Plagas Del Cannabis: Babosas Y Caracoles

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCultivo de Marihuana
Última edición :

Caracol y cannabis


Con tantos factores importantes en el cultivo de cannabis, combatir las babosas y los caracoles puede quedar en ocasiones relegado en nuestra lista de tareas. Si les das tiempo suficiente, estos visitantes habituales pueden causar daños irreparables a tus plantas. Saber cómo repelerlos es vital para mantener tu hierba intacta.

El arte del cultivo de marihuana no es tan diferente de hacer malabares con veinte platos en dos manos. Varios aspectos del cultivo, como la temperatura o la luz, necesitan atención constante para mantenerlos en su franja ideal. Sin embargo, existen varios otros aspectos que sólo requieren de alguna acción cuando se aprecian los síntomas. ¿Y qué síntomas deberíamos buscar? En este caso, son las temidas marcas de babosas y caracoles.

Las babosas y caracoles no dejarán un grabado en los árboles diciendo "hemos estado aquí", pero hay ciertos indicios claros que te alertarán de su presencia. Esto es especialmente importante teniendo en cuenta que les gusta atacar tus plantas y cogollos de noche. Antes de que cunda el pánico y te pases las noches en vela durante tu próximo cultivo de marihuana, tenemos algunos consejos para combatirlos.

BABOSAS Y CARACOLES: ¿QUÉ SIGNOS BUSCAR?

Afortunadamente, divisar estas desagradables criaturas es una tarea bastante sencilla. El primer signo que debemos buscar son los característicos rastros de baba que dejan. Aparecerán en el suelo, alrededor de tus plantas y por las hojas que decidieron mordisquear. Otro síntoma a vigilar son los bordes escalonados. Tanto caracoles como babosas dan un mordisco de cada vez, dejando una marca bastante peculiar. Podría ser fácil confundir estos daños en las hojas con los ocasionados por las orugas, porque utilizan un método similar para destruir tus plantas. Simplemente recuerda, por muy doloroso que pueda ser imaginártelo, estos mordiscos pequeños de cada vez crean un borde ondulado. Por último, no se trata de un asalto incesante durante todo el año, las babosas y los caracoles suelen aparecer en primavera, atacando fundamentalmente por la noche. Simplemente que sepas que si no tomas las medidas necesarias para evitarlos o eliminarlos, ¡volverán!

CÓMO REDUCIR EL RIESGO DE ATAQUES DE BABOSAS Y CARACOLES

 Caracol, babosa y perifollo

En la mayoría de espacios de cultivo puede llegar a ser increíblemente complicado erradicar por completo la amenaza de babosas y caracoles. Hay, sin embargo, una serie de cosas que puedes hacer para proteger tus preciadas plantas y reducir el riesgo de daños excesivos. Las barreras físicas son una de las mejores defensas. Usar botellas de plástico cortadas a la mitad y colocadas alrededor de tus plantas es una gran forma de protección. Otro método menos controlable es utilizar la madre naturaleza a tu favor. Si tu entorno de cultivo es al aire libre, las barreras físicas pueden ser mucho más difíciles de construir. En su lugar, permite que sapos, ranas y escarabajos frecuenten tu plantación. Se comen estos molestos bichos y ayudan a controlar su población. Por último, esparcir círculos de lima, cáscara de huevo, serrín o sal alrededor de tus plantas también puede ayudar a persuadir a estos asesinos babosos. Sólo tendrás que tener cuidado con los efectos que estas sustancias podrían tener sobre el pH de tu suelo.

LA CERVEZA ES TU AMIGA

Caracol y cerveza

Puede parecer una locura, pero sin duda puede resultar realmente útil para combatir las plagas de babosas y caracoles. A ellos también les gusta el sabor de la cerveza. Usa una cerveza barata, obviamente. No queremos premiar a nuestro enemigo dándoles a los bichos que se comen tus plantas de marihuana una buena cerveza. La idea es sumergir las latas alrededor de tu área de cultivo para que el borde de la lata quede al nivel del suelo. Se verán atraídos a la cerveza e inevitablemente querrán disfrutar de ella, cayendo dentro de las latas. Muerte por cerveza no parece una de las peores formas de dejar este mundo. Pero ten presente que las latas se llenarán tan rápido que tendrás que vigilarlas y sustituirlas a menudo.

CÓMO AYUDAN LOS CULTIVOS ASOCIADOS

El concepto de asociación de cultivos se lleva utilizado desde hace siglos. Ciertas combinaciones de plantas tienen un efecto beneficioso cuando se cultivan juntas. Por suerte para los cultivadores de cannabis, esto también es aplicable a nuestra preciosa y estilizada hierba. Hay varias plantas que se pueden utilizar para defenderse contra las babosas y los caracoles. A las babosas no les gustan las plantas de olor fuerte, por lo que la precisa colocación de este tipo de plantas ayudará a alejarlas del principal atractivo: ¡tus cogollos!

Dado que un aroma fuerte actúa como elemento disuasorio para babosas y caracoles, la mayoría de hierbas son adecuadas para plantar junto al cannabis. Aunque casi todas sirven, hay unas cuantas que proporcionan una óptima defensa. La albahaca, el romero, el hinojo y el perifollo, son muy buenas opciones. El perifollo es especialmente útil, ya que le gusta crecer en la sombra y su fuerte sabor a anís es muy desagradable para babosas y caracoles. Lo único que hay que vigilar de estas plantas asociadas, es que no hagan sombra a la marihuana ni le roben los nutrientes. Lo mejor es plantarlas en el lado norte de la zona de cultivo y podarlas de forma regular. Hay rumores según los cuales la presencia de plantas como la albahaca mejora el sabor del cannabis. Se suele utilizar en la jardinería tradicional para aumentar el sabor de los tomates. Esto es sólo especulación, pero es una opción con la que vale la pena experimentar.

 

         
  Lucas  

Escrito por: Lucas
Lucas es un escritor a tiempo parcial y un visionario a tiempo completo. Un psiconauta anónimo camuflado con su traje de corbata, que trabaja para llevar racionalidad a las masas.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados