Top 15 de Películas sobre Drogas de Todos los Tiempos

Publicaciones :
Categorías : Blog

Top 15 de Películas sobre Drogas de Todos los Tiempos

Las películas sobre drogas son portales a otra dimensión mental. Estas obras de arte abstracto ofrecen una puerta a estados de consciencia alternativos aderezados con montones de imaginación.

El cine posee la capacidad única de construir replicas de experiencias de la vida real, y las infunde de imaginación creativa. Es por esto que las películas sobre drogas tienen tanta mística cultural. Estos títulos se han convertido en clásicos de culto por su invitación a desmitificar el atrayente mundo de las substancias. Cada montaje ofrece su propia toma artística sobre los distintos estados de percepción, pensamiento abstracto y nicho de contraculturas. La siguiente lista de películas son las mejores del género. Con su pura originalidad, todas y cada una de ellas cuentan con una ostentosa dirección, actuaciones emotivas, alucinantes escenarios e inteligentes argumentos.

15. Waking Life

Waking Life

Las bases de la realidad son cuestionadas en esta visión posmoderna de paisajes de ensueño. Se envía a la audiencia en un viaje surrealista a través de una serie de sueños filosóficos. La imposibilidad de despertar hace que el protagonista se dé cuenta de que es un mero producto de sus fantasías subconscientes. La vida se convierte en un infinito juego de ilusiones ilustradas a base de distintos y asombrosos estilos de animación para cada encuentro existencialista. La inquietante acción se combina con elementos caricaturescos. Al final, el protagonista se da cuenta de que para escapar de sus fragmentadas experiencias oníricas deberá disolverse en el infinito.

14. Spun

Spun

Con morboso ingenio, esta comedia negra explora el vicio de la metanfetamina junto a una exhaustiva visión de la industria del sexo. Varias transacciones salen horriblemente mal, y el espectador es testigo de vívidos delirios pornográficos en un explosivo viaje. Mickey Rourke es muy convincente como The Cook, y su desconcertante y divertidísima situación le sumerge en paisajes realistas de clubs de estriptis, antros de drogas y laboratorios clandestinos en cuartos de motel. La tensión de esta subcultura se ve intensificada con bondage y desnudos. En esta película aparece una guapísima y lasciva Brittany Murphy en la flor de la vida, y Billy Corgan aporta un estupendo fondo musical.

13. Taking Woodstock

Taking Woodstock

El paraíso hippy está magníficamente representado en este sentimental y preciso tributo al legendario festival de Woodstock. Parte de la aventura es una memorable experiencia con LSD en un encantadoramente clásico autobús Volkswagen. Una sobredosis accidental de brownies de hachís tiene como resultado la reconciliación de una familia. El ambiente de los 60 se ve intensificado por la guerra de Vietnam y la comunidad clandestina gay. Danny Elfman adorna la película con su transcendental banda sonora.

12. A Scanner Darkly

A Scanner Darkly

Unos agentes secretos hacen todo lo posible para ocultar sus verdaderas identidades en un deprimente futuro dominado por una devastadora droga conocida como Substancia D. Todo aquel que prueba este producto se vuelve adicto, pero los detectives deberán ingerir la substancia para ganarse la confianza de los capos más importantes. Keanu Reeves da vida al principal investigador en esta vibrante adaptación de ciencia ficción de la ingeniosa novela de Phillip K. Dick, en la que se vaticina una era demasiado probable. Con varios niveles de animación digital, esta película cuenta con fascinantes y precisas representaciones de los síntomas de abstinencia por parte de un reparto formado por Winona Ryder, Woody Harrelson y Robert Downey Jr.

11. Limitless

Limitless

Este vertiginoso thriller revela cómo los medicamentos farmacéuticos expanden los límites del intelecto y de la actividad física. NZT es una substancia experimental que se distribuye a hurtadillas en las calles de Nueva York. Un escritor con acceso a esta poderosa droga la usa para poder acabar sus publicaciones. Por desgracia, crea dependencia, y la fuente ilegal del medicamento es asesinada. Los tratos de negocios de Shady provocan unas penosas circunstancias y sus ataques de amnesia esconden la identidad de los responsables de asesinatos clave. A pesar de una violenta paranoia, se promete un éxito político por parte de empresas influeyentes. Esta historia ficticia muestra como las compañías farmacéuticas utilizan operaciones mafiosas para controlar al gobierno.

10. Lock Stock and Two Smoking Barrels

Lock Stock and Two Smoking Barrles

Las plantas de marihuana son las protagonistas de esta infame película de atracos de Guy Ritchie. Las payasadas de la hilarante y desacertada banda les conducen a un carrusel Shakespeariano. Tras escuchar a sus vecinos planeando un robo a gran escala, los matones se arriesgan a quitarles la cosecha de cannabis recién robada a este grupo de ladrones. El pecaminoso botín causa una sangrienta persecución que deja un rastro de represalias mafiosas. Este emocionante filme británico está repleto de tiroteos y atracos a mano armada. Cada intrigante momento es una montaña rusa de suspense.

9. City of God

City of God

Esta película acaba con el aparente glamur de la contracultura de las drogas para mostrar el infierno de la guerra entre bandas. Las exóticas playas locales suavizan la realidad del panorama brasileño de las drogas. Tres amigos ganan poder como ladrones de poca monta a finales de los 60, pero durante las siguientes décadas se colocarán en lados opuestos de una incipiente guerra. El titulo de la película hace referencia a las barriadas que forman el escenario de esta historia de traiciones. Este drama real trata de la formación de los peligrosos carteles de droga, la corrupción policial y las brigadas de niños soldados.

8. Pulp Fiction

Pulp Fiction

La historia del cine se vio revolucionada con esta discordante saga del crimen. Mediante un enfoque no lineal se crea una desorientante confusión que se asemeja a la de los actores en pantalla. La historia gira en torno a unos turbios negocios para conseguir una heroína de la mejor calidad, y que rápidamente generan un enorme reguero de cadáveres. Uma Thurman realiza la más precisa imitación de una sobredosis jamás rodada en una película, pero gracias a la pacifica demostración de una embriaguez sedada de John Travolta, la aguja se clava de manera magnifica. Su personaje también menciona su afición al hachís.

7. Easy Rider

Easy Rider

Este icónico espectáculo hippy comienza cuando dos hippies transportan una enorme cantidad de cocaína de México a Los Ángeles, donde rápidamente venden su producto y utilizan los beneficios para asistir al Mardi Gras. De camino, disfrutan de vívidas experiencias con LSD. Los hábiles enfoques de la cámara capturan perfectamente su embriaguez. El amor libre con chicas de mente abierta se les presenta a cada oportunidad. La marihuana se retrata de forma positiva en contraste con los dañinos efectos del alcohol. Jimi Hendrix aporta la angelical banda sonora a esta misión, y el sorprendentemente triste final es una advertencia para todos los pacifistas.

6. Scarface

Scarface

Una mirada interna a las maníacas operaciones de una organización mafiosa aturdida por la cocaína estableció las pautas para todas las futuras películas sobre la mafia. El excesivo consumo de cocaína por parte de Al Pacino no tiene parangón en la gran pantalla. Las inicuas tácticas de los señores de la droga están a la vista de todos, y a las estupendas emociones narradas les sigue una tremenda caída cuando el mundo de Tony Montana es destruido por completo. Usa su propio producto para exhibir una fuerza sobrehumana, pero sus propósitos no serán capaces de librarle de su inevitable fin.

5. Trainspotting

Trainspotting

La obra maestra de la literatura de Irvine Welsh adquiere vida en este clásico de culto. Este ingenioso retrato descubre las distintas personalidades de la gente que se convierte en adictos a la heroína. También proporciona una profundidad emocional sobre las dificultades que atraviesan los usuarios de esta droga. Entre los traumáticos incidentes representados hay sobredosis, HIV y la muerte de un bebé. Esta locura pronto se les va de las manos y sufrirán las consecuencias de su demencia.

4. Blow

Blow

Una mordaz película biográfica sobre un muy buscado traficante de cocaína que no escatima esfuerzos para mostrar los orígenes del increíblemente rico Cartel de Medellín. Johnny Depp da vida al infame George Jung en su trayectoria para destacar entre las turbias organizaciones de la droga. Tras un fallido intento de contrabando de marihuana, George acaba en la cárcel y forma contactos que le conducirán a un negocio de drogas enormemente rentable, en Colombia. Penélope Cruz interpreta a su sensual esposa, cuya importante actuación ilustra a la perfección el auge y caída del mafioso.

3. Enter the Void

Enter the Void

Las experiencias de fuera del cuerpo forman la parte central de esta serena pesadilla disociativa. En este reportaje de un viaje por Tokio se muestra una visión de muerte por DMT. Unas retorcidas visiones muestran la realidad pos muerte combinada con la antigua sabiduría tibetana para crear un relato paralizador de vacio infinito. Los espectadores son conducidos por un mundo de caos que lleva a una reencarnación en primera persona. Los sicodélicos llevarán a la audiencia en una intensa búsqueda sexual de sentido en una ciudad llena de violencia.

2. Requiem for a Dream

Requiem for a dream

En esta película se define la adicción de una manera singular. En una de las películas más trágicas de su tiempo, se exploran varias formas de abuso de substancias. La devastadoramente profunda secuencia de acontecimientos tiene lugar en solo tres estaciones del año, pero es suficiente para desarrollar la identidad de todos los personajes. La dependencia de la heroína les lleva al encarcelamiento, amputación, prostitución y angustia. La televisión se presenta como una droga igual de destructiva, que afecta a las vidas de individuos proporcionándoles una estimulación sin límites. Lo que al final causa un aislamiento obediente que genera otras adicciones a productos farmacéuticos anunciados en ella. Nadie sale indemne en la obra maestra de Darren Aronofsky.

1. Fear and Loathing in Las Vegas

Fear and loathing in Las Vegas

La vigente campeona de las películas sobre drogas es la demencial adaptación de Terry Gilliam de la legendaria obra Gonzo de Hunter S. Thompson. Esta inquietante expedición tiene lugar en el escénico desierto de Nevada. Toda droga imaginable aparece en este viaje infernal. La lista de substancias no se limita a la mescalina, inalación de éter, chute de cocaína, gotas de adrenocromo ni montañas de papelinas de ácido. Las Vegas proporciona un románticamente sórdido entorno lleno de clubs de estriptis y casinos. Este glorificado escenario produce suficiente mugre para una serie de tabúes infortunados de la mente.

Productos relacionados