El Cannabis Medicinal Disminuye las Muertes Causadas por Medicamentos de Prescri

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis Medicinal

El Cannabis Medicinal Disminuye las Muertes Causadas por Medicamentos de Prescri

EEUU informa que la oferta de cannabis legal medicinal ha visto un descenso del 25% en las muertes causadas por analgésicos de prescripción.

Como quizás hayas podido observar en nuestro reciente artículo, los analgésicos de prescripción, sobre todo los que tienen origen opiáceo, son la causa principal de muertes relacionadas con drogas – sobrepasando la cifra de muertes a causa de drogas ilegales. Desde los años 90, el número de personas muertas a causa de una sobredosis de analgésicos, ha aumentado constantemente, pero parece que esa tendencia comienza ahora a receder, y está ocurriendo en sitios donde se ha legalizado el uso del cannabis medicinal.

La prueba está en las cifras

Una investigación recientemente publicada en JAMA Internal Medicine, ha llegado a la conclusión de que los 13 estados de EEUU que legalizaron el cannabis medicinal entre 1999 y 2010, han experimentado una importante reducción en el número de muertes causadas por analgésicos de prescripción – ¡hasta en un 25%! Es una cantidad absolutamente asombrosa, y si se confirma con otras investigaciones, acabará con las argumentos en contra de la legalización de la marihuana medicinal.

Según el coautor del estudio, se observa un descenso significativo en el número de muertes de cada estado, al año de la legalización. Para muchos de nosotros, esto no es ninguna sorpresa, ya que todos conocemos el poder analgésico del cannabis; pero es otro ejemplo de cómo la marihuana puede tener un impacto social positivo.

Críticas del estudio

Aunque el estudio no lleva mucho tiempo publicado, ha sido atacado rápidamente. Los tres puntos fundamentales de la crítica son: que la marihuana no se suele recetar como analgésico, que la reducción del número de muertes es probablemente el resultado de una campaña contra la prescripción de opiáceos, y que los estados que legalizan la marihuana tienen programas de rehabilitación más progresivos.

Para probar un hecho científico, es importante tener en cuenta las críticas y los argumentos en contra, pues a veces son válidos. Sin embargo, en este caso, los críticos no llevan razón, y aquí está el por qué:

En primer lugar, aunque puede ser verdad que la marihuana no se suele recetar para tratar el dolor crónico, si se prescribe para tratar condiciones en las que el dolor crónico es uno de sus muchos síntomas – como el cáncer, las migrañas, los trastornos inflamatorios y el glaucoma. Es más, muchos pacientes de cannabis eligen automedicarse sin consejo médico, y en este caso no se ven reflejados en las estadísticas. Decir que no se utiliza para tratar el dolor, es solo una verdad a medias.

Y a continuación, la idea de que esta reducción del 25% es el resultado de una disminución en el uso de opiáceos. Para que esto sea una afirmación cierta, tendría que significar que en cada estado, la disminución tendría que haber comenzado justo en el momento en el que la marihuana se legaliza, ya que existe una correlación entre el momento en el que la marihuana se ha legalizado y en el que ha comenzado la reducción de las sobredosis.

Este razonamiento también se puede aplicar a la tercera crítica, que indicaría que los programas de rehabilitación tendrían que coincidir con el mismo marco temporal, para cada estado. El mero hecho de que tener programas buenos y progresivos de rehabilitación sea utilizado como un argumento en contra del cannabis, parece completamente equivocado. Sin duda alguna, si el trabajo de un programa progresivo en un estado ha demostrado que reduce el número de muertes en un 25%, otros estados deberían seguir su ejemplo.

Saca lo que quieras de todo ello, pero la realidad es que la cantidad de muertes causadas por analgésicos de prescripción está bajando en los estados que han legalizado la marihuana medicinal – y eso sólo puede ser algo bueno.