Reseña de la Película Dough (2015)

Publicaciones :
Categorías : Arte & CulturaBlogCannabis

Reseña de la Película Dough (2015)

¿Cómo puede salir mal una película sobre pan con cannabis que ayuda a derribar barreras religiosas y culturales? Un conmovedor intento de mostrar al mundo a través de lentes de color de rosa.

Imagínate la escena: una pintoresca panadería dirigida por un viudo judío. Introduce un nuevo empleado en forma de joven aprendiz musulmán, que, aunque necesita ayuda para ir por el buen camino, decide dar un toque personal al pan con marihuana. Sin que lo sepan el dueño ni los clientes, este nuevo lote resulta ser todo un éxito. Aunque parezca un argumento que probablemente ya hayas debatido con tus amigos disfrutando de algún tipo de comestible con cannabis, es la trama de la película Dough del 2015.

Pero, ¿es esta película inteligente y divertida? ¿O nos va a dejar como si nada? Con un lema como "No es sólo el pan el que se va a cocer", te puedes hacer una idea de qué dirección toma...

ARGUMENTO

Cuando se añade cannabis a la mezcla, literalmente, suele acabar siendo un poco estereotipado y predecible. Lamentablemente para Dough, esta película peca de estos estereotipos. Pero lo hace de una forma simpática y reconfortante. Es demasiado idealista y utiliza el éxito que tienen los productos con cannabis para que los dos personajes principales creen un vínculo. El viudo judío y dueño de la panadería, Nat Dayan (interpretado por Jonathan Pryce) y el inmigrante musulmán africano, Ayyash (interpretado por Jerome Holder), no podrían pertenecer a extremos más opuestos del espectro cultural.

Su relación se enfoca de forma cómica, intentando utilizar la diversión y el ingenio para reunir, lo que en teoría, son dos creencias muy distintas. Pero no resulta demasiado forzado, y aunque estoy seguro de que hace falta más que un poco de pan con marihuana para acercar a estas dos religiones, la cinta no se toma a sí misma demasiado en serio. Resumida por uno de los personajes de la película: "la raza y la religión son irrelevantes. Si eres imbécil, eres imbécil". Ese es el verdadero mensaje de la película, que hace que ambos personajes se utilicen mutuamente para superar sus propios problemas personales, a pesar de que la religión suela verse siempre como un obstáculo. Es un tema que está de actualidad, si bien se le ha dado un toque demasiado autoindulgente.

AL PIE DE LA LETRA

El resto de la película es bastante previsible. Nuestra querida hierba desempeña el típico papel estereotipado. Ayyash la utiliza para hacer dinero extra con sus ridículos amigos antes de ponerla accidentalmente en la masa y darse cuenta de lo que podría suponer económicamente. Ayyash incluso convence a Nat para empezar a vender brownies. Lo cierto es que parece que los guionistas han leído un panfleto del gobierno sobre el cannabis. Es lo que creemos que piensa nuestra abuela sobre la marihuana, y aunque la película no se toma muy en serio a sí misma, parece estar basada en una idea un poco anticuada.

El resto del reparto aporta las típicas distracciones habituales y unas actuaciones mediocres. Hasta el tiránico dueño de la propiedad, que quiere revalorizar la zona donde está integrada la panadería, es el típico bellaco de risa malvada. Desde el comienzo, esta película se desarrolla como muchas otras que todos hemos visto. Aunque algunas escenas con los momentos más íntimos entre Nat y Ayyash te dejarán con una sensación positiva, la mayoría de las situaciones resultan un poco predecibles. En vez de hacer algo original, los guionistas de esta película se lo han tomado todo al pie de la letra.

EN RESUMEN

En general, es una película decente con un gran sentido del humor. La actuación de Jonathan Pryce eclipsa al resto del reparto, y aunque es agradable ver el consumo de cannabis como herramienta para derribar unas barreras tanto religiosas como culturales, es demasiado idealista como para resultar creíble. Pero, cuando estás sentado en el sofá, con un canuto en la mano, no tiene por qué ser necesariamente algo malo. Es una película divertida, simple y llanamente.

 

         
  Lucas  

Escrito por: Lucas
Lucas es un escritor a tiempo parcial y un visionario a tiempo completo. Un psiconauta anónimo camuflado con su traje de corbata, que trabaja para llevar racionalidad a las masas.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Top 10 Headshop