El Cannabis No Aumenta el Riesgo de Padecer Cáncer de Pulmón

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCiencia

El Cannabis No Aumenta el Riesgo de Padecer Cáncer de Pulmón

Y otro mito sobre el cannabis muerde el polvo: Fumar cannabis a largo plazo no aumenta el riesgo de padecer cáncer de pulmón.

Los hechos no se pueden ocultar; el cannabis es una planta medicinal. Sin embargo, fumar hierba no es, obviamente, la elección más saludable - quemar cualquier cosa crea unos subproductos potencialmente peligrosos y tóxicos. Al evitar estas sorpresas desagradables es por lo que los vaporizadores son cada vez más populares. Pero a pesar de los conocidos peligros del humo, parece que la inhalación de cannabis quemado en realidad no aumenta el riesgo de padecer cáncer de pulmón. Según ciertos datos recopilados por Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda, no hay ninguna relación entre el consumo de cannabis y el riesgo de cáncer pulmonar.

Los datos se recogieron en 6 estudios individuales de más de 2.000 casos de cáncer de pulmón y más de 3.000 controles. Este meta-análisis de gran parte de los datos, buscó cualquier vínculos entre el consumo habitual de cannabis y el desarrollo de cáncer de pulmón, y no se encontró ninguno. En palabras del equipo de investigación: "Los resultados de nuestro análisis combinado proporciona muy pocas pruebas del aumento del riesgo de padecer cáncer de pulmón entre fumadores habituales y a largo plazo de cannabis".

Esto está respaldado por otras investigaciones publicadas en el 2013 en la revista Anales de la Sociedad Torácica Americana. Esta investigación concluye que el habitual consumo de marihuana fumada, no parece causar ninguna anomalía significativa en la función pulmonar, y que plantea un riesgo mucho menor que el humo del tabaco.

¿Por qué el humo del cannabis es menos peligroso que el del tabaco?

Hay mucha especulación sobre las razones del menor riesgo del humo del cannabis, y ya se barajan algunas teorías. Por un lado, los fumadores de cannabis fuman mucho menos cannabis que los fumadores de cigarrillos fuman tabaco. No es raro que un fumador promedio se fume más de 20 cigarrillos al día, pero el usuario promedio de cannabis no se acerca ni de lejos a este volumen. Es más, el tabaco suele estar mezclado con una amplia gama de productos químicos que mejoran su sabor y controlan la velocidad de combustión.

Además, hay pruebas contundentes de que el THC y otros cannabinoides tienen propiedades antitumorales, que inhiben activamente el crecimiento de las células cancerosas. Hay que señalar que fumar cannabis no previene el cáncer, a diferencia del aceite Rick Simpson. Fumar cannabis no es un sustituto de un extracto altamente concentrado, pero se podría suponer, con razón, que los cannabinoides antitumorales de su humo reducen el riesgo de padecer cáncer de pulmón.

Es una buena noticia que fumar nuestra hierba favorita no supone un gran riesgo para la salud, pero fumar cualquier cosa produce toxinas - incluso el cannabis. La mejor forma de evitar riesgos potenciales para la salud asociados con el hábito de fumar, es simplemente pasarse a un vaporizador. No se crea ningún subproducto de combustión, y además, la misma cantidad de hierba te da para mucho más, ya que los cannabinoides no se destruyen con el calor. Para obtener más información sobre las ventajas de los vaporizadores, echa un vistazo a nuestra entrada "Top 5 de Beneficios de la Vaporización".