Los 10 Principales Errores De La Elaboración De Cerveza Casera

Publicaciones :
Categorías : BlogCerveza Casera

10 Principales Errores De La Elaboración De Cerveza Casera


Aquí tienes 10 típicos errores que se suelen cometer cuando se prepara cerveza en casa. Lee lo que hay que evitar para lograr una excelente bebida artesanal.

Imagina que te encuentras en medio de un apocalipsis zombi. La zona en la que te escondes está completamente restringida. Se te ha terminado la cerveza... Para estar preparado por si se da esta emergencia, debes aprender a elaborar cerveza casera. Se trata de un proceso bastante simple pero que requiere de cierta capacidad cerebral. Aquí tienes los 10 errores más comunes que debes evitar cuando elabores cerveza en casa. Comencemos.

ARTÍCULO RELACIONADO
Cómo Elaborar Tu Propia Cerveza

En este artículo, exploramos todo lo que debes saber sobre la elaboración casera de cerveza. Además, te contamos qué herramientas y...

1. MALA HIGIENE

A la hora de preparar una exquisita cerveza, debemos asegurarnos de que todo el material utilizado esté completamente desinfectado. La cerveza es muy sensible a las bacterias; si una minúscula partícula de plástico se introduce en la cerveza, las bacterias se acumularán a su alrededor, haciendo que la bebida tenga un gusto horrible. Por lo tanto, todo el proceso, de principio a fin, debe ser súper higiénico.

Es mejor evitar desinfectantes en polvo y usar productos como Chemipro OXI, que es ideal para la limpieza de las herramientas utilizadas en la elaboración de cerveza y vino. No te olvides de mantener todo bien limpio y desinfectado, o de lo contrario, tu cerveza sabrá mal.

2. FALTA DE GAS

Glucose Vinoferm

La cerveza sin gas es horrible. Si elaboras tu propia cerveza en casa, lo más probable es que hayas pasado semanas, o incluso meses, perfeccionando el producto final. De pronto, la falta de burbujas acaba con todas tus esperanzas y sueños. Cuando esto ocurre, es un momento deprimente. El dióxido de carbono se produce después de que la levadura convierta el azúcar en alcohol.

A veces, este proceso no tiene el resultado esperado, lo que hace que la cerveza no tenga gas. Para solucionar este problema, se puede añadir un poco de azúcar durante el embotellado. Un estupendo producto para esto es Glucose Vinoferm, un azúcar fermentable ideal para hacer que la cerveza tenga burbujas.

3. LA PRÁCTICA HACE AL MAESTRO

Debes practicar. Tienes que derramar sangre, sudor y cerveza hasta dar con la receta que dejará a todo el mundo alucinado. Lo más probable es que en tu primer intento no vayas a cumplir con tus expectativas. Si te rindes ante el fracaso y abandonas, ese será tu mayor error. Recuerda: no te rindas, se paciente y persevera.

Experimenta con distintos ingredientes, temperaturas y herramientas, todo está en los detalles. Lo mejor es empezar por lo básico, no te compliques demasiado con el primer lote. Aprende los fundamentos y progresa poco a poco hasta que los ángeles de la cerveza desciendan para felicitarte por haber cumplido tu misión y haber devuelto el equilibrio al universo.

4. SABOR AGUADO

podría tener un sabor aguado y de mala calidad

La cerveza necesita tiempo para desarrollar todo su sabor con el fin de proporcionar la mejor experiencia posible. Si aceleras el proceso y tomas la cerveza cuando "parece" que está lista, podría tener un sabor aguado y de mala calidad. ¿Sabes esos bares que echan agua a la cerveza para ahorrarse gastos? No querrás hacer una bebida con el mismo sabor. Una vez tapada, tu cerveza debe reposar durante tres semanas para que desarrolle las proteínas esenciales.

5. SABOR A JABÓN

Si esperas demasiado, tu cerveza podría adquirir un sabor aceitoso o a jabón. Si dejas la cerveza casera en el recipiente de fermentación durante demasiado tiempo, podría empezar a tener sabor a jabón debido a la descomposición de los ácidos grasos. El mejor remedio es pasar la bebida a otro recipiente a su debido tiempo. Además, cuando bebas cerveza en vaso, asegúrate de lavarlo y aclararlo antes de usarlo, o de lo contrario el detergente podría hacer que la bebida tenga sabor a jabón.

