Cultivo De Setas: Cómo Hacer Un Puerto De Inyeccion Con Silicona


Última edición :
Publicaciones :
Categorías : BlogCómosPsicodélicosSetas Mágicas

Puerto De Inyeccion Con Silicona


La contaminación es un riesgo muy frecuente para todo cultivador casero de setas mágicas, ¿cómo se minimiza este riesgo? ¡Con un puerto de silicona y de intercambio de aire en el frasco o bolsa de cultivo!

En lo que respecta al cultivo casero de setas mágicas, no hay nada más frustrante que descubrir que después de todo el esfuerzo, la cosecha está contaminada por un fallo de esterilización. Es una situación que conocen bien muchos psiconáutas novatos; incluso después de molestarse en crear una jeringa de esporas en un ambiente estéril, todo puede irse al traste si el proceso de inoculación no se realiza con cuidado. Una forma de evitar esto, es usar un frasco de inoculación - un tarro de cristal lleno del medio de cultivo. Lo importante de este frasco es su tapa, que ha sido modificada manualmente para crear un ambiente de inoculación perfecto.

CÓMO HACER TU PROPIO PUERTO DE INYECCIÓN E INTERCAMBIO DE AIRE

¿De qué forma ayuda esto? Suponiendo que todo lo demás esté esterilizado, como la jeringa de esporas y el medio de cultivo, un puerto de inyección de silicona y el intercambio de aire garantizan la esterilización del medio de cultivo mientras se arraiga el micelio - una etapa especialmente vulnerable. Impide que entren los contaminantes durante y después de la inoculación, a la vez que permite el paso del aire.

Para hacer este puerto, tendrás que modificar la tapa del frasco. Comencemos con el puerto de inyección.

PUERTO DE INYECCIÓN

Se necesita:

  • Un tarro de vidrio con tapa
  • Un taladro con una broca de 6,5 mm
  • Sellante de silicona RTV 
  • Papel

Artículos Necesarios

Instrucciones

  1. Lo primero que hay que hacer es perforar dos agujeros en la tapa del frasco. Es conveniente hacerlos lejos del centro, para que haya espacio entre ellos.
  2. Corta unos cuadrados de papel lo bastante grandes como para cubrir los orificios.
    Nota: Aunque se perforan dos agujeros, solo se usa uno para el puerto de inyección. El otro se utilizará después para el intercambio de aire. Haz lo siguiente solamente en uno de los agujeros.
  3. Asegúrate de que la tapa esté limpia y esterilizada, coge el sellante de silicona y crea un contorno alrededor de uno de los agujeros, por la parte inferior. Rellena el resto del círculo con el sellador. Esto lo mantendrá todo junto.
  4. Repite en el otro lado de la tapa.
  5. Toma los cuadrados de papel y coloca uno a cada lado de la tapa, en la silicona. Presiona ambos lados con cuidado, para que se aplane.
  6. Deja a un lado la tapa, para que se seque. Asegúrate de que la silicona no toque nada más que el papel, o se pegará a ella cuando se seque.
  7. Una vez seca, despega el papel con cuidado. Te quedará un puerto de inyección de silicona plano, que se autosellará con el uso, garantizando que no entre nada aparte de la jeringa.

PUERTO DE AIRE

Flujo De Aire

Ahora que ya tienes un puerto seguro para inocular el medio de cultivo con esporas, es el momento de crear un puerto para el intercambio de aire, que permitirá que el tarro respire sin riesgo de contaminación.

Se necesita:

  • Filtro de acuario de fibra de algodón
  • Alicates

Instrucciones

  1. Ya tienes un segundo agujero perforado en la tapa, de cuando hiciste el puerto de inyección, que se utilizará para el intercambio de aire.
  2. Coge una tira del filtro de acuario y enrróllala con el tamaño del orificio.
  3. Dóblalo por la mitad y cubre la parte superior con más material. Esto creará una capa con la que trabajar.
  4. Corta el material de forma que quede solo el rollo, y desde la parte inferior de la tapa, mete la parte cubierta hasta que salga 1cm por encima. Esto es bastante complicado, y puede que necesites unos alicates para tirar de él. Debe estar justo, para que no se cuele nada de brisa.
  5. Corta todo exceso de material de la parte inferior. ¡Ya tienes un puerto para el intercambio de aire! El material del filtro dejará que entre el aire fresco y colará cualquier partícula que puedan causar contaminación.

Ahí la tienes, una tapa completa con puerto de inyección e intercambio de aire para garantizar que el micelio crezca sin contaminación alguna. Este método también se puede adaptar para añadir seguridad a las bolsas de inoculación, con un poco de silicona y gasa sobre el punto de inyección, para garantizar que la inoculación esté libre de contaminantes. Algunas bolsas ya vienen con puerto de inyección, por lo que no tienes que preocuparte de ello.

Échale un vistazo a este vídeo con unas sencillas instrucciones en caso de que no te haya quedado claro alguno de los pasos mencionados anteriormente.

 

 

         
  Josh  

Escrito por: Josh
Escritor, psiconauta y aficionado a la marihuana, Josh es el experto de Zamnesia. Se pasa todo el día en el campo, investigando todo lo que tenga naturaleza psicoactiva.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados