Top 5 de Remedios para la Resaca que Funcionan

Publicaciones :
Categorías : Blog

Top 5 de Remedios para la Resaca que Funcionan

A todos nos ha pasado – tener resaca y buscar desesperadamente un remedio. Así es como te puedes volver a sentir bien en un santiamén.

Algunas personas creen que la mejor forma de curar una resaca es simplemente sobrellevarla. Otros se decantan por recursos como comer huevos y bacon, tomar aspirina o ibuprofeno, beber un Bloody Mary, tomar un café solo, comer encurtidos, y la lista sigue. Lo cierto es que la mayoría de las curas para la resaca no funcionan, o no funcionan bien, y puede que hasta empeoren los síntomas de una resaca.

El consumo exagerado de alcohol acaba con las vitaminas y minerales del cuerpo, lo que a su vez hace que éste necesite esas vitaminas y minerales perdidos, a la mañana siguiente. Lo ideal es que una cura para la resaca reponga estos nutrientes de manera eficaz. A continuación, se enumeran cinco curas para la resaca que realmente funcionan para todo el mundo:

1. Mantente Hidratado

Una de las principales causas de dolor de cabeza típico de la resaca es la deshidratación, por lo que lo mejor para curar un dolor de cabeza tras una noche bebiendo es tomar montones de agua o zumos recién exprimidos de mango, papaya, piña o naranja. La pérdida de líquidos también te privará de electrolitos esenciales como el calcio, el potasio, el sodio, el magnesio y el cromo. Por lo tanto, también es buena idea restablecer los niveles de electrolitos. Los zumos de frutas ofrecen la ventaja adicional de suministrarte una buena cantidad de electrolitos.

2. Eleva tu nivel de azúcar en sangre

El consumo excesivo de alcohol puede provocar una caída súbita de los niveles de azúcar en la sangre (hipoglucemia) a la mañana siguiente, por lo que es muy importante elevar estos niveles de forma lenta y estable, tomando hidratos de carbono complejos (quinua, muesli, amaranto, arroz integral, pan de centeno) en lugar de hidratos de carbono simples como las patatas, los donuts y la pasta blanca. Come verduras que contengan carbohidratos complejos, como judías, espinacas, brócoli y zanahorias, y frutas como pomelos, fresas, manzanas, peras y, sobre todo, plátanos, que restauran los niveles de potasio de forma rápida.

Sin embargo, no se recomienda tomar bebidas y refrescos dulces y/o con cafeína. Aunque las bebidas cargadas de azúcar pueden aumentar rápidamente los niveles de glucosa del cuerpo, es sólo una solución temporal, ya que los niveles de insulina se agotarán un poco más tarde, y te sentirás incluso peor que antes. Al beber cafeína se dilatan los vasos sanguíneos y se siente un alivio del dolor de cabeza, pero supone otro problema: La cafeína es un diurético, lo que significa te deshidratará y perderás los electrolitos de nuevo.

3. Elimina el Acetaldehído con Suplementos de Aminoácidos

Otra causa de la resaca es un subproducto tóxico que se crea cuando al metabolizarse el alcohol en el hígado - el acetaldehído. El acetaldehído es el responsable de la intoxicación del torrente sanguíneo. Hay un par de cosas que pueden absorber y eliminar el exceso de acetaldehído del cuerpo, como comer huevos, ya que contienen altas cantidades de un aminoácido llamado cisteína. Pero la mejor forma de eliminar el acetaldehído del sistema es tomar N-acetilcisteína (NAC) en forma de suplemento. NAC se vende en cualquier farmacia o supermercado, dependiendo de donde vivas. El hígado convierte la NAC en glutatión, uno de los antioxidantes más fuertes del cuerpo. NAC resulta aún más fuerte si se combina con vitamina B1 (tiamina). Basándonos en un estudio experimental realizado en ratones de laboratorio por parte de los investigadores Sprince, Parker, Smith y González (1974), parece que la cisteína (de los huevos) y la vitamina B son muy eficaces para empaparse de la toxina acetaldehído del cuerpo. Para aprovecharla al máximo, comienza a tomar NAC y vitamina B1 unas cuantas horas antes de emborracharte.

4. Tratamiento de las Náuseas a Base de Hierbas

El cannabis ya se está recetando a pacientes de diversas enfermedades para controlar las náuseas. Puede que hasta tú mismo hayas experimentado los efectos reductores de náuseas del cannabis. Cuando se trata de una resaca que afecta al estómago, se dice que una buena calada arregla un poco las cosas. Sin embargo, colocarse con una fuerte resaca no es nada divertido, por lo que habrá que tener en cuenta la dosis.

Para los que prefieran un acercamiento menos psicoactivo a las náuseas, el té de jengibre servirá. El jengibre contiene varias sustancias químicas que alivian las náuseas y que se llaman fenoles, gingeroles y shogaoles. Si tienes náuseas leves, pela y raya un trozo de unos 6cm de raíz fresca de jengibre y haz un té durante unos 15 minutos, podrás reducir tus náuseas saboreando una taza de té de jengibre. Para unas náuseas más persistentes o severas, pon de media a una cucharadita de jengibre en polvo en un vaso de agua y bebe una vez cada 15 minutos, hasta que tu estómago se asiente. Si no tienes tiempo para hacer el té de jengibre, un caramelo de jengibre también puede ser útil. Como alternativa al té de jengibre, las náuseas también se pueden aliviar con un té de menta y bebiendo líquidos que contengan electrolitos.

Aunque lo siguiente no es exactamente una cura, vale la pena mencionarlo: Vomitar mientras se está embriagado reducirá la resaca. En lugar de hacer que tu hígado trabaje con todo el alcohol, deshacerte del exceso de alcohol en el estómago reducirá la carga del cuerpo, y por lo tanto disminuirán los efectos de la resaca.

5. Ponte en Movimiento

En lugar de esperar a que pase la resaca, mantente activo. El cuerpo está lleno de toxinas cuando se tiene una resaca, y cualquier forma de ejercicio ligero (cinta para correr, footing, mini trampolin) te ayudará a sudar y estimulará al sistema linfático para que expulse las toxinas de forma gradual. Acuérdate de beber mucha agua durante el ejercicio.


Aunque ciertos síntomas como el dolor de cabeza, las náuseas y la ansiedad son típicos de una resaca, estos varían de persona a persona, y también pueden incluir insomnio y mareos, una mayor sensibilidad a los sonidos y las luces, palpitaciones, menor concentración, una sed excesiva y unas manos temblorosas. Independientemente de los síntomas, todas las personas que tienen resaca serán mucho menos funcionales durante este período.

La duración de una resaca depende de varios factores, como la cantidad de alcohol consumido, el peso de la persona, y la tolerancia al alcohol de la misma. De hecho, una sola bebida puede ser suficiente para provocar resaca en algunas personas. La duración media de una resaca es de menos de medio día, pero algunas personas afirman padecer resacas de dos o más días, lo que se considera como el extremo de la categoría de las resacas.

Una dolor palpitante de cabeza y un estómago revuelto no es algo del agrado de nadie que padezca una resaca. Hay un millón de curas para la resaca que aseguran acabar con los efectos de ésta, como el beber más alcohol. Sin embargo, es importante tener en cuenta que beber más alcohol sólo aliviará temporalmente los síntomas de la resaca, ya que los efectos depresores del alcohol relajan tanto que parece que la resaca haya disminuido de intensidad. En realidad, beber más alcohol sólo sirve para prolongar el periodo de tiempo que el cuerpo necesita para deshacerse de las toxinas, privando al cuerpo de los líquido, electrolitos y nutrientes que aumentan aún más la miseria de una resaca. En su lugar, dedícate a beber grandes cantidades de agua y/o zumos de frutas recién exprimidos, a tomar aminoácidos en combinación con vitamina B1, y a hacer ejercicio moderado para eliminar las toxinas del cuerpo. Si decides tomar un analgésico para aliviar el dolor de cabeza, la aspirina es probablemente el más seguro. La mejor manera de curar una resaca es no beber demasiado para empezar, pero si te pasas, sigue los pasos anteriores para ayudarte a aliviar los síntomas de una manera efectiva y ponerte en marcha de nuevo.