Guía Definitiva Para El Cultivo De Cannabis En Guerrilla

Para algunos cultivadores que viven en países donde la prohibición sigue vigente, el cultivo de guerrilla podría ser la única solución. En esta guía encontrarás todo lo que hay que saber para montar, cuidar y terminar tu propio cultivo de guerrilla.

Cultivo De Guerrilla De Plantas De Cannabis

No todo el mundo puede cultivar marihuana en la comodidad de su propio hogar o jardín. Puede que no tengas suficiente espacio, o que tu casero, compañeros de piso, etc. no compartan tu afición por la hierba. Pero eso no es motivo para tirar la toalla. Aquí te contamos cómo conseguir un buen cannabis con el cultivo de guerrilla

¿qué Es El Cultivo De Guerrilla?

¿Qué Es El Cultivo De Guerrilla?

En pocas palabras, el cultivo de guerrilla consiste en cultivar marihuana en exterior de forma secreta. La ubicación suele ser un lugar "silvestre" y discreto, para que nadie descubra tus plantas. Esto significa lejos de parques y caminos públicos. Un claro en el bosque, por ejemplo, sería un sitio estupendo.

El cultivo de guerrilla se suele asociar con el cannabis, pero también puedes usar esta técnica para plantar verduras y flores. Al fin y al cabo, no todos tenemos jardín, o quizás quieras intentarlo simplemente por curiosidad.

Ventajas E Inconvenientes De Los Cultivos De Guerrilla

Ventajas E Inconvenientes De Los Cultivos De Guerrilla

El cultivo de guerrilla tiene unas ventajas claras; la primera y más importante es que hay menos probabilidades de que te descubran. Aparte del hecho de que tus plantas de marihuana están escondidas en el bosque, el riesgo de que ser descubierto es mucho menor. No tendrás que preocuparte por la policía ni por los vecinos que se quejan del olor o la presencia del cannabis.

Por otro lado, cuidar de tus plantas es más difícil cuando no están cerca. Además, cultivar en la naturaleza también plantea riesgos. Imagina lo que le puede suceder a tu cultivo con todos los animales e insectos que hay en el bosque, o cuando llega el mal tiempo... Se recomienda evitar zonas con muchas madrigueras de conejos, o tomar medidas contra estos animales. La solución más eficaz es rodear tus plantas con una malla de alambre.

¿dónde Debo Montar Mi Cultivo De Guerrilla?

¿Dónde Debo Montar Mi Cultivo De Guerrilla?

Nunca irías a un parque de tu ciudad en mitad de la noche para hacer agujeros y poner tus semillas en ellos, ya que lo más probable es que no salga bien...

Tendrás elegir una ubicación mejor. Hay varias formas de hacerlo, y muchos factores a tener en cuenta.

Como los siguientes:

  • En El Suelo O En Lo Alto

La primera opción, y seguramente la más común, es empezar el cultivo de guerrilla en el suelo. Para evitar que alguien encuentre tus plantas y las robe o destruya, no las siembres cerca de caminos o carreteras. Estos lugares pueden ser descubiertos por los transeúntes, ya que el olor de la plantación es perceptible hasta desde 10 metros de distancia, dependiendo de la dirección del viento.

También puedes plantar tu hierba entre arbustos y otras plantas de aroma fuerte para aprovechar su camuflaje y protección natural. Los bosques, los campos y las tierras agrícolas abandonadas son sitios ideales. También puedes elegir entre cultivar directamente en el suelo o en macetas de tela, para poder mover tus plantas en caso necesario.

Plantar en el suelo siempre conlleva el riesgo de ser descubierto. Busca un buen lugar en lo alto, donde otras personas no puedan acceder con facilidad, como en la azotea de un edificio abandonado o en la parte superior de un árbol. Utiliza tu imaginación; estamos seguros de que se te ocurrirá algo genial.

Light bulb cultiva varias plantas en lugares distintos; si alguien descubre una plantación, el resto seguirá estando seguro.

  • Cerca De Una Fuente De Agua

Un lugar escondido cerca de una fuente de agua, como un río, lago o estanque, es ideal para cultivar marihuana. De esta forma, no despertarás sospechas yendo y viniendo con cubos llenos de agua. Además, es posible que no tengas que regar tus plantas, ya que podrán absorber el agua que está presente en la tierra. En un lugar cercano a una fuente de agua corriente también hay menos riesgo de que se produzcan heladas.

  • Entre Otros Cultivos

Sembrar tu hierba entre otros cultivos de gran volumen, como un maizal, es una forma excelente de ocultarla. Si vas a cultivar en el límite de un bosque o en un campo de maíz, asegúrate de elegir el lado soleado. Comprueba la posición del sol en el cielo al mediodía, por dónde sale y por dónde se mete. Cuanta más luz del sol reciban tus plantas, más abundante será la cosecha.

Light bulb utiliza variedades autoflorecientes que estén listas antes de que se cosechen los campos.

Cuándo Empezar Con El Cultivo De Guerrilla

Cuándo Empezar Con El Cultivo De Guerrilla

La elección del momento es importante; si siembras demasiado pronto, tu marihuana podría acabar siendo víctima del frío y las heladas. Si plantas demasiado tarde, podría desarrollar moho debido a las lluvias del otoño.

Si vas a cultivar cannabis fotoperiódico, elegir el momento adecuado es especialmente crucial. Tendrás que asegurarte de que tus plantas tengan una fase vegetativa decente, así como tiempo suficiente para madurar bien sus cogollos antes de la cosecha. Dado que las variedades fotodependientes florecen en función de las horas de luz disponibles, tendrás que intentar que estén listas cuando llegue el momento.

La mejor época para cultivar al aire libre dependerá del clima local. Obviamente, una persona que viva en una zona fría, como el Reino Unido o los Países Bajos, tendrá un margen de tiempo menor que otra que resida en, por ejemplo, el sur de España o Italia.

Artículo relacionado

Calendario De Cultivo Para El Norte Y El Sur De Europa

Cómo Preparar Un Cultivo De Guerrilla

Cómo Preparar Un Cultivo De Guerrilla

Ya has encontrado el lugar adecuado y estás deseando sembrar tus semillas. Pero no te precipites, no queremos que hagas las cosas a medias y que te lleves una decepción cuando llegue el momento de cosechar. Si quieres que tu cultivo de guerrilla salga bien, deberás prepararte.

1. Elgie La Variedad Adecuada

No querrás cultivar plantas gigantescas que llamen la atención. Elige variedades compactas y planta varias. Las autoflorecientes son ideales para el cultivo de guerrilla. No solo son pequeñas y discretas, también son rápidas y robustas.

Artículo relacionado

Las Mejores Variedades De Marihuana Para El Cultivo De Guerrilla

2. Medidas Para Proteger Tus Plantas

A las plantas de marihuana les pueden pasar muchas cosas negativas ahí fuera. Como ser víctimas de ladrones o animales a los que les gusta el cannabis, como ciervos, conejos, hormigas, ácaros o babosas. Crea una barrera antibabosas y toma otras medidas preventivas, como usar orina de depredadores o aceite de nim para mantener las plagas a raya. Monta jaulas protectoras para tus plantas con malla de alambre y estacas de madera. Esto último también les ayuda a resistir el viento y la lluvia.

3. Prepara Tus Plantas

El viento y el clima, las temperaturas bajas y altas, y las plagas hacen que la vida de una planta de cannabis sea todo un reto. Lamentablemente, los plantones son especialmente vulnerables en entornos de exterior sin controlar.

Lo mejor es germinar las semillas en casa. Espera a que se conviertan en plantas pequeñas y saludables de hasta 30cm antes de trasladarlas al exterior. Pero no las lances a la naturaleza de repente. Tendrán que adaptarse lentamente al nuevo entorno. Esto se puede hacer si tienes jardín; haz que reciban dos o tres horas de sol al día durante una semana o así.

4. Prepara El Terreno

La preparación de las plantas es una cara de la moneda, pero preparar el suelo es igual de importante. Si has encontrado un lugar apartado pero dudas de la calidad del suelo, puedes enriquecerlo añadiendo tierra para macetas o fibra de coco, además de aditivos orgánicos. Añade un poco de perlita o vermiculita para obtener un suelo más ligero que retenga la humedad en épocas secas. Para poder tener una marihuana decente, deberás usar una buena mezcla de suelo, a no ser que el del lugar elegido sea muy arcilloso, oscuro y de aspecto rico.

5. Libera A Tus Pequeños Monstruos

Cuando las plantas se acostumbren a estar al aire libre y las heladas ya no sean una amenaza, es hora de dar rienda suelta a tus pequeños monstruos verdes. Puedes cortar el fondo de la maceta y sustituirlo por un trozo de cartón (acuérdate de pegarlo con cinta adhesiva para que todo quede en su sitio). Lleva las macetas a tu jardín secreto y retira el cartón antes de colocarlas en el suelo. Si quieres actuar de forma aún más ecológica, usa macetas de pulpa, que son biodegradables.

Mantenimiento De Los Cultivos De Guerrilla

Mantenimiento De Los Cultivos De Guerrilla

En un mundo perfecto se sembrarían las semillas y, tras unas semanas, el cultivador volvería para cosechar. ¡Ojalá fuera tan fácil! Deberás comprobar tus plantas a menudo. Aparte de regarlas, tendrás que inspeccionarlas para asegurarte de que no haya infestaciones, que tengan suficientes nutrientes, etc.

Si sueles ir a tu lugar secreto con una bolsa llena de herramientas, la gente podría preguntarse qué estás tramando. Y eso no es bueno. Seamos más creativos. Lleva contigo una cámara, unos binoculares, una caña de pescar, o a tu perro con correa. De esta forma, si alguien empieza a hacer preguntas, tendrás una buena coartada: observación de aves, pesca, sacar al perro, etc.

Cuando visites tus plantas, hazlo andando, para que la gente que pase cerca no vea un coche o bici aparcados. También puede ser buena idea llevar ropa oscura e ir solo al anochecer. Otro buen momento sería en horario de oficina, cuando la mayoría de la gente está trabajando.

Summer  En Verano

Durante el verano, el calor y la ausencia de lluvia pueden ser un problema; cualquier período de 10 días sin lluvia supone un posible daño para tu cultivo. Visita tus plantas al menos una vez a la semana, y prepárate para llevar agua suficiente como para saturar las raíces por completo.

Asegúrate de examinar tus plantas de cerca. Busca daños en la cara inferior de las hojas y a lo largo de los tallos, y acaba con cualquier infestación de forma inmediata. Busca síntomas de carencias, en cuyo caso podrías necesitar fertilización adicional.

Autumn  En Otoño

A medida que se acerca el otoño, es aconsejable añadir algún fertilizante especial para la floración, con el fin de maximizar los rendimientos. Es el momento ideal para rociar tu cultivo con guano de murciélago alrededor de la zona de la raíz, y regar las plantas; o con cualquier fertilizante bueno que contenga fósforo y potasio, sustancias que tus señoritas necesitan para engordar sus cogollos.

Cómo Cosechar Cannabis Cultivado En Guerrilla

Cómo Cosechar Cannabis Cultivado En Guerrilla

Para terminar, cuando el verano llegue a su fin, tus señoritas guerrilleras estarán listas para la cosecha. Deberás tener unas expectativas realistas, ya que es poco probable que tus plantas produzcan cosechas máximas. Por eso, y porque siempre existe la posibilidad de que algunas plantas no sobrevivan por la razón que sea, es buena idea plantar varios ejemplares para compensar el reducido volumen de producción de cada planta.

En el día de la cosecha, se trata de recoger tus cogollos de la forma más discreta y rápida posible. No dediques mucho tiempo a podar o recortar tus flores al aire libre. Trabaja rápido y pon tu cosecha en recipientes herméticos. El resto lo podrás hacer en casa.

Medidas Para Después De La Cosecha (Opcionales)

Si el lugar elegido ha resultado ser seguro y privado, devuelve el favor a la Madre Naturaleza. Tus plantas han "sacado" mucho nitrógeno durante su ciclo de vida, por lo que si quieres usar el mismo sitio el próximo año, plantéate la posibilidad de sembrar un cultivo de otoño o césped en ese espacio, para mejorar las condiciones del suelo. El trébol de Alejandría y la veza hirsuta se desarrollan muy bien durante el invierno y además enriquecen el suelo de forma natural.

Consejos Para El Cultivo De Guerrilla

Aquí tienes unos consejos para ayudarte a ocultar tus plantas de cannabis cuando cultives en guerrilla:

  • Ojos Que No Ven, Corazón Que No Siente: La regla más importante para el éxito de un cultivo de guerrilla es mantener la operación lo más secreta posible. Elige un lugar alejado de cualquier camino y evita las zonas por las que podría pasar alguien. Utiliza variedades autoflorecientes por su baja estatura y rápido ciclo de vida.
  • Camufla Tus Plantas Con Cultivos Asociados: Considera la posibilidad de camuflar tus plantas de marihuana entre otras especies de apariencia similar. Algunas plantas como la lavanda y la menta pueden ocultar las de marihuana tanto con su aspecto como con su aroma. Y también actúan como repelentes naturales de plagas.

Artículo relacionado

Plantas Asociadas Para Estimular Y Proteger Tu Cultivo De Cannabis
  • Entre Otras Plantas: Oculta tus plantas de cannabis entre otras especies que crezcan cerca. También puedes cultivarlas bajo el dosel de un árbol o entre una maraña de arbustos. Pero recuerda que la marihuana necesita luz solar directa, así que no las tapes del todo. Algunas plantas estupendas para cultivar con el cannabis son el bambú, las tomateras, el zumaque de Virginia y el maíz.
  • No Lo Cuentes: La regla nº1 del cultivo de cannabis es: no lo cuentes. Es difícil no compartir tu entusiasmo con los demás, pero no se lo cuentes a nadie, ni siquiera a tu hermana ni a tu mejor amigo. Lo cierto es que, con cada persona que lo sepa, el riesgo de ser descubierto aumenta de manera significativa. Así que mantén la boca cerrada y cultiva con seguridad.