Refutación de Estudio: Relación Causa-Efecto

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCienciaOpinión

Refutación de Estudio: Relación Causa-Efecto

En lo que respecta al cannabis, la moderación es clave. Abusar del cannabis puede causar problemas más tarde en la vida - como la mayoría de las cosas. ¿Por qué?

Hace poco, un estudio averiguó que las personas que consumen cannabis de forma habitual tienen más probabilidades de acabar en una mala posición socioeconómica más adelante en la vida. Lo que viene a querer decir que los que le dan al canuto todos los días son más propensos a tener un trabajo malo, menos dinero y peor reputación al llegar a la madurez.

Es un estudio interesante, y uno de los primeros que trata de los aspectos sociales del consumo de cannabis en lugar de los de salud. Claro, que hay muchos médicos, abogados, arquitectos, periodistas, empresarios y otras "prestigiosas" personas que fuman marihuana de forma habitual, y que durante su juventud fumaron de forma empedernida. Aunque la idea es, sin duda, fascinante.

EL ESTUDIO

Publicado en la revista Clinical Psychological Science, este estudio hizo un seguimiento de la vida de unos niños hasta la edad de 38 años. Se averiguó que los que fumaban cuatro días o más a la semana durante varios años, tenían más probabilidades de acabar en una clase social más baja que sus padres, de tener un trabajo peor pagado y menos cualificaciones que los que no fumaban o no fumaban tanto. También tenían más probabilidades de tener problemas de trabajo, dinero y relaciones personales.

Hay que señalar que este estudio es bastante subjetivo, y que se basa en los relatos de los propios participantes.

PREGUNTAS QUE PLANTEA

Aunque es poco probable que estos resultados entusiasmen a los fumadores habituales, plantean un montón de preguntas. Si bien no están equivocados, no valoran el por qué - la causa subyacente. Se puede consumir cannabis y llevar una vida completamente funcional - un estilo de vida "saludable". Entonces, ¿cómo se explican estos resultados? Lo más probable es que haya otros problemas subyacentes.

Uno es el carácter ilegal del cannabis. Mientras que la investigación afirma que hasta las personas sin antecedentes también acaban sufriendo, no tiene en cuenta otros factores influenciados por la ley, como las ramificaciones sociales de los que supuestamente van contra ella. Por ejemplo, incluso en sitios donde es legal, hay muy pocas leyes que protejan al consumidor de cannabis. Es muy fácil perder tu trabajo si tu jefe se entera de que fumas hierba. También es fácil que se te nieguen ciertas solicitudes financieras, que el casero te eche de casa o que no te admita como inquilino, todo por el estigma que va asociado al cannabis. Aunque no todos los que terminan en una situación peor han pasado por esto, no hay duda de que el consumo de cannabis crea obstáculos.

Para las personas que acaban en la cárcel, o con antecedentes, es mucho peor, ya que esto hace casi imposible encontrar un trabajo decente. La persecución de delitos de drogas no violentos ha arruinado la vida de millones de personas.

También existe la posibilidad de que la culpa sea de un comportamiento supeditado a la dependencia, más que de la propia marihuana. Tal vez no sea el consumo de cannabis, sino la necesidad subyacente de un mecanismo de supervivencia lo que causa que estas personas no prosperen. El cannabis no es una sustancia adictiva de forma fisiológica; toda adicción causada por el consumo de cannabis es psicológica, y algunas personas son más propensas que otras. Depender de una sustancia hasta el punto en que comienza a definirte - cualquier sustancia - es malsano.

Por suerte, para la gran mayoría de consumidores de cannabis, no es algo que los defina. Para que una vida sea sana, necesita equilibrio. Alguien que se emborracha todos los días va a tener dificultades para conservar un trabajo, así como para mantener una relación sana con quienes le rodean. Si el cannabis se convierte en un mecanismo de supervivencia, su consumo no será bueno a largo plazo; dejar que una sustancia te defina, en lugar de disfrutar de ella, nunca es bueno. Esta investigación no está equivocada, pero ignora la posible relación causa-efecto, y simplemente encuentra una fuerte correlación entre el consumo habitual de cannabis y una vida desequilibrada.

 

         
  Josh  

Escrito por: Josh
Escritor, psiconauta y aficionado a la marihuana, Josh es el experto de Zamnesia. Se pasa todo el día en el campo, investigando todo lo que tenga naturaleza psicoactiva.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores