Blog
¿Qué Es La Cúrcuma (Curcuma Longa)?
4 min

¿Qué Es La Cúrcuma (Curcuma Longa)?

4 min

La cúrcuma es una especia habitual en los platos asiáticos, y forma parte de la vida culinaria desde hace muchos años. ¿Pero sabías que también se usa mucho como suplemento para el bienestar? Podría decirse que, en la actualidad, la cúrcuma es más popular que nunca. Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber.

Si buscas entre las especias de tu cocina, probablemente encontrarás un bote de cúrcuma en polvo. Aunque esta especia tiene muchos usos culinarios, quizá te sorprenda saber que también es muy apreciada en el mundo de los suplementos para el bienestar. Así que permítenos explicarte todo lo que necesitas saber sobre la cúrcuma.

¿Qué es exactamente la cúrcuma?

¿Qué es exactamente la cúrcuma?

La cúrcuma (también llamada “Curcuma longa” o turmérico) es una planta originaria de la India y del sudeste asiático, que forma parte de la familia del jengibre. La planta produce unos rizomas (raíces) que se cosechan para usarse principalmente en la cocina.

Tradicionalmente, los rizomas se secan y se muelen para obtener la cúrcuma en polvo, que se caracteriza por su color amarillo/naranja, y a menudo se añade a los platos asiáticos para darles un color vibrante y un sabor que recuerda a la pimienta negra. La cúrcuma es una especia versátil, cuyo uso sigue estando bastante extendido en el mundo moderno.

También es un gran ingrediente para los suplementos, ya que presenta una serie de efectos potenciales, como veremos más abajo.

De dónde viene la cúrcuma

Como hemos mencionado, la cúrcuma es originaria de la India y del sudeste asiático. Tiene una larga historia, con vínculos con el hinduismo y el budismo. De hecho, la cúrcuma en polvo incluso se usaba para teñir las túnicas de los monjes y sacerdotes.

La cúrcuma y la curcumina

Al leer sobre cúrcuma, a menudo verás que también se menciona la curcumina; y por una buena razón. La cúrcuma es la especia que se obtiene de las raíces de la “Curcuma longa”, mientras que la curcumina es el principal compuesto activo (también llamado curcuminoide) de la cúrcuma.

Se sabe que la curcumina afecta a los niveles de antioxidantes en el cuerpo, y también presenta otras características interesantes. Por eso, al comprar suplementos de cúrcuma, a menudo verás la concentración de curcumina por volumen.

¿Para qué es buena la cúrcuma?

¿Para qué es buena la cúrcuma?

Ya hemos comentado que la cúrcuma tiene varias ventajas potenciales, pero ¿para qué sirve exactamente? ¿Y por qué es tan buscada como ingrediente clave en los suplementos?

Quizá te sorprenda saber que la cúrcuma tiene algunos vínculos considerables con el sistema inmunitario, la salud del corazón e incluso la función cerebral. Veamos estos puntos, uno a uno.

La cúrcuma y el sistema inmunitario

Se han realizado varios estudios científicos para evaluar el potencial antioxidante y antiinflamatorio de la curcumina. En dichos estudios, este compuesto ha demostrado su capacidad para influir en el sistema inmunitario al impactar sobre los linfocitos B y T y las células asesinas naturales (NK). Estas células regulan los anticuerpos en nuestro organismo y eliminan los patógenos invasores. Un estudio realizado en 2007 muestra que, cuando se administra en dosis bajas, la cúrcuma podría mejorar las respuestas de los anticuerpos (Jagetia y Aggarwal).

Aunque las investigaciones sobre los efectos farmacológicos de la cúrcuma aún se hallan en fases iniciales, los resultados obtenidos hasta ahora indican una relación beneficiosa entre esta especia y el sistema inmunitario.

La cúrcuma y la salud del corazón

La cúrcuma también ha causado sensación en el mundo de la salud del corazón. Un estudio preliminar ha identificado un posible mecanismo por el que la cúrcuma podría influir en la salud del corazón, gracias a su potencial para influir en el sistema inmunitario y la oxidación (Sharifi-Rad et al., 2020).

Además, un ensayo clínico de 2017 observó los efectos de la curcumina en adultos de mediana edad a lo largo de 12 semanas, descubriendo que este compuesto podría potencialmente aumentar la función endotelial de las arterias de resistencia (Jiang et al.).

En otra investigación realizada con un grupo de 121 pacientes recién operados de bypass coronario, se les administró 4 gramos de cúrcuma al día para evaluar el potencial cardioprotector de los curcuminoides (Wongcharoen et al., 2012). Aunque se necesitan más investigaciones clínicas concluyentes para conocer plenamente los efectos de la cúrcuma en la salud del corazón, las investigaciones actuales son un paso en la buena dirección.

Artículo relacionado

Top 15 De Hierbas Naturales Que Aportan Energía Y Vitalidad

La cúrcuma y la función cerebral

El impacto de la cúrcuma en la función cerebral también está siendo analizado por los científicos y profesionales médicos. En un estudio realizado durante un periodo de 18 meses, los pacientes recibieron 90mg de curcumina dos veces al día (Small et al., 2018); los resultados mostraron marcadores asociados a una mejora de la memoria y del rendimiento cognitivo en la mayoría de participantes.

Obviamente, sobra decir que el cerebro es un órgano sumamente complejo, pero se están realizando investigaciones preliminares sobre el potencial de la curcumina para retrasar o incluso invertir los síntomas de la enfermedad de Alzheimer (Dong et al., 2012). Se ha demostrado que la curcumina aumenta la producción de una proteína que se encuentra en el cerebro y la columna vertebral. Esta proteína, conocida como “factor neurotrófico derivado del cerebro” (FNDC), tiene el poder de mantener las células nerviosas y asegurar la comunicación; un proceso primordial para el aprendizaje y la memoria.

Diferentes formas de cúrcuma

Diferentes formas de cúrcuma

A la hora de consumir cúrcuma, tienes varias opciones para elegir. Obviamente, puedes coger el bote de especias de tu despensa y añadir un poco de cúrcuma en polvo a tus platos favoritos. Algunas personas incluso espolvorean un poco de cúrcuma en su café o té matutino, para obtener una dosis especiada de antioxidantes.

Para quienes busquen una dosis más concentrada de curcumina, hay toda una serie de suplementos y extractos de cúrcuma, algunos de los cuales afirman contener hasta un 98% de curcuminoides. Los suplementos de cúrcuma pueden tomarse en forma de cápsulas o añadirse a diversos líquidos.

Otra forma de consumir cúrcuma es una bebida caliente conocida como “leche dorada”, que suele hacerse con leche de coco, edulcorantes y una buena dosis de cúrcuma. El resultado es una bebida que potencia el sistema inmunitario, y tiene un sabor sorprendentemente agradable.

¿Son seguros los suplementos de cúrcuma?

¿Son seguros los suplementos de cúrcuma?

Como se indica en los estudios mencionados arriba, la cúrcuma y la curcumina tienen un buen perfil de seguridad y, en general, son bien toleradas por el cuerpo. Y dado que los suplementos de alta calidad contienen una cantidad predeterminada de cúrcuma, es muy poco probable tomar una dosis excesiva. Sin embargo, el consumo de cúrcuma está asociado con algunos posibles efectos secundarios leves, como molestias estomacales y dolores de cabeza, que podrían afectar a una minoría de personas. Además, quienes tomen fármacos anticoagulantes deben consultar con su médico antes de tomar suplementos de cúrcuma.

Pero, en general, los suplementos de cúrcuma son seguros y fáciles de usar, por lo que son una forma ideal para probar lo que ofrece esta mítica especia. Así que, si alguna vez te has preguntado qué puede hacer la cúrcuma por ti, ¡nunca ha habido un mejor momento para comprobarlo por ti mismo/a!

Adam Parsons
Adam Parsons
El periodista del cannabis, redactor y autor profesional Adam Parsons forma parte del equipo de Zamnesia desde hace tiempo. Adam escribe sobre una gran variedad de temas, desde el CBD hasta los psicodélicos, crea artículos para blogs y guías, y analiza una amplia gama de productos en constante aumento.
References
  • (n.d.). Jiang, S., Han, J., Li, T., Xin, Z., Ma, Z., Di, W., Hu, W., Gong, B., Di, S., Wang, D., & Yang, Y. (2017). Curcumin as a potential protective compound against cardiac diseases. Pharmacological Research, 119, 373–383. - https://doi.org
  • (n.d.). Small, G. W., Siddarth, P., Li, Z., Miller, K. J., Ercoli, L., Emerson, N. D., Martinez, J., Wong, K.-P., Liu, J., Merrill, D. A., Chen, S. T., Henning, S. M., Satyamurthy, N., Huang, S.-C., Heber, D., & Barrio, J. R. (2018). Memory and Brain Amyloid and Tau Effects of a Bioavailable Form of Curcumin in Non-Demented Adults: A Double-Blind, Placebo-Controlled 18-Month Trial. The American Journal of Geriatric Psychiatry, 26(3), 266–277. - https://doi.org
  • (n.d.). Wongcharoen, W., Jai-aue, S., Phrommintikul, A., Nawarawong, W., Woragidpoonpol, S., Tepsuwan, T., Sukonthasarn, A., Apaijai, N., & Chattipakorn, N. (2012). Effects of Curcuminoids on Frequency of Acute Myocardial Infarction After Coronary Artery Bypass Grafting. The American Journal of Cardiology, 110(1), 40–44. - https://doi.org
  • Jagetia, Ganesh Chandra, Aggarwal, & Bharat B. (2007, January). Jagetia, G. C., & Aggarwal, B. B. (2007). “Spicing up” of the immune system by curcumin. Journal of Clinical Immunology, 27(1), 19–35. - https://doi.org
  • Sharifi-Rad, Javad, Rayess, Youssef El, Rizk, Alain Abi, Sadaka, Carmen, Zgheib, Raviella, Zam, Wissam, Sestito, Simona, Rapposelli, Simona, Neffe-Skocińska, Katarzyna, Zielińska, Dorota, Salehi, Bahare, Setzer, William N., Dosoky, Noura S., Taheri, & Yasama. (2020). Sharifi-Rad, J., Rayess, Y. E., Rizk, A. A., Sadaka, C., Zgheib, R., Zam, W., Sestito, S., Rapposelli, S., Neffe-Skocińska, K., Zielińska, D., Salehi, B., Setzer, W. N., Dosoky, N. S., Taheri, Y., El Beyrouthy, M., Martorell, M., Ostrander, E. A., Suleria, H. A. R., Cho, W. C., & Maroyi, A. (2020). Turmeric and Its Major Compound Curcumin on Health: Bioactive Effects and Safety Profiles for Food, Pharmaceutical, Biotechnological and Medicinal Applications. Frontiers in Pharmacology, 11. - https://doi.org
  • Suzhen Dong, Qingwen Zeng, E. Siobhan Mitchell, Jin Xiu, Yale Duan, Chunxia Li, Jyoti K. Tiwari, Yinghe Hu, Xiaohua Cao, & Zheng Zhao. (Feb 16, 2012). Dong, S., Zeng, Q., Mitchell, E. S., Xiu, J., Duan, Y., Li, C., Tiwari, J. K., Hu, Y., Cao, X., & Zhao, Z. (2012). Curcumin Enhances Neurogenesis and Cognition in Aged Rats: Implications for Transcriptional Interactions Related to Growth and Synaptic Plasticity. PLoS ONE, 7(2), e31211. - https://doi.org
Healthshop Productos
Buscar por categorías
o
Buscar