigadores averiguaron que consumir marihuana más de 50 veces no está asociado con un mayor riesgo de padecer un accidente cerebrovascular antes de los 45 años.

"El riesgo, casi doble, de sufrir un accidente cerebrovascular isquémico tras el consumo frecuente de cannabis observado en nuestro estudio, desapareció al controlar el factor de fumar tabaco," dice Danielsson.

Dicho esto, al ser muy probable que los fumadores de marihuana también lo fueran de tabaco, el estudio no pudo descartar otras posibles asociaciones entre el cannabis y los ictus.

NO SE HA ENCONTRADO UNA RELACIÓN CAUSAL

Este estudio es el último de una larga lista de investigaciones académicas que no han podido encontrar ninguna relación causal directa entre el consumo de marihuana y los accidentes cerebrovasculares. Un informe publicado en el 2015 en la revista American Heart Association´s Stroke, tampoco pudo hallar pruebas de lo mismo - aunque afirman que en su caso 52 de los 64 participantes sufrieron un episodio o mini episodio cerebrovascular en las 24 horas siguientes a su consumo.

De momento, no se ha llevado a cabo ningún ensayo clínico aleatorio en el que la mitad de los participantes consuman marihuana y la otra mitad se abstenga. Dicho esto, a medida que la legalización se convierte en realidad en más países, como Canadá, Australia y Alemania este año, es probable que pronto se realice este tipo de estudio, financiado por los impuestos que genera la marihuana.

OTROS EFECTOS DEL CANNABIS SOBRE LA SALUD

La ciencia ha averiguado que fumar cannabis con frecuencia o a largo plazo, puede causar síntomas de bronquitis crónica. También puede alterar el desarrollo del cerebro en adolescentes, dando lugar a un descenso significativo de la inteligencia al llegar a la edad adulta - al menos, según un artículo del 2014 publicado en el New England Journal of Medicine.

Otras investigaciones han hallado una relación entre el consumo de cannabis y las complicaciones de salud relacionadas con el corazón, como ataques cardíacos y la enfermedad arterial periférica. Los resultados preliminares de la investigación llevada a cabo el año pasado por la AHA, y basados en datos recopilados durante el período de 2003 - 2011 en personas hospitalizadas con miocardiopatía de estrés (también conocida como "síndrome del corazón roto"), también afirman que los 210 pacientes que afirmaron consumir marihuana antes de experimentar lo síntomas de la enfermedad, eran hombres jóvenes sin ningún otros factores conocidos de riesgo. Además, estos pacientes también eran ligeramente más propensos a sufrir un paro cardíaco y/o necesitar un desfibrilador para prevenir futuros episodios cardiovasculares.

Como resultado, el estudio indica que la marihuana por sí sola puede causar un aumento de las enfermedades cardíacas relacionadas con el estrés - y los consumidores son casi el doble de propensos a desarrollar la enfermedad que los que no consumen hierba.

"Los efectos de la marihuana, especialmente sobre el sistema cardiovascular, son aún poco conocidos. Con su creciente disponibilidad y legalización en ciertos estados, la gente debe saber que la marihuana podría ser perjudicial para el corazón y los vasos sanguíneos de algunas personas", dice el autor del estudio, el Dr. Amitoj Singh.

Singh también añade que este estudio sólo se refiere a la posible relación entre la marihuana y un corazón roto - y los resultados aún no se han publicado en una revista evaluada por especialistas.

 Efecto del tabaco cannabis

LA PARADOJA DEL CANNABIS

Dicho esto, a pesar de que estos estudios son en su mayor parte negativos, otros han demostrado que si bien fumar marihuana podría ser perjudicial, sus componentes activos (tanto el THC como el CBD) podrían ralentizar la progresión de la aterosclerosis - o el endurecimiento y estrechamiento de las arterias.

Los receptores cannabinoides se encuentran en todo el sistema cardiovascular, lo que ha llevado a los expertos a llegar a la conclusión de que el sistema endocannabinoide podría desempeñar un papel importante en la regulación de la circulación y la función cardíaca. Se sabe que los cannabinoides también regulan el sistema inmune con su función antiinflamatoria. Al ser la inflamación una parte importante de la aterosclerosis, los investigadores concluyen que el consumo de marihuana - especialmente si se consume de otras formas, podría contrarrestar la progresión de esta enfermedad.

La inflamación forma también parte del daño causado cuando la sangre regresa a zonas cuyos tejidos han sido privados de oxígeno debido a un accidente cerebrovascular o a un traumatismo cerebral, y se ha averiguado que los cannabinoides ayudan a la recuperación de estos trastornos.

Por lo tanto, los efectos negativos del consumo de cannabis sobre la salud del corazón, todavía no son concluyentes.

CADA VEZ HAY MÁS CONSUMIDORES

Aunque el enfoque sobre los efectos negativos del consumo de cannabis no es nuevo, lo cierto es que cada vez más gente consume hierba como consecuencia de la legalización en EE.UU y otras partes del mundo. Dicho esto, el número de adolescentes que consume marihuana se mantiene o ha disminuido ligeramente, sin excepción. La legalización suele generar más consumidores adultos que menores, y por el momento estas cifras también se han mantenido estables, a pesar de que cada vez hay más sitios donde el cannabis es legal.

Hay que tener en cuenta este hecho. A medida que avanza la legalización, la gente que consume marihuana - ya sea por placer o con fines medicinales - puede elegir entre una amplia gama de productos que contienen cannabis y que no hace falta fumarlos. Los comestibles, de hecho, representan aproximadamente la mitad de todas las ventas de marihuana en muchos estados de EE.UU. donde la marihuana es legal.

Lo que hay que cuestionar es si los métodos de ingesta de marihuana tienen más responsabilidad del efecto negativo sobre la salud que los propios cannabinoides.

 

         
  Marguerite Arnold  

Escrito por: Marguerite Arnold
Con años de experiencia escribiendo a sus espaldas, Marguerite dedica su tiempo a explorar el sector de la marihuana y los avances del movimiento por la legalización.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores