Cómo Hacer Cerveza de Cannabis

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisRecetas

Cómo Hacer Cerveza de Cannabis

Como puede que ya sepas, el cannabis y la cerveza van muy bien juntos. Pero se trata de algo más que el sabor - el lúpulo y el cannabis están más estrechamente relacionados de lo que puedas pensar.

Según lo establecido por la reinheitsgebot - la ley alemana de pureza de la cerveza - los únicos ingredientes que pueden utilizarse en la fabricación de la cerveza son el agua, la cebada y el lúpulo. De especial interés para nosotros es el lúpulo, que se usa para añadir sabor y estabilidad a la cerveza. Sin embargo, lo que puede que te sorprenda, es que el lúpulo es un miembro de la familia de las plantas del cannabis - las cannabaceae.

Comprar un kit cerveza artesanal

La conexión cannabis-lúpulo

Aunque el lúpulo comparte la misma familia botánica de la marihuana, el lúpulo no contienen los mismos compuestos psicoactivos del cannabis. Además, el lúpulo no es el ingrediente de la cerveza que causa la intoxicación, si no el alcohol creado por el proceso de fermentación. El lúpulo contribuye con su acidez y aceites que afectan al sabor y al aroma de la cerveza; las cervezas con más lúpulo se caracterizan por su sabor bastante amargo. El lúpulo también actúa para impedir el crecimiento de ciertos tipos de bacterias, lo que hace que sea un ingrediente importante para la estabilidad de la bebida.

Pero, lo que es más importante, el lúpulo tiene ciertos efectos psicoactivos propios. Aunque de naturaleza leve, el lúpulo contribuye a los efectos relajantes y sedantes de la cerveza. De hecho, el lúpulo se ha utilizado como remedio natural por estos efectos durante mucho tiempo. La planta se ha utilizado para tratar trastornos del sueño, síntomas de la ansiedad, problemas menstruales y una gran variedad de trastornos relacionados con el sistema nervioso.

Hay dos cosas que vienen a la mente cuando se habla de la relación cannabis-lúpulo. Lo primero, ¿se puede cruzar el lúpulo con el cannabis para obtener un híbrido de lúpulo con THC? Lamentablemente no, se ha intentado muchas veces y no ha funcionado. Pero otra idea obvia es simplemente infundir la cerveza con cannabis - y sí, esto es posible, y se ha hecho con éxito.

Cómo hacer cerveza de cannabis

la cerveza de cannabis es algo que se viene haciendo durante mucho tiempo por partes de ciertos cerveceros caseros secretos. Sin embargo, encontrar una buena receta puede ser frustrante, ya que los expertos cerveceros se niegan a compartirlas, y los foros de cannabis son un poco imprecisos en sus instrucciones. Por ello, puede ser bastante difícil encontrar una.

Afortunadamente, con la nueva reforma y la legalización del uso recreativo en los Estados Unidos de Washington y Colorado, la cerveza de cannabis está experimentando un renacimiento. Ahora es posible encontrar unas instrucciones mucho más precisas y útiles online, y algunas cervecerías de Colorado ya están produciéndola comercialmente. Un buen ejemplo de esto es la Redhook Ale Brewery, que está distribuyendo su nueva cerveza "Joint Effort Hemp Ale" en el estado de Washington. Haciendo esto están a salvo de la intervención federal, ya que el gobierno federal sólo puede intervenir en el comercio interestatal. Hasta la palanca del tirador de cerveza de los bares permite a los clientes saber de qué está hecha la cerveza - ¡es un bong!

Así que, ¿te apetece intentar añadir marihuana a tu cerveza casera? Lo siguiente te dará una idea de cómo hacerlo correctamente, pero se asume que estás familiarizado con el proceso de la elaboración de la cerveza. Y no te olvides de experimentar - es solo una pequeña orientación.

Antes de usarse en cualquier bebida, el cannabis debe estar correctamente secado. Después, remoja la materia vegetal en agua fría durante unas cuantas horas. Esto ayuda a eliminar el exceso de clorofila que se asocia con el fuerte sabor que a veces tiene la marihuana mal secada/curada. También vale la pena señalar que, si bien usar un buen brote en una bebida puede ser beneficioso, para muchos es un desperdicio. Se pueden usar los recortes, las hojas y los tallos, ya que también contienen cannabinoides - no es necesario utilizar la hierba de mejor calidad para esto.

Básicamente, para añadir marihuana a una cerveza casera, hay que ponerla a la vez que el lúpulo, y dejarla tanto tiempo como a éste. Los cannabinoides son solubles en alcohol/grasa y se disolverán en la mezcla mientras fermenta. Lo mejor es hacerlo con un filtro de nylon, que actúa como una "bolsa de té", de la misma forma que se suele hacer con el lúpulo. Estos filtros se pueden obtener en la mayoría de tiendas de cervecería.

En términos de cantidad de marihuana, algunos usan aproximadamente 30 gramos por cada 5 litros de cerveza. La potencia de la cerveza dependerá en gran medida de la potencia de la marihuana. Lo mejor es usar esto como punto de partida e ir adaptando la cantidad utilizada en futuras preparaciones hasta encontrar el punto justo - esto no debería ser un problema para los cerveceros más experimentados, ya que el proceso de elaboración de cerveza a menudo cambia y evoluciona de cerveza a cerveza.

Cerveza casera