¿qué Son Las Semillas De Marihuana Autoflorecientes?

Aunque hace poco que se han ganado la atención del público, las semillas de marihuana autoflorecientes se han vuelto extremadamente populares. Sigue leyendo para aprender todo sobre las semillas de cannabis autoflorecientes.

SEMILLAS DE MARIHUANA AUTOFLORECIENTES

Hoy en día, prácticamente todos los bancos de semillas de marihuana ofrecen semillas autoflorecientes, junto a sus equivalentes fotoperiódicas. Pero no son una novedad; hay docenas de variedades apreciadas por los cultivadores caseros en todo el mundo. Pero ¿qué son realmente las semillas de cannabis autoflorecientes? ¿En qué se diferencian de los otros tipos de semillas de marihuana? ¿Por qué se han vuelto tan populares? ¡Echemos un vistazo!

Artículo relacionado

Buscador De Semillas De Marihuana: Elige Las Mejores Semillas

¿qué Es La Marihuana Autofloreciente?

¿Qué Es La Marihuana Autofloreciente?

Las variedades de marihuana autoflorecientes (también llamadas automáticas o autos) se distinguen por su capacidad de florecer independientemente del ciclo de luz. En otras palabras, su floración no depende del cambio natural de las estaciones, sino que las plantas florecen en función de su edad. Esto las distingue de las variedades de cannabis fotoperiódicas, que requieren un cambio en el ciclo de luz, pasando a un ciclo 12/12 (12h de luz y 12h de oscuridad), para empezar a producir flores. Esto es muy práctico para los cultivadores, ya que pueden mantener sus autos en un ciclo de luz constante hasta el día de la cosecha.

Otra característica única de las autoflorecientes es su tamaño compacto. Dado que no suelen superar alturas de 50-100cm, son ideales para cultivar en interior en espacios pequeños. Además, las autos crecen rápidamente y a menudo están listas para cosechar tan solo 70 días después de la siembra.

Historia Del Cannabis Autofloreciente

Historia Del Cannabis Autofloreciente

Si te estás preguntando a quién dar las gracias por esta maravilla, ¡la respuesta es el Cannabis ruderalis! Esta es una (sub)especie silvestre de cannabis, que normalmente se encuentra en Siberia y otras regiones similares del mundo. Mientras que la marihuana índica y sativa es bien conocida, este tercer miembro de la banda es más desconocido, debido a su tamaño compacto y sus menores cosechas. Pero lo que sí ofrece es una genética que le permite crecer rápidamente y de forma independiente del ciclo de luz. Incluso en las regiones cercanas al Ártico, donde a veces no llega a ponerse el sol, el Cannabis ruderalis puede prosperar.

Los cultivadores, deseando todos estos rasgos en sus cepas fotoperiódicas, empezaron a experimentar con la genética ruderalis a principios de la década de 1970. Para su alegría, descubrieron que las cepas convencionales cruzadas con las ruderalis podían mantener la mayor parte de su THC y productividad, a la vez que adquirían propiedades autoflorecientes y crecían más rápido que nunca.

Aunque ha sido un largo y arduo camino hasta conseguir la fórmula genética correcta, hoy en día las autoflorecientes modernas pueden rivalizar fácilmente con las cepas fotoperiódicas. En algunos casos, incluso las superan en cuanto a potencia y sabor. Además, brotan de la tierra a la velocidad del rayo, permitiendo realizar varias cosechas por año. Por tanto, no es de extrañar que las semillas autoflorecientes se hayan vuelto muy populares en los cuartos de cultivo de todo el mundo.

¿cómo Se Producen Las Semillas De Cannabis Autoflorecientes?

¿Cómo Se Producen Las Semillas De Cannabis Autoflorecientes?

Teniendo todo esto en cuenta, quizá te estés preguntando cómo puedes conseguir tus propias semillas autoflorecientes. Hay dos opciones entre las que elegir.

Método 1: Cría A Partir De Cannabis Autofloreciente

Las semillas auto pueden obtenerse a partir de cualquier variedad de cannabis autofloreciente (con abundante genética ruderalis). Para ello, es importante utilizar semillas regulares (no feminizadas), ya que así se garantiza una proporción similar de plantas de cannabis macho y hembra. ¿Por qué necesitas ese equilibrio entre machos y hembras? Bueno, a diferencia de un cultivo de marihuana "normal", donde solo quieres cosechar los cogollos, aquí necesitas los machos para polinizar las plantas hembra, de modo que produzcan nuevas semillas autoflorecientes. Cultívalas las unas junto a las otras, y conseguirás un montón de semillas en el momento de la cosecha.

Método 2: Cruzar Cepas Fotoperiódicas Con Ruderalis

Crear tu propia cepa requerirá un poco más de paciencia y esfuerzo, ¡pero es un trabajo muy gratificante! Desarrollar versiones autoflorecientes de cepas fotoperiódicas, mediante cruces entre estas plantas, es el camino a seguir. La primera descendencia de dicho cruce probablemente no resultará en una autofloreciente. Pero, a medida que avancen las generaciones, empezarán a tener el gen autofloreciente, que luego transmitirán a la siguiente generación. Dado que hay un 50% de probabilidades de que el gen se transmita, y que tanto el macho como la hembra necesitan el gen, la siguiente generación tendrá un 25% de probabilidades de ser autofloreciente.

Artículo relacionado

Cómo Crear Tu Propia Variedad De Cannabis

Perfeccionando Tu Variedad De Cannabis: Cría Selectiva Y Retrocruces

Si realmente quieres conseguir semillas especializadas, te sugerimos probar la cría selectiva intencionada. Esto consiste en seleccionar únicamente los mejores ejemplares para la cría, en base a criterios como el sabor, la potencia y la productividad. Separa las plantas elegidas del resto y polinízalas en un ambiente controlado, como un armario/cuarto de cultivo. Puede ser necesario cruzarlas durante varias generaciones hasta lograr buenos resultados, pero es una forma segura de obtener una variedad preciosa.

En este contexto, el retrocruce consiste en cruzar los mejores ejemplares resultantes de los cruces hechos anteriormente, y después cruzarlos con tu cepa fotoperiódica original. En cada nueva generación, la descendencia mostrará una mayor cantidad de los rasgos deseados. Realiza estos retrocruces hasta la tercera generación, que normalmente dará lugar a un 100% de plantas autoflorecientes.

Pros Y Contras De Las Semillas Autoflorecientes

Pros Y Contras De Las Semillas Autoflorecientes

Las variedades autoflorecientes, como cualquier otra, tienen sus pros y sus contras. Sus ventajas dependerán de varios factores, como tu entorno de cultivo, tus preferencias y tus expectativas personales. Veamos los pros y los contras de las semillas de cannabis autoflorecientes:

Pros:

  • Adecuadas para cultivar en condiciones poco ideales. Muchas cepas son resistentes al frío y a las fluctuaciones de temperatura. A menudo son resistentes al moho, por lo que son excelentes para cultivar en exterior en regiones más frías y húmedas.

  • Sus plazos de floración y cultivo son muy fiables. Las autos crecen durante 3-4 semanas, antes de empezar a florecer automáticamente. Esto facilita la planificación de los cultivos, ya que sabrás cuándo plantar y cosechar.

  • Su ciclo de vida es más corto que el de las plantas fotoperiódicas, por lo que podrás cosechar antes. Además, con las autos puedes conseguir varias cosechas en una sola temporada de cultivo, si las siembras con varias semanas de diferencia.

  • Las plantas pequeñas caben en espacios reducidos (armarios de cultivo pequeños, balcones, terrazas, etc.) y son perfectas para los microcultivos. También son ideales para cultivar en exterior con discreción.

  • No necesitan tanto fertilizante como las grandes plantas fotoperiódicas feminizadas, así que te ahorrarás un poco de dinero.

  • No requieren cambios en el ciclo de luz, por lo que son ideales para los cultivadores principiantes.

Artículo relacionado

Cómo Cultivar Marihuana En Tu Armario

Contras:

  • Las cosechas suelen ser más pequeñas en comparación a las variedades fotoperiódicas.

  • Normalmente, las autoflorecientes tienen menor contenido de THC que las cepas fotoperiódicas.

  • Con las autos es más difícil aplicar técnicas de entrenamiento, ya que esto solo puede hacerse durante un plazo de 2 semanas. Como resultado, estas plantas no son adecuadas para el entrenamiento de alto estrés (poda, FIM, topping, etc.). Sin embargo, puedes aplicar algunos entrenamientos de bajo estrés; pero hazlo con sumo cuidado.

  • Las autoflorecientes no se pueden reproducir por esquejes.

  • Los autos necesitan más horas de luz para producir resultados óptimos, lo que puede aumentar tu factura eléctrica.

Cosas A Considerar Al Cultivar Marihuana Con Semillas Autoflorecientes

Cosas A Considerar Al Cultivar Marihuana Con Semillas Autoflorecientes

Debido a sus características distintivas, las autoflorecientes tienen necesidades de cultivo diferentes a las plantas fotoperiódicas. Aquí tienes algunos consejos para darles la mejor oportunidad posible:

  • Elige una variedad con una fase vegetativa y de floración que coincida con el plazo de tiempo que quieras para tu cultivo. Al fin y al cabo, las autos florecen automáticamente y no puedes controlar el tiempo que permanecen en fase vegetativa. En otras palabras, una vez hayas sembrado la semilla, la variedad estará lista para cosechar exactamente cuando se supone que debe estarlo (normalmente en 70 días, más o menos). Ten esto en cuenta al planificar tu cultivo.

  • ¡Fertilízalas con moderación! Las autoflorecientes necesitan muchos menos nutrientes que las grandes cepas fotoperiódicas. Por tanto, no debes seguir exactamente las dosis habituales del fertilizante. Aplícales tal vez el 50%, o incluso el 25%, de la dosis recomendada.

  • No trasplantes tus autoflorecientes. El trasplante estresa a las plantas, pudiendo retrasar o detener su desarrollo. Las autos no tienen tiempo para recuperarse del estrés, así que siémbralas directamente en su maceta final. Recomendamos cultivarlas en macetas de tela, como la maceta de Geotextil de 11 litros de Zamnesia. Estos tiestos mantienen las raíces sanas para asegurar un crecimiento óptimo, y hacen que sea prácticamente imposible regarlas en exceso.

  • Asegúrate de que tu espacio de cultivo sea suficiente para la altura final de tus plantas, ya que no podrás entrenar las ramas. Revisa las descripciones de las variedades, para conocer su posible tamaño final.

  • Aunque puedes cultivar tus autos bajo casi cualquier ciclo de luz, y algunos cultivadores mantienen las luces encendidas las 24h, lo más habitual es usar un ciclo de luz 20/4 (20 horas encendidas, 4 horas apagadas). Esto te permitirá conseguir cosechas óptimas, y esas cuatro horas de descanso reducirán tu factura eléctrica.

Aumenta Tu Cosecha De Marihuana Autofloreciente

Aumenta Tu Cosecha De Marihuana Autofloreciente

¿Las cosechas de tus autos no son tan grandes como esperabas? Aquí tienes algunos consejos que pueden ayudarte a fomentar la producción de cogollos:

  • ¡No fertilices excesivamente las plantas! Contrariamente a lo que se podría pensar, más fertilizante no significa cogollos más grandes o mayores cosechas. Las autos tienen las raíces más pequeñas, por lo que pueden sobrecargarse fácilmente ante el exceso de abono. Si te pasas con el fertilizante, tus plantas sufrirán e incluso pueden enfermar.

  • Mantén unos niveles óptimos de pH y nutrientes. Si cultivas en tierra, procura que el pH de la mezcla de agua/fertilizante tenga un valor entre 6,0-7,0. Ajústalo según sea necesario.

  • Asegúrate de que las plantas reciban entre 19 y 20 horas de luz al día. Reduce la distancia entre las plantas y la lámpara de cultivo para aumentar la intensidad de la luz. También podrías considerar usar una luz más potente en la zona de cultivo.

  • ¡Evita estresar a tus plantas autoflorecientes! No las trasplantes, ni las entrenes, ni las podes. Si realmente es necesario entrenarlas, utiliza únicamente métodos suaves y no dañinos como el LST (entrenamiento de bajo estrés).

  • Utiliza un sustrato aireado. Las autoflorecientes quieren un medio de cultivo aún más ligero y aireado que las plantas fotoperiódicas feminizadas. Si el medio de cultivo es demasiado compacto, las raíces no podrán crecer bien. Además, si el sustrato no drena adecuadamente, la humedad estancada resultante puede provocar todo tipo de problemas. Si es necesario, mejora tu sustrato añadiendo un poco de perlita (10-15%), para unas condiciones óptimas.

  • Cultiva con el método SOG (Sea Of Green) para aprovechar al máximo tu espacio de cultivo. Gracias a su tamaño compacto, las autoflorecientes son ideales para el método SOG. Este consiste en colocar muchas plantas pequeñas en un espacio de cultivo determinado, para obtener cosechas máximas. Utiliza macetas cuadradas para maximizar el espacio disponible en tu armario/cuarto de cultivo. Este método compensa la menor productividad de cada planta.