Blog
Cómo Aliviar El Picor De Los Pimientos Picantes
6 min

Cómo Aliviar El Picor De Los Pimientos Picantes

6 min

¿Forma parte la quemazón del proceso de manipulación de las guindillas? ¡No tiene por qué! Se pueden tomar muchas precauciones para prevenirla, pero también muchos remedios en caso de que se produzca. Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber sobre el alivio del ardor causado por el aceite de la capsaicina.

A todos nos ha pasado alguna vez: subestimamos el grado de picor de una guindilla y de repente nos encontramos con una sensación de quemazón agobiante que nos invade la boca, hace que se nos caigan las lágrimas y que la nariz moquee. Son solo unos minutos, ¡pero parecen una eternidad! Sin embargo, la quemazón de los chiles no solo se produce cuando los comemos, ¡sino también cuando los tocamos!

Así que, si buscas soluciones en caso de experimentar este tipo de quemazón en el futuro, o incluso la estás sufriendo en este momento, sigue leyendo para descubrir cómo remediar esta situación tan habitual.

¿Por qué algunos pimientos pican tanto?

¿Por Qué Algunos Pimientos Pican Tanto?

El picor de los pimientos picantes está provocado por un compuesto llamado capsaicina. Se trata de una sustancia química aceitosa, inodora e incolora, que los pimientos producen de forma natural y que se encuentra principalmente en el tejido de la placenta del propio pimiento, la membrana blanca que rodea las semillas.

En la naturaleza, la capsaicina actúa como defensa natural ante posibles amenazas como los animales, o cualquier otra cosa que pueda arruinar la dispersión de las semillas. Como resultado, muchos animales evitan acercarse a las plantas de pimiento. Pero no se puede decir lo mismo de los humanos, ya que el contenido de capsaicina es un gran atractivo para los amantes de las especias. Otra excepción son las aves: las aves son biológicamente incapaces de sentir la quemazón provocada por la capsaicina.

Pero, ¿cómo podemos saber la diferencia entre las variedades de pimientos suaves y picantes? Pues muy fácil. Con la ayuda de la escala Scoville. Este sistema fue creado por el farmacéutico estadounidense Wilbur Scoville en 1912 y, a día de hoy, se sigue usando como medida estándar del picor de los pimientos. Aunque el sistema ha cambiado para reflejar prácticas científicamente más sólidas, la idea es determinar cuántas gotas de agua azucarada se necesitan para diluir completamente la presencia de capsaicina.

Por otro lado, los pimientos se clasifican en unidades de picor Scoville (SHU) en múltiplos de 100. Por ejemplo, el pimiento normal, que no pica, equivale a 0 SHU en la escala, mientras que el Carolina Reaper puede contener hasta 2.200.000 SHU, lo que lo convierte en el pimiento más picante del mundo en este momento.

Artículo relacionado

Pimientos Picantes Y La Escala Scoville

Cómo protegernos al manipular guindillas

Independientemente de si te apasiona cultivar pimientos, o te acabas de comprar un paquete en una tienda, es muy importante que te protejas cuando manipules las guindillas. Puede sonar exagerado, pero el aceite de capsaicina puede pegarse a las manos y no se quita fácilmente solo con agua y jabón, y esto conlleva ciertos peligros cada vez que vas al baño después de tocar guindillas.

Para evitar esto, es mejor usar guantes de goma cuando tocamos y preparamos chiles. Y si no tienes guantes a mano, también puedes frotarte las manos previamente con aceite de oliva o vegetal, que servirá como capa protectora al manipular las guindillas. También es fundamental trabajar en una zona bien ventilada. Aunque esto es algo obvio en el caso de las guindillas en polvo, también evitarás la inhalación de los vapores de capsaicina de los pimientos. A la hora de manipular guindillas, siempre es mejor pecar de prudentes.

¿Cómo aliviar la quemazón de la guindilla en la piel?

¿Cómo Aliviar La Quemazón De La Guindilla En La Piel?

El potente aceite que se libera al cortar o manipular chiles, puede causar una sensación de ardor en la piel. Puede ser leve y provocar una ligera irritación, pero también puede provocar una sensación más intensa. Así que, ¿qué puedes hacer al exponer tu piel a la capsaicina? Como hemos dicho, el agua y el jabón no sirven de mucho, así que te damos algunos remedios que te ayudarán con la quemazón en la piel provocada por la guindilla.

Productos lácteos

Puede parecer una tontería, pero frotar productos lácteos como leche, yogur o mantequilla sobre una quemadura de pimiento alivia bastante el ardor. El uso de productos lácteos no se debe a casualidades o magia negra, sino que contienen una proteína que se une a la grasa conocida como caseína, que puede disolver el aceite de capsaicina y eliminar fácilmente cualquier sensación de quemazón.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es muy útil no solo en la repostería, sino también en casa. Tiene usos que van desde la eliminación de manchas de alfombras hasta sacar brillo a los cubiertos, por lo que no debería sorprender que el bicarbonato de sodio también sirva para las quemaduras de guindilla. Al igual que los productos lácteos, el bicarbonato de sodio tiene el poder de neutralizar la combustión del aceite. Añade un poco de agua para crear una pasta espesa, luego aplica en las zonas afectadas y sentirás un alivio instantáneo.

Vinagre

El vinagre es otro pilar del hogar, y contiene ácido acético, que es perfecto para disminuir la capsaicina. Puedes echar un poco directamente sobre la zona afectada o crear una mezcla de vinagre y agua y remojar las manos durante aproximadamente 15 minutos. Esto asegurará que todo el aceite restante se haya disuelto. Es perfecto tanto para echárselo a una ensalada como en las quemaduras de guindilla, ¡pero no a la vez!

Quitagrasas

Un limpiador quitagrasas, como el jabón para platos, debería ser efectivo contra las quemaduras de pimiento picante. Como el detergente está formulado para eliminar los restos de aceite y grasa de los platos, también sirve para calmar este tipo de quemaduras. Lo mismo ocurre con los limpiadores desengrasantes que usan los mecánicos para lavarse las manos; eliminarán sin esfuerzo cualquier sensación de ardor duradera.

Alcohol etílico de alta graduación

Como último recurso, puedes buscar alcohol etílico de alta graduación. Como la capsaicina es soluble en alcohol, puedes frotar suavemente con una solución de alta graduación para eliminarla de manera efectiva.

¿Qué hacer cuando la quemazón de guindilla te afecta a los ojos?

¿Qué Hacer Cuando La Quemazón De Guindilla Te Afecta A Los Ojos?

Al manipular y cortar guindillas, además de usar guantes es muy importante usar también protección facial, como unas gafas, ya que si te salpica el aceite en los ojos, la experiencia será muy desagradable. El resultado son ojos llorosos, dolor intenso y desorientación, y es un problema que debe tratarse de inmediato para evitar daños duraderos. Hay una razón por la que la policía usa spray de pimienta para detener a los sospechosos: procura no aplicarte el mismo tratamiento de forma accidental solo por no haber prestado atención a la capsaicina.

Parpadear de forma constante

Probablemente sea la reacción instintiva de la mayoría de la gente ante una situación de este tipo, pero parpadear provoca la liberación de lágrimas, lo que a su vez alivia el ardor y elimina cualquier resto de aceite en los ojos.

Quítate las lentillas

Si usas lentillas y te llega un poco de aceite de capsaicina a los ojos, debes quitártelas lo más rápido posible. Asegúrate de limpiarte las manos rápidamente (a fondo) y luego quítate las lentillas. Como no es posible limpiar las lentillas para eliminar el aceite mientras las estás usando, es mejor quitarlas lo antes posible.

Enjuagues con solución salina

Por último, pero no por ello menos importante, puedes usar una solución salina (al 0,9%, como colirio) para limpiar los ojos. La entrada de líquido será suficiente para eliminar cualquier resto duradero de capsaicina y detener el dolor adicional. Sigue parpadeando después de utilizar la solución para asegurarte de que el ojo quede limpio.

Artículo relacionado

Los 15 Pimientos Más Picantes Del Mundo (Edición 2022)

¿Qué pasa si un pimiento te quema en la boca?

¿Qué Pasa Si Un Pimiento Te Quema En La Boca?

Podría decirse que la situación más común de una quemadura por guindilla es la que afecta a la boca. La boca es una zona sensible que puede convertirse fácilmente en el epicentro de un problema de quemadura de pimiento. Para empezar, vale la pena señalar que beber agua para sofocar el picor no funcionará. Como la capsaicina presenta una base oleosa, el agua solo servirá para esparcir aún más ese aceite. Lo mismo ocurre con el alcohol de baja graduación como la cerveza y el vino; es probable que causen más problemas de los que resuelven. Salvo que te quieras beber unos chupitos de licor, es mejor que uses una de las siguientes sugerencias.

Lácteos

Al igual que con la piel, estos productos pueden ayudar a aliviar el ardor de la guindilla en la boca. Así que, si sientes quemazón, toma un vaso de leche, yogur o queso rico en grasa, y mételo en la boca lo más rápido posible. ¿No te has preguntado siempre por qué los platos indios y mexicanos picantes suelen tener un poco de crema de leche o yogur por encima? ¡Es por esta razón!

Bebidas ácidas

Aunque no aconsejamos beber vinagre, la base es la misma para las bebidas ácidas. El ácido actuará para calmar cualquier quemadura, así como también eliminará cualquier resto de aceite de capsaicina. Así que la próxima vez que te pase, toma un trago de zumo de tomate, pomelo o limón, o muerde un poco de limón o lima.

Carbohidratos

Los carbohidratos con almidón pueden proporcionar cierto alivio. La idea es comer suficientes carbohidratos para crear una barrera entre la capsaicina y las zonas sensibles de la boca. Por tanto, comer pan, arroz o patatas son buenas opciones que pueden ayudar a aliviar el ardor.

Cuidado con la capsaicina

Cuidado Con La Capsaicina

Como hemos mencionado muchas veces, es fundamental tratar las guindillas con el debido respeto y cuidado. A lo mejor te parece un poco tonto o absurdo usar guantes y gafas protectoras para preparar la comida, pero fíate si te decimos que te ahorrarás muchos problemas. Así que, ten cuidado con la capsaicina y disfrutarás mucho más de tus platos picantes. Preparándolos siempre con total seguridad, por supuesto.

Adam Parsons
Adam Parsons
El periodista del cannabis, redactor y autor profesional Adam Parsons forma parte del equipo de Zamnesia desde hace tiempo. Adam escribe sobre una gran variedad de temas, desde el CBD hasta los psicodélicos, crea artículos para blogs y guías, y analiza una amplia gama de productos en constante aumento.
Peppershop Tutoriales
Buscar por categorías
o
Buscar