Errores Habituales En El Cultivo De Cactus Y Cómo Evitarlos

Publicaciones :
Categorías : BlogCactus De MescalinaTop

Cactus de Mescalina


Estás ante un extenso mundo de iluminación espiritual. Al menos para quienes hayan decidido cultivar el cactus San Pedro o la antorcha peruana, miembros de la familia Cactaceae. Ambos contienen la potente sustancia psicodélica mescalina. Pero para cosechar mescalina con éxito, primero hay que cultivar una planta productiva y sana.

¿POR QUÉ ES ESENCIAL EVITAR ESTOS ERRORES?

El San Pedro y la antorcha peruana son dos cactus venerados por los fuertes compuestos psicodélicos que contienen bajo su corteza. Si vas a cultivar una suculenta a partir de un esqueje o de semillas, deberás tener en cuenta ciertos aspectos importantes, tanto en interior como al aire libre. Para que estos cactus proporcionen una experiencia psicodélica auténtica, tendrás que ofrecerles los mejores cuidados.

Dado que los cactus crecen en el desierto, es muy común que incluso cultivadores con experiencia asuman que no necesitan demasiada atención. Ya se trate de agua, luz, nutrientes o fertilizantes, los cactus necesitan tantos cuidados y atención como cualquier otra planta doméstica.

ERRORES MÁS COMUNES DEL CULTIVO DE CACTUS

La clave para obtener una gran abundancia de mescalina es un cactus saludable. Con este fin, hemos elaborado una lista de los 8 errores más comunes que se suelen cometer a la hora de cultivar un cactus, tanto por parte de cultivadores novatos como de expertos.

1. DEMASIADO SOL ES MALO PARA EL CACTUS SAN PEDRO

Demasiado Sol Es Malo Para El Cactus San Pedro

Ya hemos mencionado el hecho de que, a pesar de que la mayoría de los cactus crecen bajo el sol abrasador del desierto, agradecen un descanso siempre que tienen la oportunidad. Muchos cactus emplean técnicas inteligentes para conseguir sombra. A menudo crecen entre arbustos o matorrales, y utilizan a estas plantas como protección contra la luz directa del sol, especialmente al mediodía, cuando el sol está en su punto álgido.

Muchas veces, los cultivadores dan por sentado que el lugar más adecuado para colocar un cactus es en una ventana orientada al sur. Sin embargo, pronto descubrirán que si no se les da tregua, entrarán en estado de shock al intentar hacer frente a esta exposición. Si no se toman medidas, esto se traduce en una muerte lenta pero segura del cactus.

Los cactus deben colocarse en zonas con una exposición prolongada a la luz del sol, pero que proporcionen sombra durante las horas más calurosas del día. Si vas a plantar tu cactus en el exterior, usa otras plantas o estructuras para proporcionarle sombra. Si tienes pensado cultivarlo en una maceta en interior, busca un lugar en el que reciba luz solar por la mañana y por la tarde, pero que esté protegido al mediodía.

2. ELEGIR EL MOMENTO ADECUADO ES FUNDAMENTAL

Elegir El Momento Adecuado Es Fundamental

Cuando se compra un cactus, la maceta en la que viene suele ser demasiado pequeña para que pueda seguir creciendo. La replantación es un proceso natural y necesario. Sin embargo, si se trasplanta en el momento equivocado, tendrá dificultades para crecer adecuadamente.

Evita trasplantarlo entre octubre y febrero. La combinación de pocas horas de luz y falta de intensidad luminosa podría contribuir a la muerte de la planta. Las raíces dejarán de crecer, impidiendo que el cactus absorba agua, un componente esencial para todos sus procesos biológicos. Aunque continúes regándolo, al no ser capaz de absorber el líquido, el suelo se saturará, lo que provocará la podredumbre de las raíces. Para tener una mayor probabilidad de éxito, replanta el cactus entre marzo y septiembre.

3. ELIGE UN RECIPIENTE ADECUADO

Elige Un Recipiente Adecuado

Que no sea ni demasiado grande ni demasiado pequeño. ¿Cómo sabes qué maceta es la más adecuada? Los cactus deben plantarse en un recipiente que sea un 10-15% más grande que el anterior. Esta pequeña ampliación de tamaño permitirá que las raíces se desarrollen de forma adecuada sin desperdiciar fertilizantes en macetas demasiado grandes. Si hay mucha tierra alrededor del cactus, la raíz tendrá dificultades para absorber el agua. Este exceso de espacio significa que tanto los nutrientes como el agua estarán fuera del alcance de la planta.

Si crees que el recipiente original es demasiado pequeño o demasiado grande, otra buena regla es la siguiente: el diámetro del recipiente elegido debe ser un poco más grande (10-15%) que la circunferencia del cactus visto desde arriba. Deberás replantar el cactus varias veces a lo largo de su ciclo de vida, pero no te preocupes, en breve hablaremos de cómo y cuándo llevar a cabo este proceso.

ARTÍCULO RELACIONADO
Diferentes Cactus De Mescalinas

La mescalina es un compuesto psicoactivo presente en varias especies de cactus. Cada una ofrece su propia interpretación de la experiencia con mescalina.

4. EL CULTIVO EXTERIOR REQUIERE DE UNA PLANIFICACIÓN PREVIA

El Cultivo Exterior Requiere De Una Planificación Previa

Suponiendo que ya cuentes con un lugar apropiado (que tenga en cuenta la exposición a la luz del sol), necesitarás cierta preparación. Los cactus se desarrollan mejor en un suelo con un buen nivel de drenaje. Muchos jardines no ofrecen esta característica, salvo que se preparen expresamente para ello. Cuando se siembra un cactus en exteriores, la mejor forma de conseguir que prospere es hacerlo en un parterre elevado.

Estos parterres deberán estar a 20-30cm por encima del nivel del suelo, y llenarse de una mezcla de drenaje rápido. Lo ideal es una combinación de arena gruesa, abono y gravilla. El agua penetrará en el suelo y se drenará, evitando que las raíces se saturen.

5. EXCESO DE RIEGO

Exceso De Riego

Sí, los cactus también necesitan ser regados de forma habitual, a pesar de que su entorno natural sea caluroso y árido. No obstante, demasiada agua causará la temida putrefacción de la raíz. Hay ciertos métodos que puedes probar si te preocupa regar demasiado tu cactus.

Echa el agua poco a poco. Deja que se acumule sobre la superficie del suelo antes de que desaparezca. Si el agua tarda en drenarse, deja de regar. Es una señal de que la tierra está saturada. Si el agua se acumula y no desaparece, podrías tener que replantar el cactus para evitar que la raíz se pudra.

Las bandejas de goteo ofrecen una estupenda forma de controlar la absorción de agua por parte del cactus. Al regar la planta desde la parte inferior, en vez de por encima, las raíces absorberán el agua que necesitan, ni más ni menos. Por último, cada cactus necesitará una cantidad de agua distinta. Trata de regarlos cada 2 o 3 días, o con la frecuencia que necesiten una vez que te hayas hecho una idea de cuánta agua requieren.

6. LA MACETA SE QUEDARÁ PEQUEÑA PARA LAS RAÍCES

La Maceta Se Quedará Pequeña Para Las Raíces

Aquí volvemos a hablar del tamaño del tiesto. El sistema de raíces del cactus acabará por llenar la maceta en la que está plantado (siempre y cuando te ciñas a las dimensiones correctas). Si no se trasplanta una vez que haya superado los límites del recipiente, sus raíces se apelmazarán, impidiendo una absorción eficiente de agua y nutrientes esenciales.

Pero no debes estresarte, ya que por lo general, los cactus, San Pedro y antorcha peruana incluidos, tardan de 2 a 4 años en enredar sus raíces. Como mínimo, examina tu planta una vez al año para comprobar si necesita ser trasplantada. Si es así, vuelve al punto 3 para elegir el tamaño del recipiente.

7. LOS INSECTICIDAS PODRÍAN CAUSAR FOTOTOXICIDAD

Los Insecticidas Podrían Causar Fototoxicidad

Los cactus no suelen necesitar insecticidas orgánicos, ya que tienen una resistencia natural a las plagas y pueden sobrevivir sin ninguna interferencia. En las escasas ocasiones en que tendrás que usar insecticidas, deberás hacerlo temprano por la mañana o tarde por la noche. Si la solución se deja sobre la planta durante un período de la luz directa, las sustancias químicas podrían quemar el cuerpo del cactus.

La fototoxicidad se da cuando se produce una quemadura como resultado de la absorción y evaporación de un producto químico. Piensa en una quemadura de sol grave; pues en un cactus, es mucho peor.

8. LA COMPOSICIÓN DEL SUELO ES MUY IMPORTANTE

La Composición Del Suelo Es Muy Importante

Ya hemos hecho referencia a la composición del suelo para el cultivo exterior, y lo mismo se puede aplicar para los cactus de interior. También requieren de un sustrato especial. Un drenaje rápido es, una vez más, el objetivo primordial. Céntrate en las siguientes proporciones: un 30% de tierra para macetas y un 70% de perlita, arena o gravilla. Mezcla bien los componentes del sustrato antes de colocarlo en la maceta elegida.

Para evitar problemas más adelante, asegúrate de que la tierra esté fresca. Si usas tierra vieja correrás el riesgo de que tus cactus desarrollen enfermedades o tengan problemas de plagas en estado latente hasta que se puedan alimentar de tus cactus recién plantados.

ARTÍCULO RELACIONADO
Top 5 Cactus De Mescalina

La mescalina ocupa el disputado podio de los alucinógenos naturales junto a la DMT y la psilocibina. Este alcaloide está presente en...

NO TENGAS MIEDO A CULTIVAR SUCULENTAS

No Tengas Miedo A Cultivar Suculentas

Aunque parezca que cultivar un cactus de mescalina da más problemas que satisfacciones, con unas horas de preparación obtendrás una planta sana. Teniendo en cuenta que casi todos los consejos anteriores se pueden llevar a cabo antes de comprar el cactus, en cuanto lo recibas podrás empezar. Posteriormente, cuando haya llegado el momento de la cosecha y de experimentar con el poder psicodélico que ofrece, acuérdate de sacar esquejes. Con ellos podrás cultivar otra planta para el año siguiente.

Cactus De Mescalina

Ver Producto

Una vez que hayas experimentado la naturaleza profunda de la mescalina, querrás hacerlo una y otra vez (siempre que puedas tolerar el sabor).

Lucas

Escrito por: Lucas
Lucas es un escritor a tiempo parcial y un visionario a tiempo completo. Un psiconauta anónimo camuflado con su traje de corbata, que trabaja para llevar racionalidad a las masas.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados