¿Te Puedes Colocar con Incienso?

Published :
Categories : BlogCienciaHierbas y Semillas

¿Te Puedes Colocar con Incienso?

Un nuevo estudio ha demostrado que la antigua tradición de quemar incienso es algo más que un símbolo religioso: Su humo mejora el ánimo y combate la depresión.

¿Algunas vez has notado esa extraordinaria calma infundida por el aroma del incienso? Ahora la ciencia sugiere que esto puede no ser una coincidencia. Resulta que el humo del incienso puede aliviar considerablemente los síntomas de la ansiedad y la depresión.

La quema de incienso es una parte esencial de las ceremonias religiosas y espirituales de todo el mundo, sobre todo en Asia. Pero esta tradición podría ir más allá del simbolismo del humo como ofrenda - la razón subyacente podría ser su psicoactividad. Y por supuesto que no hace falta ser científico para imaginárselo: Si quemas la resina vegetal adecuada, te colocarás. En esencia, el incienso representa una manera de experimentar colectiva y ritualmente una planta por medio de su humo.

Una resina vegetal en particular es comúnmente utilizada para esta práctica - el franquincienso. La savia del árbol Boswellia sacra se menciona en el Antiguo Testamento, y todavía se utiliza hoy en día en muchas iglesias cristianas durante la misa.

El incienso - ¿Una droga psicoactiva?

Combinando los esfuerzos de la John Hopkins University y la Universidad Hebrea de Jerusalén, sus investigadores se propusieron estudiar los efectos psicoactivos del incienso en ratones – un animal que tiene una configuración biológica sorprendentemente parecida a la nuestra. Se averiguó que el acetato de incienso – un compuesto directamente derivado del franquincienso – afecta considerablemente a zonas del cerebro relacionadas con las emociones, además de a partes del sistema nervioso que interactúan con los modernos medicamentos contra la ansiedad y la depresión. Específicamente, este acetato activa las proteínas TRPV3, que se encuentran en el cerebro de la mayoría de mamíferos. Es una proteína asociada con la sensación de calidez en la piel, y podría explicar por qué el incienso también nos hace sentir a gusto y cómodos.

 

Comprar franquincienso

 

Más allá del Franquincienso

El incienso se encuentra a medio camino entre la aromaterapia y el fumar. La aromaterapia se basa en el olor y en la potencia de los compuestos aromáticos para aumentar el bienestar. El fumar va más allá del aroma y trata de la absorción de los compuestos psicoactivos a través de los pulmones. El incienso hace las dos cosas - a través de la nariz, activa los muy sensibles nervios olfativos y, una vez que el humo llega a los pulmones, se absorben sus propiedades psicoactivas. Esto hace que el incienso sea una poderosa herramienta para el psiconauta.

Aunque el franquincienso es la resina psicoactiva más popular, no es para nada la única. También se suelen utilizar otras resinas vegetales - Mirra, Copal, Styrax, etc. Aunque tradicionalmente se suele utilizar la savia del árbol, cualquier parte de la planta sirve. En Sudamérica, el Palo Santo - el duramen del árbol Bursera graveolens - se utiliza ampliamente en ceremonias chamánicas para purificar el aire y eliminar espíritus malévolos. Como dato curioso, el árbol del Palo Santo pertenece a la misma familia que el incienso y la mirra. Aunque sería un derroche, ¡hasta el hachís se puede usar como incienso psicoactivo!

¿Has notado el poder del incienso? ¡Cuéntanos de tu resina favorita en la sección de comentarios!

comments powered by Disqus