6. DESCUIDAR LA TEMPERATURA

DESCUIDAR LA TEMPERATURA

El control de la temperatura es esencial para garantizar la calidad de tu cerveza. Deberás controlar la temperatura del mosto ya que si se cuece demasiado, podría resultar en un desastre. El proceso de fermentación eleva ligeramente la temperatura de la cerveza, algo que hay que tener en cuenta.

A menudo se ignora la temperatura de la habitación, que, si no se controla, podría enfriar o calentar la cerveza. La levadura necesita una temperatura ideal para prosperar. Con un buen termómetro como el Termómetro de Alcohol Rojo, te asegurarás de que tu cerveza se elabore en un ambiente adecuado. No seas un novato, consigue un termómetro.

7. NO LEER DETENIDAMENTE LAS INSTRUCCIONES DEL KIT

La elaboración de cerveza casera es relativamente fácil, pero no es un kit de montaje de IKEA. Hay que leer bien las instrucciones. La fabricación de cerveza es pura química, necesitarás unas medidas apropiadas de los ingredientes adecuados para producir una deliciosa bebida. Siempre es recomendable contar con un colega que sepa cómo montar un equipo de elaboración casera.

Si no es así, asegúrate de leer todo minuciosamente. Esa perilla que hay dentro de esa bolsa podría ser la pieza más importante del rompecabezas. El Kit Básico Brewferm Starter, como su nombre indica, es perfecto para principiantes.

8. DOCUMÉNTALO TODO

Tu práctica deberá estar bien documentada

La constancia es la clave del éxito. Tu práctica deberá estar bien documentada y llevada a cabo si deseas tener éxito. Cuando hagas el mosto, asegúrate de apuntar la temperatura. Y no olvides desinfectarlo todo. Deberás documentar todos los ratios de cebada, lúpulo y trigo.

Cuando tu cerveza casera resulte ser absolutamente deliciosa, querrás repetir la misma receta. Experimentar con distintos ratios, técnicas e ingredientes es una tarea apasionante para la que hace falta una buena documentación. Acuérdate de coger papel y boli y anotar, anotar y anotar.

9. USAR AGUA MALA

Otro error muy común es usar agua del grifo para elaborar cerveza. En la mayoría de zonas, el agua del grifo está llena de cloro, que se utiliza para matar las bacterias dañinas. El cloro puede hacer que tu cerveza tenga un sabor horrible. Por lo tanto, deberás evitar el agua del grifo. Además, también contiene otras partículas que podrían destruir el resultado que intentas obtener.

Lo ideal es utilizar agua embotellada, o hervir el agua del grifo para eliminar toda sustancia no deseada. Cuando hiervas el agua, asegúrate de dejarla enfriar tapada, de modo que no pueda entrar ninguna bacteria. También puedes utilizar un filtro de carbón o metabisulfito.

10. ELABORAR CERVEZA ESTANDO BEBIDO

ELABORAR CERVEZA ESTANDO BEBIDO

A menos que seas Rick de Rick & Morty, no deberías elaborar cerveza estando borracho. Sí, las ideas fluyen mejor y puede que tengas la receta de oro en tu mente, pero es necesario ajustarse estrictamente a los datos, la documentación y los niveles de temperatura, cosa difícil cuando vas ciego.

Podrías derramar el líquido, ducharte en mosto o tropezarte con las herramientas. Si aguantas bien la bebida, de acuerdo, pero no te pases. Para elaborar una deliciosa cerveza hace falta saber matemáticas. Las matemáticas requieren de un cerebro, y el alcohol inhibe la actividad cerebral. Ergo, deberías evitar emborracharte.

CERVEZA CASERA

Recuerda los errores mencionados, ¡y evítalos! Experimenta, practica, piensa, y conseguirás tener éxito en tu elaboración de cerveza casera. Y ten cuidado con los zombies...

ARTÍCULO RELACIONADO
Top 10 De Datos Curiosos Sobre La Elaboración De Cerveza Casera

Si disfrutas de preparar tu propia cerveza en casa, te encantarán estos 10 datos curiosos sobre la cerveza y la elaboración casera.

Guest Writer

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados