¿Qué es salvia blanca?

Publicaciones :
Categorías : BlogReseñas de Productos
Última edición :

Salvia Blanca


En este artículo analizamos la salvia blanca y cómo se puede utilizar para purificar o limpiar tu alma, tu espacio vital y tu entorno para conseguir grandes ventajas.

La salvia apiana o salvia blanca es un arbusto perenne autóctono del suroeste de Estados Unidos y el noroeste de México. Es una planta común que necesita un suelo árido, poca agua y mucha luz. Los nativos americanos han consumido salvia blanca durante siglos con diferentes finalidades. Por ejemplo, las semillas de salvia apiana se utilizan como ingrediente fundamental para el pinole, una comida fundamental en la América prehispánica, o incluso para retirar cuerpos extraños de los ojos. Sin embargo, la aplicación más frecuente es preparar ramilletes de hierbas con las hojas de la salvia blanca para utilizar con fines purificantes.

¿QUÉ HACER CON UN RAMILLETE DE HIERBAS DE SALVIA BLANCA?

Ramillete de Hierbas De Salvia Blanca

Durante miles de años, la gente ha practicado purificaciones rituales en sus casas. Estos ritos y ceremonias representan una parte fundamental de muchas culturas y, normalmente, se utilizan hierbas aromáticas o terapéuticas. En concreto, los nativos americanos han utilizado salvia blanca con esta finalidad desde hace 2.000 años. El proceso de quemar salvia blanca se llama limpia y su objetivo es mejorar el flujo de energías y transformar la experiencia actual en una espiritual.

¿CUÁNDO USAR SALVIA BLANCA?

La purificación se puede llevar a cabo por varias razones. Ya sea abrir o cerrar un nuevo capítulo de tu vida, como mudarte a un nuevo hogar, cambiar de trabajo, el nacimiento de un hijo, etcétera, o bien para rutinas diarias como meditaciones, sesiones de yoga, cuando tienes invitados o para aportar tranquilidad a tu mente si eres sensible espiritualmente, por ejemplo. Como puedes ver, limpiarnos nosotros mismos y los espacios donde vivimos puede hacerse en diversas situaciones, según te parezca más conveniente. Nunca te podrás sobrepasar con la salvia blanca, así que sácale brillo a tus campos energéticos tanto como quieras.

¿CÓMO USAR LA SALVIA BLANCA?

Usar salvia blanca para ceremonias de purificación es un proceso sencillo que cualquiera puede hacer. Primero necesitarás hacerte con un ramillete de salvia blanca, o si tienes hojas secas puedes hacerlo tú mismo enrollándolas y atándolas. En segundo lugar tendrás que conseguir una superficie ignífuga que puedas usar para quemar la salvia. Por ejemplo, una concha grande (una vasija grande utilizada por los nativos americanos que representa al agua) sería lo ideal.

Salvia Blanca Choncha Grande

Una vez has preparado tu ramillete y la superficie tendrás que prender fuego a la salvia hasta que empiece a echar humo. Puedes usar una pluma o simplemente sacudir un poco el ramillete para controlar su combustión. Soplar directamente sobre el ramillete no es una opción, porque se considera que estarías expulsando tu negatividad sobre el humo. Quizás necesites volver a prender el ramillete un par de veces más durante el proceso. Cuando hayas conseguido una estela de humo considerable y más o menos estable podrás proceder a limpiar tu alma o el espacio físico a purificar.

LIMPIA LA HABITACIÓN

¿Has decidido que quieres purificar una habitación? Deberías abrir todas las puertas y ventanas para conseguir un buen flujo de aire. Una vez hayas encendido el ramillete de salvia apiana y tengas humo suficiente, pasea por la habitación y permite que el humo fluya por toda ella. Las prácticas tradicionales incluyen un canto ceremonial que se recita mientras se realiza la purificación, como por ejemplo la frase "aire, fuego, agua, tierra. Limpia, expulsa, dispersa". Sin embargo, hoy en día mucha gente simplemente pide que la energía negativa abandone el espacio mientras invita a entrar a las buenas vibraciones y energías. El humo recogerá toda la energía negativa de la habitación y debería abandonar el espacio, haciendo sitio para las vibraciones positivas que vienen con las oraciones. Tras purificar la habitación, es interesante limpiar tu propio ser y una vez que el ramillete se apague se recomienda (si las circunstancias lo permiten) enterrar los restos en tu jardín para completar el ritual.

PURIFICA TU ALMA

Si has decidido purificarte tú mismo, deberías usar tu mano o una pluma para dirigir el humo hacia tu cuerpo, empezando por tus pies y terminando por la cabeza y viceversa. Durante esta ceremonia con salvia, visualiza cómo el humo se lleva las energías negativas de tu cuerpo y tu ser interior, mientras repites la plegaria que hayas escogido. Este proceso te ayudará a liberar conflictividad, ira y enfermedades y dará espacio a tu alma para respirar, protegiéndola de tus sufrimientos diarios. Como mencionábamos anteriormente, se recomienda enterrar los restos del ramillete una vez se completa el ritual.

Quemar salvia blanca con la intención de purificar nunca será perjudicial de ninguna forma y podría mejorar tu calidad de vida.

Puedes pedir un fajo de salvia blanca en nuestra página web y lo recibirás en tu casa, o la próxima vez que pases junto a una herboristería o tienda de incienso, compra un poco de salvia apiana y prueba a purificar por ti mismo.

 

         
  Ante  

Escrito por: Ante
Disfrutando del cálido clima del Mediterráneo, Ante es un cultivador orgánico con gran interés por la cría de cepas. Cuando no escribe, está trabajando en el desarrollo de una híbrida que pueda considerar como suya propia.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados