Blog
Cómo Utilizar Los Ácidos Húmicos Y Fúlvicos En Las Plantas De Marihuana
7 min

Cómo Utilizar Los Ácidos Húmicos Y Fúlvicos En Las Plantas De Marihuana

7 min

Los ácidos húmicos y fúlvicos se derivan de la materia orgánica descompuesta y sedimentada, como la leonardita o el lignito. En este artículo explicamos por qué estas sustancias son fundamentales para cultivar plantas de marihuana sanas, y cómo usarlas de forma efectiva en tu cultivo.

Los ácidos húmicos y fúlvicos se derivan de la materia orgánica y son fundamentales para la salud del suelo y de las plantas que crecen en él. Pero, ¿qué son exactamente, cuáles son sus funciones y qué importancia tienen para el cultivo de marihuana? Sigue leyendo para encontrar las respuestas a estas y otras preguntas.

¿Son los ácidos húmicos y fúlvicos lo mismo?

¿Son los ácidos húmicos y fúlvicos lo mismo?

Ácidos húmicos y ácidos fúlvicos son dos términos que aparecen con mucha frecuencia en foros y blogs sobre jardinería y cultivo de marihuana. Pero muy pocas fuentes explican adecuadamente las diferencias que existen entre ambos, lo que crea confusión y hace que se utilicen de forma indebida. A continuación vamos a analizar en detalle los ácidos húmicos y fúlvicos para ayudarte a entender sus principales diferencias y similitudes.

Conceptos básicos sobre la composición del suelo y el humus

Para entender qué son los ácidos húmicos y fúlvicos, primero hay que tener unos conocimientos básicos sobre el humus. El humus es un material natural que constituye alrededor del 2% de la capa superior de un suelo sano (el resto está compuesto por un 45% de minerales, un 50% de aire y agua, un 2% de organismos muertos y alrededor de 1% de organismos vivos). El humus está formado por huminas, ácidos fúlvicos y ácidos húmicos, tres moléculas químicas altamente estables y resistentes a una descomposición adicional. El humus se forma a lo largo de miles de años mediante la descomposición gradual de la materia orgánica (como restos de plantas y animales) y la degradación de rocas y minerales.

Artículo relacionado

El Cultivo De Cannabis En Suelo

¿Qué son los ácidos húmicos?

¿Qué son los ácidos húmicos?

Los ácidos húmicos son unos compuestos de cadena larga con un alto contenido de carbono, por lo que son una fuente de alimento ideal para los microbios del suelo (que ayudan a sustentar el ecosistema del mismo). Los ácidos húmicos son unas moléculas grandes (las segundas más grandes del humus después de las huminas) con un peso molecular general superior a 300.000. Estos compuestos ayudan a mejorar las características físicas del suelo; en concreto, los ácidos húmicos (que son moléculas con carga negativa) son agentes quelantes que atrapan moléculas de carga positiva (cationes), como las del hierro, el manganeso, el cobre y el zinc. Las raíces de las plantas, que tienen una carga negativa más fuerte que los ácidos húmicos, pueden absorber estos compuestos de ellos. Se cree que los ácidos húmicos mejoran la capacidad del intercambio catiónico (CIC) del suelo atrapando los cationes e impidiendo su lixiviación durante el riego.

Los ácidos húmicos tienen un color oscuro, son muy resistentes a la degradación, y solamente se disuelven en agua en condiciones alcalinas. Aunque algunos contienen ácidos fúlvicos, los ácidos fúlvicos no contienen ningún ácido húmico.

¿Qué son los ácidos fúlvicos?

¿Qué son los ácidos fúlvicos?

Al igual que los ácidos húmicos, los ácidos fúlvicos se producen por la descomposición de la materia orgánica, las rocas y los minerales, y son un componente clave del humus. Sin embargo, a diferencia de los primeros, son unos compuestos químicos mucho más pequeños, con un peso molecular general menor de 500, y tienen un color marrón claro. El término ácidos fúlvicos engloba dos tipos de sustancias químicas: los ácidos que se unen a los minerales y que se conocen como fulvatos, y los ácidos fúlvicos de forma libre, que están principalmente compuestos por carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. A diferencia de los ácidos húmicos, los ácidos fúlvicos son solubles en agua con todos los niveles de pH. Debido a su tamaño más pequeño, las plantas los absorben más fácilmente, y dado que se pueden unir a los nutrientes y los minerales, aumentan de forma directa la absorción de fertilizantes por parte de las plantas.

Para entender mejor las principales diferencias entre los ácidos fúlvicos y húmicos, vamos a ver un resumen:

  • Los términos “ácidos húmicos” y “ácidos fúlvicos” engloban varios compuestos.
  • Ambos tipos de ácidos se producen por la descomposición natural de la materia orgánica, y son componentes del humus.
  • Los ácidos húmicos son compuestos grandes y complejos, con un peso molecular más alto que los ácidos fúlvicos.
  • Los ácidos húmicos son resistentes a la descomposición adicional de la materia orgánica, y benefician tanto a la estructura como a la vida del suelo.
  • Los ácidos fúlvicos son unas moléculas más pequeñas, con una mayor cantidad de oxígeno y menor de carbono, y pueden ser absorbidos por las plantas a través de las raíces y el follaje.
  • Los ácidos fúlvicos se pueden unir a los nutrientes y aumentar de forma directa la absorción de fertilizantes por parte de las plantas.
  • Los ácidos húmicos tienen un color marrón oscuro o negro, mientras que los ácidos fúlvicos son marrones claros.
  • Los ácidos tanto húmicos como fúlvicos son fundamentales para la salud de las plantas.

¿Qué ventajas ofrecen los ácidos húmicos y fúlvicos para la marihuana?

¿Qué ventajas ofrecen los ácidos húmicos y fúlvicos para la marihuana?

Los ácidos húmicos y fúlvicos están estrechamente relacionados entres sí, pero son compuestos distintos que desempeñan un papel muy importante en la formación de un suelo de calidad y el desarrollo de plantas saludables. Así es como estos ácidos pueden beneficiar al cannabis.

Mejorando el suelo

Gracias a su estructura grande, los ácidos húmicos mejoran las características físicas y químicas del suelo. Y dado que tienen un alto contenido de carbono, actúan como alimento para los microbios del suelo (como bacterias, hongos, e insectos) y, por lo tanto, sustentan el ecosistema del mismo.

Reponiendo la materia orgánica

Los ácidos húmicos se pueden utilizar para reponer la materia orgánica en un suelo viejo. La sobreexplotación del suelo, el uso de fertilizantes e insecticidas/pesticidas químicos y la erosión contribuyen al agotamiento del humus. Al añadir ácidos húmicos a un suelo viejo se puede restablecer un nivel adecuado de materia orgánica, lo que volverá a atraer la vida microbiana.

Potenciando la absorción de fertilizantes

Los ácidos húmicos y fúlvicos pueden aumentar la absorción de nutrientes de las plantas. Aunque los ácidos húmicos son demasiado grandes para ser asimilados por las plantas, pueden atrapar los nutrientes del suelo y hacer que estén disponibles para las raíces. Los ácidos fúlvicos, por otra parte, se pueden unir a las moléculas de los nutrientes y son lo bastante pequeños como para ser absorbidos por las plantas, lo que aumenta de forma directa la absorción de los fertilizantes.

Favoreciendo la formación de raíces fuertes

Al mejorar la calidad del suelo, los ácidos tanto húmicos como fúlvicos favorecen el desarrollo de unas raíces fuertes, lo que se traduce en unas plantas robustas y sanas.

Mejorando la respuesta al estrés

Varios estudios demuestran que las plantas cultivadas en suelos ricos en ácidos húmicos y fúlvicos responden mejor al estrés (tanto ambiental como derivado de las plagas).

Artículo relacionado

Cómo Hacer Tu Propio Compost Para Cultivar Cannabis

Fuentes de ácidos húmicos y fúlvicos

Fuentes de ácidos húmicos y fúlvicos

Las fuentes naturales más ricas de ácidos húmicos y fúlvicos son el lignito (carbón mineral de color pardo) y la leonardita (un precursor del lignito). Ambas sustancias tardan miles (o incluso millones) de años en formarse, y contienen material orgánico y mineral muerto y comprimido. El lignito y la leonardita se extraen por medios industriales y se procesan en forma de fertilizantes a base de ácidos húmicos y fúlvicos.

Además de comprar estos fertilizantes, los ácidos húmicos y fúlvicos también se pueden obtener de las sustancias húmicas (aunque en concentraciones más bajas). Estas sustancias también están compuestas de materia orgánica descompuesta, pero tardan mucho menos en formarse que la leonardita y el lignito. Algunos ejemplos de sustancias húmicas son:

  • humus de lombriz
  • Abono
  • Turba
  • Estiércol
  • Guano

Cómo utilizar los ácidos húmicos y fúlvicos en el cultivo de marihuana

Cómo utilizar los ácidos húmicos y fúlvicos en el cultivo de marihuana

Está claro que los ácidos húmicos y fúlvicos desempeñan un papel muy importante en la formación de un suelo fuerte y en el desarrollo de unas plantas de marihuana saludables. Si quieres usar estos ácidos en tu cultivo, puedes hacerlo de varias formas.

Artículo relacionado

Cómo Y Cuando Usar Guano De Murciélago Para La Marihuana

Con fertilizantes o mejoradores del suelo a base de ácidos húmicos y fúlvicos

La forma más fácil de incorporar los ácidos fúlvicos y húmicos en tu cultivo de hierba es con un fertilizante o mejorador del suelo comercial. Los mejoradores del suelo (que suelen venderse en forma de polvo o gránulos) se pueden mezclar directamente con el sustrato antes de la siembra. También se pueden usar como mantillo o disolver en agua y aplicar como fertilizantes líquidos.

Otra alternativa son los fertilizantes húmicos y fúlvicos líquidos, que ofrecen una mayor concentración y están diseñados para disolverse por completo en agua, con el fin de penetrar mejor en el suelo y llegar a las raíces de tus plantas. Estas sustancias se suelen aplicar de forma periódica, como otros fertilizantes. Tú decides si quieres usar un concentrado húmico/fúlvico líquido o un producto en polvo/gránulos. Pero ten en cuenta que estos últimos podrían tardar más en descomponerse y penetrar en el suelo que los productos líquidos.

Cómo utilizar las sustancias húmicas

En lugar de comprar fertilizantes a base de ácidos húmicos/fúlvicos, puedes usar las sustancias húmicas mencionadas arriba; aunque es posible que ofrezcan unas concentraciones mucho más bajas de ácidos húmicos y fúlvicos que los fertilizantes especializados.

Sustancias húmicas como mejoradores del suelo o mantillo

Las sustancias húmicas como el abono, el estiércol, el humus de lombriz y el guano son unos excelentes mejoradores del suelo. Si vas a preparar tu propio sustrato, mezcla directamente la sustancia húmica que prefieras con la tierra, junto con tus otros mejoradores, en las siguientes proporciones:

  • 1 parte de abono por cada 4 partes de mezcla de tierra
  • 1 parte de estiércol por cada 5 partes de mezcla de tierra
  • 1 parte de turba por cada parte de mezcla de tierra
  • ¼ de taza de guano por cada 15-20l de mezcla de tierra

Otra alternativa es usar abono, estiércol o guano como mantillo para tus plantas de marihuana (la turba es mejor mezclarla con el sustrato antes de la siembra). En este caso, añade alrededor de 1,30cm de tu sustancia húmica favorita a la capa superior del suelo, y incorpórala bien con un rastrillo.

Cómo usar sustancias húmicas para hacer tés de compost y pulverizadores foliares

Además de añadirlas directamente al suelo, las sustancias húmicas también se pueden usar para hacer tu propio té de compost o pulverizador foliar. Simplemente pon el abono en remojo con agua no clorada durante unas 12 horas, y utiliza el líquido como fertilizante para las raíces o pulverizador foliar.

¿Necesitas ácidos húmicos y fúlvicos para cultivar marihuana?

¿Necesitas ácidos húmicos y fúlvicos para cultivar marihuana?

Los ácidos húmicos y fúlvicos desempeñan un papel fundamental en la salud del medio de cultivo y, por lo tanto, en la de tus plantas. Muchos suelos orgánicos y comerciales de calidad ya contienen estos ácidos; sin embargo, puedes usar los métodos descritos anteriormente para garantizar que tu sustrato siempre tenga una cantidad saludable de ácidos húmicos y fúlvicos.

Steven Voser
Steven Voser
Steven Voser es un periodista independiente con más de 6 años de experiencia en la redacción de artículos sobre todo lo relacionado con la marihuana; cómo cultivarla, los mejores métodos de consumo, el sector cannábico en expansión y el oscuro panorama legal que lo rodea.
Cultivo Seedshop
Buscar por categorías
o
Buscar