Puerto Rico Legaliza el Cannabis Medicinal

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisLeyes Antidrogas

Puerto Rico Legaliza el Cannabis Medicinal

El territorio estadounidense de Puerto Rico acaba de legalizar el consumo de cannabis medicinal, con efecto inmediato.

Es otro excelente día para el movimiento globla del cannabis, y para los que esperan curar sus trastornos algún día sin ser arrestados. Tras un largo y acalorado debate, el Gobernador Alejandro García Padilla ha firmado una orden ejecutiva para la legalización del consumo de cannabis y sus derivados medicinales. Es un paso que ha sorprendido a todos los involucrados.

Esta nueva orden también requiere que el ministro de salud del territorio, cree un plan en tres meses para implementar un programa medicinal de marihuana. Todo esto se percibe como un enorme paso adelante tanto para la libertad democrática como para la relación entre el cannabis, la ciencia y la política.

LA VOLUNTAD DEL PUEBLO

En Puerto Rico existe un inmenso apoyo a la legalización de la marihuana medicinal, y antes de la firma de esta orden, unos manifestantes contra la prohibición salieron a las calles para dar a conocer su opinión - lo que tuvo un papel fundamental en la decisión de legalizar la hierba.

En una declaración a la prensa, el Gobernador García Padilla dijo:

"Esta administración se compromete a garantizar la salud de todos los ciudadanos que residen en nuestro país. De ahí que la medicina está adoptando una medida innovadora para garantizar el bienestar y la mejor calidad de vida de estos pacientes. Estamos dando un importante paso adelante en el tema de la salud, que es fundamental para nuestro desarrollo y calidad de vida. Estoy seguro de que muchos pacientes recibirán un tratamiento adecuado que les dará nuevas esperanzas y expectativas de vida".

La decisión de legalizar la marihuana medicinal ha sido apoyada por Jaime Perelló, el presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico. Que dijo:

"Es un paso en la dirección correcta. Se ha demostrado que el consumo de estas sustancias o componentes de forma controlada, puede ayudar a la medicina tradicional a tratar ciertos trastornos crónicos, como el cáncer y la esclerosis múltiple. Uno de los beneficios que obtienen la mayoría de pacientes, es el alivio del dolor físico, que supone una mejora en la calidad de vida".

Puerto Rico llevaba debatiendo legalizar la marihuana desde el 2013, pero hasta ahora había fracasado en sacarlo adelante. Según Ethan Nadelmann, director ejecutivo de la Drug Policy Alliance, “La orden ejecutiva del Gobernador Garcia es justo lo que se necesitaba. Es lo correcto y legal dada la ausencia de un proceso de votación en Puerto Rico, y la incapacidad de la asamblea legislativa para aprobar leyes necesarias".

No podríamos estar más de acuerdo. Está claro que esto es lo que la gente quiere, y la burocracia y todo el papeleo gubernamental, lo estaban impidiendo. Las acciones del Gobernador son claras y directas, y llevan a cabo la voluntad del pueblo, tal y como se supone que debe hacer un gobierno.

NO TODO EL MUNDO ESTÁ FELIZ

A pesar de que este acontecimiento es una aplastante victoria para los pacientes medicinales y los activistas de todo el mundo, no todos los miembros del gobierno de Puerto Rico están contentos. Jennifer González, la portavoz de la Cámara de Representantes, se quejó de que la orden ejecutiva colocaría al territorio en un "limbo judicial", igual que el de los EE.UU. - donde la marihuana ha sido legalizada a nivel estatal, pero no federal.

Sin embargo, uno de los principales argumentos que influyó en la firma de la orden ejecutiva, es que 23 estados de los Estados Unidos permiten el consumo legal de la marihuana medicinal, además de la recente presentación de la CARERS Act ante el senado de USA para acabar con la prohibición federal.

Aparte de esto, es ciertamente un movimiento progresivo que mejorará la calidad de vida de miles de personas. Y si algún tecnicismo legal se interpone, debería ser abolido. La evidencia es abrumadora, y el cannabis medicinal está aquí para quedarse.