Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Todo Lo Que Debes Saber Sobre El THC

¿CUÁNDO SE DESCUBRIÓ EL THC?

¿Cuándo Se Descubrió El THC?

Los humanos han venido empleando el cannabis durante unos 10.000 años. Pero no fue hasta la década de los años 60 cuando el Dr. Raphael Mechoulam, un químico israelí, se hizo con 5 kg de hachís marroquí de la policía para llevar a cabo una investigación pionera sobre el cannabis. Su equipo fue el primero en aislar el delta-9-tetrahidrocannabinol o THC en 1964.

La humanidad y la marihuana han disfrutado de una relación cíclica. Al principio, comprendimos los beneficios de consumir cannabis. Luego los olvidamos, solo para acordarnos de ellos otra vez. Pero ahora, se puede decir con certeza que el cannabis está experimentando un resurgimiento como nunca antes.

EL THC Y EL CBD

THC Y CBD

El THC es la estrella mundial. De los más de 100 cannabinoides conocidos, de un grupo de los hasta 500 compuestos químicos que contiene el cannabis, el THC es "el elegido". Al tratarse del cannabinoide psicoactivo principal y responsable de inducir el "subidón", las cepas de cannabis se cultivaron durante décadas con el objetivo de contener niveles de THC cada vez mayores. Muchas se siguen cultivando así, pero esto ha quedado normalmente relegado para el mercado recreativo.

El CBD es el cannabinoide del siglo XXI. El cannabidiol ha tenido un impacto tremendo en la cultura del cannabis. El cannabis medicinal ha vivido una revolución provocada por la aparición de variedades no psicoactivas, pero ricas en CBD, y de medicamentos con CBD. Las cepas híbridas ricas en CBD y con bajo contenido en THC como Critical+ Auto CBD y Candida (CD1) son fáciles de cultivar y permiten a los cultivadores novatos alcanzar una autosuficiencia de cannabis medicinal.

El CBD aislado tiene muchas propiedades medicinales, desde efectos sedativos hasta antiinflamatorios. Sin embargo, la combinación del THC y del CBD produce un resultado medicinal con efectos psicoactivos reducidos conocido como "efecto séquito".

LA MOLÉCULA THC

Además de inducir en nosotros un subidón, el THC cuenta con muchas propiedades medicinales. El THC ha sido sobre todo efectivo para aliviar el dolor y como estimulante del apetito. Además, las medicinas que emplean toda la planta con un ratio 1:1 de THC:CBD se están convirtiendo en una de las mezclas de cannabis medicinal más populares.

La valiosa molécula del THC se encuentra encerrada dentro de los tricomas (glándulas de resina) del cannabis en floración. En su forma bruta en una planta sana, verde y en crecimiento, el THC aparece como su molécula ácida precursora, el THCA. Para convertir el THCA no psicoactivo en el THC psicoactivo hace falta calor. Esta es la razón por la que fumar cannabis es el método más popular de consumo. De forma similar, al cocinar con cannabis, el calor es lo que desbloquea las propiedades psicoactivas.

EL THC Y EL SEC

THC Y SEC

El Dr. Allyn Howlett, de la Wake Forest University, no descubrió hasta 1998 los receptores cannabinoides en el cerebro humano. El sistema endocannabinoide es una red de células concentradas principalmente en el sistema nervioso central y en el cerebro, aunque la red se extiende por todo el cuerpo, y forma incluso parte de nuestra piel.

La razón por la que el THC produce unos efectos tan fuertes es porque su forma encaja perfectamente en los receptores. De hecho, los humanos producimos nuestros propios endocannabinoides de forma natural. La "molécula de la felicidad" endógena, conocida como anandamida, y las moléculas del THC, son tan similares que ambas se pueden unir a un receptor de igual manera que una llave encaja en una cerradura.

Por el contrario, el CBD no se une a los mismos lugares receptores que el THC. Todavía no se ha podido comprender del todo cómo interectúa el CBD con los receptores del SEC CB1 y CB2.

Sin embargo, se cree que el CBD juega un papel para prevenir el deterioro de la anandamida en el cuerpo. Esto también confirmaría el "efecto séquito".

El THC sintético existe desde hace un tiempo, y se encuentra disponible para los pacientes de cannabis medicinal en medicamentos como el Marinol y el Sativex. Desde hace menos tiempo, en la mayoría de Europa hay disponibles tinturas a partir de CBD, incluso en países en los que la prohibición de la hierba es muy estricta. El CBD no psicoactivo es el primer cannabinoide que ha sido aceptado por la medicina general.

En el momento de la redacción de este artículo, habían sido identificados 486 compuestos químicos en la marihuana. Por desgracia, solo tenemos un entendimiento científico incompleto de dos, el THC y el CBD. Los terpenos, los terpenoides y los flavonoides quizás sean los próximos compuestos que gozarán de protagonismo. Las investigaciones recientes han identificado cómo estos compuestos no solo contienen los aromas y sabores del cannabis, sino que también contribuyen a sus beneficios medicinales.

EFECTOS A CORTO PLAZO

Efectos A Corto Plazo

El beneficio inmediato y más obvio para el consumidor de cannabis recreativo es el subidón que proporciona el THC. Por supuesto, los efectos pueden variar de persona en persona, pero por lo general, si consumes THC te sentirás bien. También es de esperar que produzca euforia y expansión de la conciencia. Conforme la investigación del cannabis medicinal continúa desarrollándose, aprendemos nuevas aplicaciones para el THC todo el tiempo, y muchos de los antiguos estigmas van desapareciendo. Por lo general, los consumidores del THC pasan por tres fases: subidón, hambre y sueño.

La paranoia y las conexiones con la esquizofrenia son los efectos secundarios negativos más comunes que se atribuyen al THC. No obstante, la última tendencia es que el THC, en dosis bajas, lo que en realidad hace es relajar la mente. No existe un "paciente cero" entre los fumadores. Los primerizos y los consumidores con baja tolerancia no deberían consumir dosis altas de THC, pues en grandes dosis puede producir un subidón demasiado intenso, provocando que una persona se sienta ansiosa o paranoide.

EFECTOS A LARGO PLAZO

Efectos A Largo Plazo

Pasado un tiempo, los consumidores habituales de cannabis desarrollan tolerancia al THC. La mejor prueba de esto es la búsqueda interminable de cepas con una mayor potencia. Además, muchos fumetas prefieren el dabbing y los extractos para vaporizar. Los concentrados de cannabis suelen ser bastante más caros que la hierba o el hachís. Una alta tolerancia puede conducir a un problema económico si no cultivas tu propia marihuana.

No se han descubierto efectos negativos por el consumo de cannabis a largo plazo. Nadie ha muerto nunca por consumir cannabis. La mayoría de consecuencias negativas del consumo de cannabis son de índole legal. El consumo y el cultivo de cannabis en la mayor parte de Europa y del mundo sigue siendo ilegal.

LOS NIVELES DEL THC EN LAS CEPAS DE CANNABIS

Los Niveles Del THC En Las Cepas De Cannabis

La tendencia con el cultivo de cannabis desde que se profesionalizó y se comenzó a desarrollar en interior durante la década de los 80, ha sido la de crear variedades progresivamente más potentes. Si bien las cepas ricas en CBD están creciendo y obteniendo la mayor parte de la atención de los medios hoy en día, la búsqueda de los niveles más altos posibles de THC se ha estado desarrollando por lo menos durante 40 años. En la actualidad, los cultivadores están consiguiendo variedades con un contenido de THC superior al 30%.

La Gorilla Glue, o quizás con mayor exactitud la "GG#4", la cepa antes conocida como Gorilla Glue, es capaz de superar el umbral del 30% de THC. Un espécimen probablemente aún más impresionante es la Chiquita Banana, que ha logrado un 33% de THC. Estas variedades excesivas de cannabis están hechas a medida del entendido actual, que busca la marihuana más potente posible.

La Skunk alcanzó fama internacional y bastante mala reputación en la prensa sensacionalista de los 90 por tener niveles de THC superiores al 10%. Una década más tarde, y los cogollos que se presentaban a las ediciones de la High Times Cannabis Cup superaban habitualmente el 20% de THC. Las que ganaban esta competición estaban alcanzando el 25%.

Las cepas con una concentración mayor del 30% de THC no son una gran sorpresa en la era de los concentrados de cannabis. Los cristales con un 99% de THC están disponibles en algunos dispensarios de los Estados Unidos, junto a MoonRocks, SunRocks superpotentes con más de un 50% de THC, y shatter con más del 60%. La popularidad del dabbing y de vaporizar como alternativas a fumar porros y canutos, ha marcado la trayectoria de los extractos de cannabis con un alto contenido en THC para superar a los cogollos como método de consumo preferido, tanto para los consumidores recreativos como medicinales.