Product successfully added to your shopping cart.
Check out

Ácaros Araña

Ácaros Araña

La araña roja: una plaga molesta y casi invisible.

Entre los amantes de la jardinería, la plaga de la araña roja es ciertamente una molestia constante. La prevención es un arma efectiva contra la "spint", en holandés, un nombre más corto que ácaro araña roja (por lo que usaremos ambos términos indistintamente). Revisa con regularidad tus plantas para prevenir esta minúscula peste.

Cómo reconocer a la spint

Las spint son unos parásitos de las plantas que suelen medir entre 0,2 y 0,5 mm. Existen varias especies y, al contrario que los insectos, tienen ocho patas colocadas, llamativamente, en las partes delantera y trasera. Tienen un cuerpo con forma de pera, verde amarillento, pardusco o rojo. Las spint se desarrollan mejor en entornos cálidos y secos y atacan, principalmente, a plantas debilitadas o bajo el estrés de la sequía. Perforan las paredes celulares de los brotes, flores y frutos y las succionan hasta dejarlas completamente secas. Debido a esto, las células ya no son capaces de absorber los nutrientes necesarios, con el inevitable resultado.

Síntomas de la spint

Acaros araña manchasLas spint se multiplican con rapidez en climas cálidos y secos. En un año se pueden dar hasta nueve generaciones y cada hembra pone unos 80 huevos, más o menos. Los parásitos sobreviven el invierno en forma de huevos, los adultos escondidos en la tierra o en las grietas de la corteza. Normalmente podrás observar los síntomas antes de la propia infestación. Los primeros signos son ínfimos: manchas amarillas o plateadas en el lado superior de las hojas. Cuando la infestación es grave, las telarañas pueden llegar a cubrir la planta entera.

Prevención

La prevención es la mejor cura. Para empezar, mantén tus plantas y su entorno un poco húmedos. Si descubres una infestación, quita las partes infestadas tan rápido como te sea posible y enjuaga la alcohol de quemar + brotes de jabónplanta abundantemente con una solución de alcohol desnaturalizado y espuma de jabón. Repite el tratamiento varias veces por semana.

Si la infestación continúa después de varias semanas, lo mejor es aplicar una substancia con base de piretro natural. Pero ten cuidado con estos agentes, ya que son también perjudiciales para el hombre en caso de ingesta o si entran en contacto con una herida sin cicatrizar. También debes tener en cuenta que gracias a la rápida sucesión de generaciones, estos ácaros pueden desarrollar una resistencia con facilidad. Esto significa que tras varias aplicaciones con una substancia concreta que no consiga erradicarlas, se debe utilizar otra distinta. Además, la mayoría de insecticidas no afectan a los huevos.

También podemos usar un enemigo biológico, como varios ácaro predador e insectos, mariquitas y crisopas.

Regresar a Guía de Cultivo de Cannabis

Regresar a Resolución de Problemas

Regresar a Plagas de Insectos