República Checa: La marihuana medicinal todavía no accesible

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis MedicinalEl Mundo

República Checa: La marihuana medicinal todavía no accesible

Medio año después de la legalización del cannabis medicinal, los pacientes de la República Checa siguen luchando para tener acceso a la medicina.

Medio año después de la legalización del cannabis medicinal, los pacientes de la República Checa siguen luchando para tener acceso a la medicina.

La legalización de la marihuana medicinal se ha producido en muchos países en los últimos años. Sin embargo, los habitantes de la República Checa, que se suponía que estaban en la vanguardia de la legalización en Europa, aún no tienen acceso. Se ponen obstáculos en todas las etapas del proceso, los médicos lo tienen difícil para recetar lo que quieren y los comercios luchan para obtener una licencia.

Ha sido en este mes de noviembre cuando el Ministerio de la Salud anunció que había emitido su primera licencia comercial para la importación y venta de cannabis medicinal a la empresa Elkoplast Slusovice s.r.o. - que dijo que sólo importarían 3 kilogramos para empezar. Esto demuestra que el actual sistema en la República Checa no funciona. A pesar de la masiva demanda, nadie parece estar dispuesto a importarlo, obstaculizando a aquellos que lo necesitan.

Obstáculos puestos por el Ministerio de la Salud

El Dr. Tomás Zabransky, asesor del gobierno de la República Checa, las Naciones Unidas y la Unión Europea sobre la política de drogas, ha sido uno de los que más ha hablado de la ineficacia del sistema actual. Ha dicho: "El sistema no funciona en absoluto. Aparte de este proveedor, no hay demanda a causa de los obstáculos administrativos del Ministerio de la Salud". No sólo esto, sino que también describe cómo la ley del cannabis medicinal requiere que la prescripción sea electrónica, un sistema que no aún se ha implantado en muchos consultorios médicos ni farmacias porque es muy costoso. Lo que esto significa es que, aun cuando los médicos quieran prescribir cannabis, no pueden hacerlo.

Parece ser que pese a que el gobierno ha votado a favor de la legalización, el Ministerio de la Salud, que se oponía en gran medida e ésta, está colocando tantas barreras como le es posible entre el paciente y la medicina. Además de esto, se ha decidido que no debe haber subvenciones gubernamentales para el cannabis - lo que significa que los precios serán altos. Esto es un problema para muchos pacientes, ya que a menudo están en el paro como consecuencia de su enfermedad, lo que significa que es otro obstáculo.

Hasta que el cannabis esté disponible y tenga un precio razonable, a muchos pacientes no les queda otra opción que seguir comprando de mercados no regulados - que es exactamente lo que el gobierno estaba tratando de combatir en primer lugar.

El camino hacia la legalización y el acceso del cannabis es rocoso. A este ritmo, la República Checa verá cómo se suministra cannabis a sus farmacias para finales de diciembre, pero que el sistema esté listo para su distribución legal, es cuestionable.