Un Estudio Comparativo de Riesgo Determina que el Cannabis es Más Seguro que el

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCiencia

Un Estudio Comparativo de Riesgo Determina que el Cannabis es Más Seguro que el

Está científicamente confirmado: el cannabis es más seguro que el alcohol.

Existen numerosos estudios de investigación que valoran los daños producidos sobre el cuerpo, tanto por el alcohol como por el cannabis. Todos ellos tienden a mostrar la misma cosa: que el alcohol es el que tiene mayor potencial de abuso y daños. Esto ha llevado a que una gran cantidad de figuras procannabis y personalidades políticas afirmen que el alcohol es más peligroso que el cannabis - incluso el presidente Barack Obama ha declarado que así es.

Lo cierto es que la mayor parte de estas investigaciones se han centrado en el daño literal causado, y no en el riesgo comparativo entre estas dos sustancias. Por primera vez (que nosotros sepamos), se ha publicado una investigación en la que se ha llevado a cabo una evaluación comparativa de los riesgos producidos por el cannabis y el alcohol, así como por el tabaco y otras sustancias ilícitas. ¿Qué han averiguado? Que el consumo de alcohol es unas 114 veces más peligroso que el de marihuana.

Para evaluar los riesgos, compararon la dosis letal de cada una de estas sustancias con la cantidad normalmente consumida por la persona media. No solo se averiguó que la marihuana tiene el riesgo de mortalidad más bajo de todas las sustancias analizadas, el margen entre ella y todo lo demás, fue tan alto que fue la única sustancia clasificada como de bajo riesgo, y todas las demás como de riesgo "medio" o "alto".

Los investigadores estaban tan seguros de sus resultados, y del mínimo riesgo que el cannabis supone para todos nosotros, que recomendaron la completa legalización regulada. Es algo muy significativo de afirmar en un documento de investigación, y un testamento a los insignificante riesgos del consumo de cannabis.

Desde hace tiempo, las autoridades anticannabis se han estado devanándo los sesos para encontrar pruebas de que el cannabis es extremadamente perjudicial en comparación con otras sustancias. Pues les ha salido mal.