Reino Unido: Los Arrestos Relacionados con el Cannabis Disminuyen en un 46% Desde 2010

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisEuropaLeyes Antidrogas

Reino Unido: Los Arrestos Relacionados con el Cannabis Disminuyen en un 46% Desde 2010

La sociedad no se beneficia de la persecución y criminalización de consumidores de cannabis no violentos. Siempre es bueno comprobar que los arrestos disminuyen en lo que respecta al cannabis.

Tradicionalmente, el cannabis y el Reino Unido no se llevan muy bien, o, al menos, no en lo que respecta al gobierno. Sin embargo, las cosas parecen estar cambiando, de forma lenta pero segura. Según las últimas estadísticas, los arrestos por posesión de cannabis en Inglaterra y Gales han disminuido en un 46% desde el 2010, a pesar de que el nivel de consumo sigue siendo el mismo.

Para ser más exactos, las amonestaciones se han reducido en un 48%, y el número de personas acusadas de delitos relacionados con el cannabis ha disminuido en un 33%. Los datos han sido divulgados por la policía bajo la Ley de Libertad de Información.

UN ENFOQUE MÁS PROGRESISTA

¿Por qué? No es que los consumidores de cannabis se hayan vuelto más ingeniosos y esquiven la vigilante mirada de la ley. De hecho, las detenciones por tenencia con intención de abastecer son las mismas, recordándonos que la ley sigue ahí. Pero parece que los jefes de la fuerzas policiales han tomado cartas en el asunto y han decidido que arrestar a consumidores no violentos es una pérdida de tiempo. En lugar de hostigar a gente por uno o dos canutos, están reencauzando sus recursos para combatir la verdadera delincuencia.

A pesar del discurso oficial del Home Office, que sostiene que todo consumo de cannabis debe ser investigado a fondo, esta tendencia de dejar en paz a los consumidores se está extendiendo rápidamente. Cada vez más efectivos están modificando sus prioridades, al darse cuenta de que dejar que la gente disfrute de un poco de hierba en la intimidad, no es su mayor preocupación.

Un buen ejemplo de ello es la policía de Durham, que fue una de las primeras en adoptar este enfoque más progresista. El año pasado decidieron no perseguir de forma activa a nadie que estuviera en posesión de una pequeña cantidad, o que cultivara en casa para uso personal. Aunque siguen teniendo una política de cero tolerancia para traficantes.

Al preguntarle sobre esta decisión, el jefe de la policía, Mike Barton, dijo: "No apruebo el consumo de drogas. Nunca lo he hecho.

Pero permite que nuestro personal se pueda dedicar a cosas más importantes".

El debate de la legalización está tomando impulso de forma rápida en este país, y cada vez hay más gente a favor de la legislación con fines tanto medicinales como recreativos. A pesar de ello, el gobierno mantiene su postura de que el cannabis es una droga peligrosa sin ningún beneficio, aunque ha otorgado licencias a ciertas compañías farmacéuticas para que produzcan medicamentos a partir de esta planta.

Es muy alentador ver cómo la policía ha tomando la iniciativa para dejar de perseguir a los consumidores y centrarse en problemas más graves. Tampoco es que estén dando carta blanca a la gente; cualquiera que fume o cultive hierba seguirá siendo arrestado si lo hacen de forma demasiado obvia, pero es un paso en la buena dirección.

 

         
  Josh  

Escrito por: Josh
Escritor, psiconauta y aficionado a la marihuana, Josh es el experto de Zamnesia. Se pasa todo el día en el campo, investigando todo lo que tenga naturaleza psicoactiva.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores